Tiempo  8 horas 16 minutos

Coordenadas 3236

Fecha de subida 19 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
1.760 m
910 m
0
4,8
9,6
19,12 km

Vista 787 veces, descargada 26 veces

cerca de Valdepeñas de Jaén, Andalucía (España)

Nunca se puede ejercer el dominio sobre la montaña pero en ocasiones hay formas de abordar la orografía que brindan una grata sensación muy parecida. La idea era plasmar un recorrido lineal progresando por la cuerda de La Solana y Ventisqueros desde Valdepeñas de Jaen hasta finalizar en el Puerto de Pitillos. El resultado ha sido un excepcional recorrido pateando las cotas más altas y los parajes de superlativa y abrupta belleza que esconde esta sierra. Una ruta trabajosa, agreste, con continuas vistas de ensueño, vertiginosa en varios tramos y sobre todo inolvidable por el cúmulo de experiencias y estampas que nos ha regalado este privilegio natural que es Ventisqueros disfrutado en toda su integridad con tan agradable compañía.
La alegría del agua jaleada en mil saltos entre el vergel que esconde Las Chorreras, el afilado cresteo de las Majaíllas, el hipnótico balcón natural de La Bermejuela, la Peña Almacén (si hay algún trono para sentir este grandioso paraíso sin duda es este), la salvaje progresión por la senda de los Cintos de Ventisqueros, los inmensos quejigos centenarios de la Cuevezuela y la Calabaza, son todos ellos algunos de los momentos culmen que esconden esta sensacional integral que iniciamos con la intención de conquistar tan bella sierra y finalizamos con la entrañable certeza de ser conquistados por ella.
VALDEPEÑAS DE JAEN – EL CHORRILLO – LAS CHORRERAS – EL VADILLO – POLIGONO INDUSTRIAL - MAJADA DE LOS CARNEROS – PECHO ROMPEALBARCAS – PEÑÓN DE LA UMBRÍA – MORRÓN DE LA SOLANA – SIMA DE LA SOLANA – MAJADA DEL TÍO PERICO – LAS BUITRERAS – COLLADO DE LA MANGA – LAS MAJAÍLLLAS – COLLADO DE LOS PILONES – SIERRA BERMEJUELA – CHOZO DE LA BERMEJUELA – VENTISQUEROS – COLLADO ALMACÉN - PEÑA ALMACÉN – FUENTE ALMACÉN – SENDA DE LOS CINTOS DE VENTISQUEROS – LA CUEVEZUELA – QUEJIGOS DE LA CUEVEZUELA – CAÑADA ZACATÍN – FUENTE DE LA CALABAZA – CASILLA DE LOS MACHEROS – QUEJIGO DEL RAYO – PUERTO DE PITILLOS.
Iniciamos la ruta en Valdepeñas de Jaen, en el Paseo Donantes de Sangre junto al Parque del Chorrillo. Seguimos río arriba por el paseo por el margen derecho del río aguas arriba y tras pasar el Instituto de Enseñanza Secundaria acaba el tramo asfaltado y se convierte en una preciosa senda que nos transporta a otro mundo, Las Chorreras, un verdadero paraíso donde la profusa vegetación inunda la angostura donde poco a poco nos introducimos. Cruzamos un hermoso puente de madera junto a una pequeña área recreativa y nuestro sendero progresa ahora por el margen natural derecho del río mientras el barranco se estrecha cada vez más llegando a formar un auténtico túnel tras el cual encontramos unas cascada de 18 metros de altura y donde comienza la sucesión de cascadas, saltos de agua y un sinfín de recovecos pintorescos sacados del más caprichoso cuento de hadas que hacen de este rincón uno de los que más encanto esconde la provincia de Jaen.
Salimos de Las Chorreras a un camino asfaltado en las proximidades del Vadillo, tomando a continuación este camino a la izquierda para unos metros más adelante encontrar una bifurcación en la que tomamos el camino asfaltado que asciende a la derecha conduciéndonos al campo de fútbol y al polígono industrial. Nos introducimos en este polígono y en su parte más alta tomamos un camino que aparece en su extremo y que en fuerte pendiente nos conduce hacia el Este para comunicarnos con un carril asfaltado que tomamos hacia la derecha en sentido ascendente y que con un bonito serpenteo nos hace ganar altura y vistas rápidamente.
Llegamos a unos depósitos de agua, una edificación reciente donde tomamos la pista que aparece a nuestra derecha por encima de ella introduciéndonos en un espeso pinar. Seguimos ascendiendo en dirección noreste y tras pasar la tercera puerta (vallas) que atravesamos apreciaremos una pista que sale a nuestra derecha en dirección sur. La tomamos y en suave ascenso nos introducimos de nuevo en el bosque en un tramo que sufrió un pequeño incendio recientemente y que afortunadamente no pasó a más. Veremos troncos quemados como muestra del incidente. Esta pista finaliza un poco más adelante tras trazar una curva en la Majada de los Carneros, sobre la cual podemos apreciar la boca de una sima que aunque presenta una apertura estrecha tiene 12 metros de profundidad.
Tomamos un sendero algo difuso en su inicio que asciende desde la sima atravesando el pinar para ir tomando poco a poco un porte importante mostrando unos vetustos muros de mampostería con el que se afrontamos de lleno el llamado Pecho Rompealbarcas, que hace justo honor a su nombre por lo rocoso y agreste de esta montaña. La senda nos sorprende por su perfecta adaptación al indómito medio entre la agreste ladera con gran cantidad de roca suelta por doquier. Llegamos a un pequeño barranquillo que divide en dos la cara oeste de La Solana y donde debemos cruzarlo tomando el sendero que surge a la derecha algo difuso en sus primeros metros) y continuar por la otra vertiente. Continuamos ascendiendo y al llegar a una curva a izquierdas que traza el sendero nos aparece de repente en frente el Cerro Agudillo o Sagüillos y la Cuerda de la Ventana, con el Puerto Carboneros interponiéndose entre ambos y todo el Barranco del Arroyo del Monte de las Animas o del Vadillo bajo nosotros. Buen lugar para tomar aire. Continuamos ascendiendo entre el pinar y de repente el sendero sale del bosque a un tramo más despejado y donde las vistas son majestuosas sobre Valdepeñas de Jaen y todo el Valle del Río Susana, con La Morenilla y La Montesina como claras referencias y al fondo la inconfundible silueta piramidal del Pico Ahillos. A llegar a la cota 1400 hemos de estar atentos y tras desviarnos un poco a la izquierda para disfrutar de las vistas que nos brinda el Peñón de la Umbría, fantástico mirador natural.
Volvemos al sendero para obviarlo y afrontar de lleno campo a través el último tramo de la subida al Morrón de la Solana, que a su vez es el más trabajoso y de fuerte pendiente pero que rápidamente nos lleva al punto occidental más elevado de esta cuerda (1515m). Apreciaremos que hay vestigios de un antiguo pozo nevero en este lugar, donde las vistas sobre todo en dirección sur son francamente impresionantes. El Cerro de la Cruz, el Altomiro o Monte de las Animas, el Agudillo, la Cuerda de la Ventana, el Cerro de los Poyos y el Cornicabra se suceden de izquierda a derecha hacia el sur con el Cortijo del Monte de las Animas y su barranco bajo nuestros pies. Hacia el Norte La Montesina y La Pandera. Hacia el Oeste las ya mencionadas vistas sobre el Valle del Susana y sus referencias montañosas y hacia el Este nos surge la cresta que debemos iniciar y que nos conduce en ascenso por toda la Cuerda de la Solana hasta llegar a las Majadillas, punto más elevado de esta montaña.
Al poco de iniciar este cresteo nos encontraremos otra sima de boca mayor a la que nos encontramos en la subida, la conocido como Sima de la Solana donde cuentan los mayores del lugar que antiguamente arrojaron por ella una gavilla de paja y tras unos días de lluvia dicha paja aparecía en el nacimiento del Vadillo, señal inequívoca según ellos de la comunicación de esta sima con dicho nacimiento en la base de la montaña.
Avanzamos por un terreno de lapiaz y pura roca caliza que hacen costoso el avance pasando por la Majá del Tío Perico y por los escarpes rocosos de Las Buitreras donde las vistas continuas por doquier compensan el esfuerzo, pudiendo observar bajo nosotros el Puntal del Boquerón y tras él el Cortijo del Monte de las Animas. Llegamos al Collado de la Manga donde la cuerda se vuelve muy agreste e irregular y a la que nos encaramamos sin pensarlo mucho para progresar por su afilada cresta brindándonos una de las sensaciones más vertiginosas y placenteras de la jornada andando por la estrecha divisoria con caída ambos valles, al de Ranera y el del Monte de las Animas hasta llegar al punto más alto de La Solana (1672) ubicado en medio de este cresterío conocido entre los pastores como Las Majaíllas. Las vistas son realmente impresionantes hacia La Pandera y todo el Valle de Ranera, la Ventana Tectónica del Puerto de las Coberteras (la ventana tectónica más grande de Europa), Sierra Bermejuela, el Hoyón de Malas Noches, Ventisqueros, Cerro de la Cruz, Altomiro, Agudillo,…. Una pasada.
Iniciamos el descenso junto a los cortados de la cara norte de esta montaña manteniendo al principio la dirección noreste para virar hacia el sureste antes de finalizar la cuerda y así evitar descender al Hoyón de Malas Noches y el Llano de los Pilones, una bella depresión natural en lo alto de esta sierra que derrocha belleza y cuya salida natural son los cortados que forman el Barrancón.
Descendemos hasta introducirnos en el pinar y llegar al Collado de los Pilones (el verdadero, puesto que el IGN sitúa este collado erróneamente en el Collado Almacén por el que más adelante pasaremos). Iniciamos desde aquí el ascenso por la vereda que tras pasar junto a una pequeña era progresa retoma la cuerda junto a una alambrada. Unos metros más arriba abandonamos la vereda de la cuerda y tomamos otra más abandonada que manteniendo cota nos conduce a La Bermejuela, preciosa montaña que debe su nombre al color bermejo de la roca que la viste, una roca que está repleta de fósiles de ammonites y que coronamos tras una corta y cómoda subida. Una vez en la cima (1726m) podemos contemplar mirando hacia atrás todo el cresteo que hemos realizado sobre la Cuerda de la Solana, así como el Hoyón de Malas Noches, el Barrancón y Valdepeñas de Jaen al fondo. Así mismo aparece un nuevo e importantísimo personaje en este viaje, el Embalse del Quiebrajano, con sus características aguas celestes y sobre él Matamulos y Matamulillos. Al fondo el Grajales y los Tajos de las Alcandoras, con Sierra Mágina detrás.
Descendemos por la cuerda unos metros hasta llegar a un singular chozo de piedra seca que se conserva íntegro y en perfecto estado. Desde aquí iniciamos una subida en dirección sur hacia el punto más elevado de nuestra ruta, el Ventisqueros o Cerro de la Horca (1766m), con su cima alomada que es la segunda cumbre más alta de toda la Sierra Sur y que añade Sierra Nevada, el Paredón, Sierra Arana y toda la Sierra del Trigo a nuestras panorámicas. Tomando como referencia la alambrada que recorre esta cuerda, iniciamos ahora el descenso hacia el este hasta llegar al Collado Almacén, donde tomamos un antiguo sendero que nos dirige hacia el Norte buscando la Peña Almacén, un puntal espectacular que a modo de palco natural se eleva sobre los inmensos cortados de la Umbría de Ventisqueros brindándonos unas panorámicas excepcionales de 360º sobre todo el Parrizoso y el Quiebrajano, La Pandera y Ventisqueros, donde caemos sometidos ante la masa boscosa y la belleza del espectacular anfiteatro natural de la Media Luna, conformado entre Sierra Bermejuela, Ventisqueros, la Casilla del Moro y la Peña Almacén. Nos sentimos privilegiados de estar en un lugar que irradia energía telúrica por todos sus poros y desde donde podemos contemplar hacia el este los esbozos de un senderillo que repta sobre los sinuosos repliegues de los cortados de la Umbría de Ventisqueros y por el que caminaremos en unos instantes.
Descendemos de la Peña Almacén y en el istmo en el que la une a la Sierra (y a nosotros al mundo) tras observar los restos de una curiosa choza circular de piedra seca, la Choza de Alfonsico Poncho, tomamos el sendero que nos introduce hacia el este en leve descenso hacia Fuente Almacén, escondido nacimiento de agua en pleno Espinar de Ventisqueros. Seguimos el difuso sendero que resulta bastante trabajoso en algunos tramos debido a que los espinos están invadiendo su bellísimo trazado. La Senda de los Cintos de Ventisqueros discurre sobre los cortados de toda la cara norte de la porción más oriental de la Sierra de Ventisqueros, muy agreste y con abundantes pedreras pero con unas continuas vistas al Quiebrajano que hacen las delicias del caminante.
Llegamos a un espolón que nos hace la función improvisada de grandioso mirador natural sobre el Embalse del Quiebrajano, el Grajales, Matamulos, Matamulillos y perder la mirada por todo el Valle del Quiebrajano hasta llegar a la ciudad de Jaen al fondo. En este punto abandonamos el sendero que llega a difuminarse por completo más adelante, e inciamos el ascenso por la loma hasta llegar a la cuerda y al punto más alto de la Cuevezuela a 1652 msnm.
Iniciamos el descenso siguiendo la almabrada en dirección este los primeros para saltarla algo más abajo sin dificultad alguna e introducirnos en una amplia cañada por la que bajamos encontrándonos unos tremendos ejemplares de quejigos que se hacen dueños y señores de nuestros halagos y donde la extensión cervical máxima es obligatoria para poder contemplar todo su porte.
Seguimos descendiendo por la cañada mientras el terreno se va haciendo más áspero y trabajoso mientras seguimos un senderillo algo difuso que se va marcando exponencialmente a medida que nos aproximamos en fuerte descenso a la Fuente de la Calabaz, ubicada en un precioso valle entre el Cerrillo del Capador y la Calabaza Baja y que alberga una gran concentración de magníficos ejemplares de quejigos centenarios. Contemplamos la Vieja Fuente de la Calabaza y sus pilas de piedra tallada, hoy ausentes de agua puesto que ésta se ha derivado a la nueva fuente, situada unos metros más debajo de la original.
Seguimos el valle hasta su desembocadura natural que origina la cabecera del Barranco de los Carneros y tras pasar la cerca tomamos un sendero que parte a la izquierda de la misma y que nos introduce en la sensacional frondosidad del bosque mediterráneo donde encinas, enebros, quejigos y otras especies tapizan los conocidos como Cañones de Pitillos. El viejo sendero está bastante perdido entre la maleza pero no presenta dificultades para seguirlo.
Unos metros por encima de este sendero encontramos las ruinas de la Casilla de los Macheros. Junto a esta casa tuvo lugar la muerte del afamado maqui “Salsipuedes” (Manuel Castillo Capilla) el 4 de febrero de 1943. Salsipuedes, natural de Benalúa de las Villas (Granada) había sido capitán del ejército republicano y acabó echándose al monte formando parte de la guerrilla de Tomás Villén “Cencerro”. Salsipuedes, Cencerro y el resto del grupo estaban escondidos en una cueva ubicada en los Poyos del Enebral, unos espigados puntales próximos al Puerto de Pitillos de muy difícil acceso, donde uno de los cortijeros de la zona vio de lejos su entrada y salida a la cueva dando parte a la Guardia Civil. La Guardia Civil apostó a varias parejas por la zona, vigilando sus movimientos durante varios días desde la cima del Cerro Pitillos, durante los cuales fueron estudiando sus idas y venidas. Contemplaron como curaban a un compañero que tenían herido y al que tendían al sol sobre una roca y como entraban y salían de la cueva mediante una cuerda. Tras varios días de vigilancia se dio orden desde la Comandancia de la Guardia Civil en asaltar la cueva a primera hora de la mañana del jueves 4 de febrero de 1943, aunque se decidió in situ no esperar a la mañana e iniciar el asalto al final de la noche. Los maquis escucharon en el silencio de la noche el ruido que causaba la aproximación de los guardias por la gran pedrera por la que se accede a la base de los Poyos del Enebral por lo que se dieron inmediatamente a la fuga en dirección SE en busca de la vereda que une el Puerto de Pitillos con la Fuente de la Calabaza (la que estamos recorriendo en este primer tramo de nuestra ruta) para seguir con su huida en dirección contraria a los guardias. Llegando a la Casilla de los Macheros encontraron a unos guardias civiles que estaban apostados en esa zona cubriendo la posible huida de los guerrilleros. Salsipuedes se rezagó de sus compañeros para disparar contra los guardias, siendo abatido posteriormente junto a la casa por disparos de la guardia civil. Otro de los maquis fue herido pero huyó hacia abajo hacia el Barranco de los Carneros perdiéndolo de vista cuando se introdujo en un zarzal, dándolo la guardia civil por perdido. El resto de los maquis huyeron hacia la Fuente de la Calabaza y de ahí tras coger como rehén a Pepe Lara, un pastor natural de Noalejo, continuaron hasta el Cortijo de los Barrancos donde habitaba Bonifa (Bonifacio Valdivia Zafra) donde se ocultaron a pasar la siguiente noche y proseguir posteriormente su huida. Como curiosidad, al día siguiente cuando la guardia civil inspeccionó la cueva de los Poyos del Enebral encontraron una sartén de migas intacta que estaba recién terminada de hacer en la lumbre lista para desayunar cuando los maquis se vieron descubiertos y escaparon.
Dejamos las viejas historias que esconden los silencios de este bosque y seguimos descendiendo suavemente hacia el norte por el perdido sendero pasando junto al Quejigo del Rayo, otro magnífico y vetusto ejemplar, éste menos conocido al estar oculto en tan frondoso conglomerado arbóreo, y que nos deja boquiabiertos al contemplar su grueso tronco totalmente hueco y quemado a modo de tremenda cicatriz a la que ha podido sobrevivir de forma increíble.
El senderillo desemboca en un viejo jorro que en dirección NE desciende en fuerte pendiente que unido al terreno duro y a la gran cantidad de piedra suelta hace extremar precauciones en este tramo para no dar de bruces en el suelo. Finalmente el jorro desemboca en un prado que tras salir de esta peculiar selva mediterránea nos deja en el Puerto de Pitillos, punto final de esta espectacular travesía que tan buen sabor de boca nos ha dejado por estos paraísos perdidos de Valdepeñas de Jaen.
Waypoint

CASILLA DE LOS MACHEROS

Waypoint

CHOZA DE ALFONSICO PONCHO

Waypoint

CHOZO DE PIEDRA SECA

Waypoint

COLLADO ALMACÉN

Waypoint

COLLADO DE LA MANGA

Waypoint

COLLADO DE LOS PILONES

Waypoint

EL CHORRILLO

Waypoint

ERA

Waypoint

FUENTE ALMACÉN

Waypoint

FUENTE ANTIGUA DE LA CALABAZA

Waypoint

LA BERMEJUELA

Waypoint

LA CUEVEZUELA

Waypoint

LAS BUITRERAS

Waypoint

LAS CHORRERAS

Waypoint

LAS MAJAÍLLAS

Waypoint

MAJADA DE LOS CARNEROS (SIMA)

Waypoint

MAJÁ DEL TIO PERICO

Waypoint

MIRADOR NATURAL

Waypoint

MORRÓN DE LA SOLANA

Waypoint

NUEVA FUENTE DE LA CALABAZA

Waypoint

PECHO ROMPEALBARCAS

Waypoint

PEÑA ALMACÉN

Waypoint

PEÑÓN DE LA UMBRÍA

Waypoint

PUERTO DE PITILLOS

Waypoint

QUEJIGO DEL RAYO

Waypoint

QUEJIGOS DE LA CUEVEZUELA

Waypoint

SENDA DE LOS CINTOS DE VENTISQUEROS

Waypoint

SIMA DE LA SOLANA

Waypoint

TOMAMOS EL SENDERO A LA DERECHA

Waypoint

VENTISQUEROS

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta