-
-
2.258 m
1.740 m
0
2,0
4,0
8,09 km

Vista 158 veces, descargada 16 veces

cerca de El Portalet, Aragón (España)

Los ibones de Anayet son todo un clásico de los Pirineos. Situados a 2.200m de altitud bajo dos emblemáticos picos: El Vértice de Anayet y el Pico de Anayet, ambos de origen volcánico. Esta ruta nos regalará unos paisajes de inigualable belleza con el mítico Midi d'Ossau como telón de fondo a este idílico lugar.

Iniciamos nuestra ruta en el parking de las pistas de esquí de Anayet. Las pistas de esquí están abiertas aunque para las fechas en las que estamos, apenas ha nevado, y lo poco que ha caído está heladísimo por el frío intenso que ha hecho en las últimas semanas. Comenzamos a subir por el Barranco de Culivillas. Nos calzamos los crampones casi desde el inicio, ya que hay muchísimo hielo y cuesta avanzar sin ellos.

Es la segunda vez que venimos a los Ibones de Anayet, ya que dos años atrás, vinimos desde el Parking de Portalet, pero cuando llegamos a los ibones, había tanta niebla que no vimos absolutamente nada!! Así que viendo el cielo despejado, decidimos intentarlo de nuevo y disfrutar de las vistas que cuentan que hay desde allí. A pesar de la nieve, el camino no tiene pérdida, vamos ascendiendo paralelos al arroyo de Culivillas que tendremos que ir sorteando en varias ocasiones. El paisaje completamente helado es precioso, así que vamos disfrutando del camino mientras seguimos ascendiendo.

La senda poco a poco va ganando altura, con alguna pequeña zona con menos pendiente y finalmente llega junto a una cascada enorme completamente helada. Continuamos ascendiendo un poquito más hasta llegar a una gran planicie donde se encuentran los ibones. La vista en este punto es alucinante con el Pico Anayet a la izquierda y de fondo, hacia el norte, el imponente Midi D'Ossau.

Pero... ¿y los ibones? No se ven! Están totalmente cubiertos de nieve y hielo y una capa blanca lo cubre absolutamente todo. Así que es la segunda vez que subimos hasta allí y seguimos sin poder disfrutar del paisaje al completo! La primera vez no pudimos ver el Anayet por la niebla, y esta vez no podemos ver los ibones por la nieve! Dicen que a la tercera va la vencida, así que está claro que tendremos que volver de nuevo otro día! El día no da para más, a pesar de estar despejado, hace un frío atroz, así que tras almorzar algo, decidimos volvernos por el mismo camino por el que hemos venido.

Ver más external

Waypoint

Ibones de Anayet

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta