Coordenadas 573

Fecha de subida 5 de agosto de 2019

Fecha de realización agosto 2019

-
-
2.382 m
1.340 m
0
5,8
12
23,05 km

Vista 41 veces, descargada 8 veces

cerca de Torla, Aragón (España)

El Ibón de Ordiso es uno de los ibones más desconocidos del Pirineo, por encontrarse en una zona remota del también poco visitado Valle de Ordiso. Las vistas que podremos disfrutar durante esta ruta del Macizo del Vignemale, de Ordesa y de la Sierra de Tendeñera son de las que quitan el hipo. ¿Aún no has estado? ¡¡No sabemos a que estás esperando para ir!!

ntes de comenzar, nos gustaría explicar que por la poca afluencia de senderistas por esta zona, no está demasiado bien señalizada, sobre todo en la parte alta del Valle de Ordiso y en el de Otal, por lo que a pesar de ir con GPS y mapa nos despistamos en un par de ocasiones. Hemos corregido el track de wikiloc con BaseCamp, quitando esas confusiones, por lo que si seguís el track que hemos colgado no tendréis ningún problema para llegar, pero no le quitéis la vista demasiado el track, porque el sendero hay veces que no es muy evidente. Iniciamos la ruta en el Refugio de Bujaruelo. Como siempre, madrugamos para no pillar demasiado calor, así que realizamos la ruta casi completamente solos. Cruzamos el puente de Bujaruelo y en seguida nos encontraremos un cartel que indica la dirección a seguir hacia el Valle de Ordiso a la izquierda.

Caminamos paralelos al río, dejándolo a nuestra izquierda hasta llegar a una pista, por la que seguiremos caminando varios kilómetros cómodamente hasta llegar a la Cabaña de Ordiso. Allí, cruzaremos el río Ara a través del Puente de Ordiso y comenzaremos a subir por una ladera llena de vegetación hacia el Valle de Ordiso. Al final del sendero llegaremos a una antigua caseta en ruinas, donde hay una gran explanada con varios grupos de vacas pastando y tomando el sol tranquilamente, mientras al fondo vemos el río que baja de la pared vertical formando unas preciosas cascadas. Tras un breve tentempié y varias fotos, cruzamos el río y comenzamos a subir de nuevo.

Cuidado a partir de aquí con perderse. Hay un montón de caminos hechos por las propias vacas que nos pueden despistar y el sendero hasta el ibón está muy mal señalizado, por lo que os aconsejamos que sigáis el track al pie de la letra. Seguimos ascendiendo hasta que veremos a nuestra derecha una curiosa cueva, nos acercamos para verla de cerca, y al acercarnos podemos comprobar que no se trata de una cueva sino de un arco natural de piedra. Se trata de la Grallera de Ordiso, donde aflora una surgencia del agua infiltrada en un sumidero situado unos 150 metros más arriba. El arroyo que surge de esta cueva se infiltra un poco más abajo para reaparecer de nuevo en la superficie más abajo aún hasta unirse al río Ara.

Dejamos atrás la Grallera y seguimos ascendiendo hasta llegar al Ibon de Ordiso. Tras otra paradita de rigor, seguimos con nuestra ruta. Deshacemos parte del camino unos metros y nos iremos desviando a la derecha hacia el Collado de Ordiso. Al cruzarlo podremos disfrutar de una panorámica única del Valle de Otal y de la Sierra de Tendeñera. Iremos bajando por el sendero hasta enlazar con el GR que nos llevará hasta el fondo del valle hasta llegar al Refugio de Otal. Una vez en el refugio, ya no hay pérdida, el camino es muy evidente. Seguiremos la pista que nos llevará de nuevo hasta Bujaruelo, en algunos tramos podemos ir recortando la pista para llegar antes. Una ruta larga pero con una compensación paisajística inmensa! Como única dificultad, la mala señalización del camino. Y sobre todo, recomendamos tener cuidado con las vacas, hay muchísimas, la mayoría de las veces en mitad del camino, y aunque parecen animales tranquilos a veces pueden tener muy mala leche, sobre todo si hay terneros cerca, así que recomendamos extremar las precauciones y evitarlas todo lo que podamos!

Ver más external

Refugio de Bujaruelo (+34) 974 486 412

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta