Tiempo en movimiento  3 horas 6 minutos

Tiempo  4 horas 34 minutos

Coordenadas 2051

Fecha de subida 3 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
503 m
174 m
0
2,7
5,4
10,74 km

Vista 64 veces, descargada 3 veces

cerca de Tiñosa Baja, Murcia (España)

Interesantísima ruta para hacer la travesía por las cumbres de los Mamellones.
Recorremos el camino que sube y recorre la Sierra de la Cañisola por su cara sureste (dejando su máxima altura, el Puntarrón, a izquierda). El día no puede ser más ventoso, con fuertes rachas de viento helado, que cuando llegamos a las alturas de la cuerda de los Mamellones nos hacen extremar la precaución a la hora de asomarnos a las impresionantes paredes que dan hacia el norte.
Tras pasar unas fincas de cítricos (básicamente limones) y bordear una balsa de riego de límpidas aguas cristalinas, llegamos al collado desde el que parte la senda, marcada como PR (del año del catapún) y por la que subimos hasta las increíbles formaciones que el viento ha creado sobre la roca de arenisca bajo los techos de la roca. Disfrutamos un buen rato contemplando estas formas surrealistas, aunque el aire no cesa en su empeño de fastidiarnos el día. Apenas hay que ganar unos metros más desde estas formaciones para llegar a la cuerda (pequeña y fácil trepada) sobre la que comenzamos a caminar para llegar al primer Mamellón. En general el aire no nos pega todo el rato ya que vamos a veces protegidos por la propia montaña. Las vistas son impresionantes y aún seguiremos disfrutando de increíbles formaciones rocosas. Bajamos y subimos sucesivamente a los 5 picos que conforman esta sierra (el último es el único que tiene nombre propio, Pico del Águila). Tras bajar de esta última elevación nos acercamos a la vecina Peña del Águila, a la que también se sube sin dificultad y desde la que se obtiene una interesante panorámica de las paredes sobre las que hemos andado. Aun nos acercamos al pie de la última peña, a la que no subimos (el viento pega muy fuerte y la subida no parece tan sencilla). En toda esta sucesión de sube y bajas sólo hay un punto en el que hay que extremar la precaución, es en la bajada del primer Mamellón, en donde hay que salvar un destrepe por una roca de buena calidad (hay un paravolt incluso), que para alguien con experiencia no tiene dificultad, pero hay que llevar cuidado. De todas formas se puede evitar este paso, sorteándolo por la derecha, sin bajar por la roca, tomando una traza entre los palmitos en la que no hay nada de"patio". Éste es el único punto que considero que requiere atención y por el que he catalogado la ruta como difícil para senderismo. El trazado de toda esta parte de arriba está bastante bien marcado con pintura, hitos y postecitos bajos antiguos de PR.
La bajada la realizamos saliendo al final por una valla (muy bien puesta para que no puedas pasar) que da a la pista principal que sube al collado por donde habíamos iniciado la subida a los Mamellones.
Aunque he catalogado la ruta como difícil para senderismo, cualquier persona con soltura en la montaña la encontrará como moderada en dificultad, pero prefiero pasarme en la catalogación de dificultad antes de que alguien con poca experiencia se pueda encontrar en apuros. Sin duda es una ruta espectacular en su tramo principal por la cuerda propiamente dicha, que increíblemente no había recorrido aun.
En cualquier caso no es complicado bajar por la roca porque tiene buena adherencia, eso sí, hay que llevar cuidado de no fallar porque la torta es gorda. Nosotros bajamos por la traza que hay a derecha entre los palmitos, más incómoda pero menos arriesgada, ya que las ráfagas de viento nos hicieron ser más precavidos. Hay una chapa para asegurarse en la roca, pero lo veo exagerado.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta