Tiempo en movimiento  4 horas 3 minutos

Tiempo  5 horas 43 minutos

Coordenadas 1870

Fecha de subida 23 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
1.615 m
924 m
0
2,6
5,2
10,35 km

Vista 29 veces, descargada 1 veces

cerca de Sotres, Asturias (España)

Queríamos ver lo más cerca posible el majestuoso Pico Urriellu y para ello teníamos que llegar a los Urrieles, en pleno corazón de los Picos de Europa. Las dos rutas más utilizadas por los montañeros que tratan de escalar el "inacesible" Pico Urriellu, bien, ascienden desde Puente Poncebos, pasan por la aldea de Bulnes y llegan a Vega de Urriellu, tras ascender unos 1700 m. La otra ruta permite llegar en coche hasta la majada de La Roble, ascendiendo unos 700 m.
Nosotros, por desconocimiento, dejamos el coche en los Invernales del Texu, cruzamos el río Duje y comenzamos el ascenso por un amplio y zigzagueante carril, disfrutando de magníficas vistas de las montañas de los Andara, del monte Arandanera, de la villa de Sotres...
La subida nos dio un respiro al alcanzar el collado Guaceya y observamos a la derecha la Peña de Maín. Llaneando y a la sombra de un pequeño bosque alcanzamos el río Canero, que desciende de las proximidades de Pandébano De nuevo ascendiendo llegamos a la Majada la Robla, formada por una decena de cabañas y continuamos hasta la majada de Canero. Es aquí donde se puede dejar el coche.
Desde aquí por la derecha, a media ladera, ganamos altura hasta el Collado Pandébano, punto inigualable por, las vacas, el verdor de los prados, el blanco de la caliza, la visibilidad del Bulnes al fondo del valle, y sobre todo a la izquierda el Pico Urriellu los Neverones y el Torre de Cerredo. En definitiva un lugar maravilloso por las panorámicas que ofrece.
Por una vereda bien marcada, ascendemos hacia el SO hasta alcanzar la Majada de la Terenosa, donde se encuentra el refugio en una de sus cabañas.
Tras un descanso proseguimos el ascenso, atravesando la Cuesta Sierra por encima del Monte de la Varera, último lugar con vegetación arbórea y seguimos el ascenso, cada vez más empinado por la pelada ladera del Cabeza de las Moñas.
Por fin alcanzamos el Collado Vallejo contemplando una magnífica vista del Naranjo. Aún proseguimos unos metros, pasamos una estrechez, y en una especie de espolón disfrutamos de una mejor vista del Urriellu.
La ruta se puede continuar hasta la Vega de Urriellu, base de partida para las ascensiones a los Neverones, Torre de Cerredo y sobre todo al Naranjo.
La vuelta la realizamos en contínuo descenso por el mismo sendero.
La ruta discurre por un relieve calizo bastante regular, destacando las pedreras, bien de piedra pequeña o grandes bloques. La vegetación es de alta montaña, con extensos verdes pastos, adornados con una gran cantidad de florecillas. Nos econtramos gran cantidad de vacas, de raza asturiana. La existencia de las majadas, con bastantes cabañas, explican la importancia de la ganadería.
Un conjunto de cabañas que servían de refugio a los pastores en los días de invierno.
Un carril en buen estado permite la circulación de vehículos hasta la majada de Canero, cerca de la Majada La Roble.
El puente de piedra sobre el río Duje, que se une al río Cares en Puente Poncebos tras abrir un profundo cañón. Por las paredes del cañón trancurre la carretera que conduce a Sotres.
A medida que asciende el carril observamos el pueblo de Sotres.
Apreciamos la ladera de la Sierra Cabeza de Sonllano. Vemos la carretera que desde Puente Pancebos conduce a Sotres y vislumbramos la garganta excavada por el río Duje.
Tras la ascensión alcanzamos el Collado desde el que vemos las cabañas de La Roble, en la ladera de la Peña de Maín.
Cruzaremos el río Canero y comenzamos a ver las cabañas de la Majada de la Robla. Por encima asoma la crestería de la Peña de Maín.
Cabañas de la majada.
Más cabañas de la majada
Mirando hacia el este, apreciamos el amplio valle del río Canero y las cimas de la Sierra de Andára.
Hasta aquí pueden subir los vehículos. El aparcamiento de la majada de Canero, permite dejar un pequeño numero de autos. A partir de aquí la vereda de la derecha nos permite un mejor ascenso al Collado Pandébano. Nos encontraremos con gran cantidad de vacas.
Al coronar el Collado podemos dirigirnos hacia el Urriellu o hacia Bulnes. Si miramos hacia el este veremos el aparcamiento y al fondo Sotres.
En la majada podemos encontrar el refugio, en una de las cabañas, y una fuente de agua bien fresca.
Pasando la Tenerosa, encontraremos esta masa boscosa. Estamos en la ladera de la montaña Cabeza de las Moñas
Bajo el Murallón de Amuesa, se asienta la aldeade Bulnes. Se cuenta que es la aldea con el emplazamiento más aislado en los Picos de Europa.
Apreciamos el desnivel de la vereda, que transcurre por las laderas del collado Cabeza de las Moñas.
El río Tejo excava una profunda depresión que acaba en Puente Poncebos. Las aguas del Tejo se unen a las del río Cares. En esta depresión se encuentra la villa de Bulnes.
Un estrecho pasillo excavado en roca nos abre, como si de una puerta se tratara, una magnífica vista del Naranjo. A partir de aquí la vereda penetra en la amplia depresión del Jou Lluengo y se inicia una dura y larga ascensión hasta el refugio de Vega de Urriellu.
La vereda nos lleva a una angostura que da paso al nuevo tramo de la senda hacia el Naranjo.
Magníficas vistas desde el Collado: el Urriellu, los Neverones y Torre de Cerredo. Delante de la vista del Naranjo apreciamos la depresión drl Jou Lluengo.
Una de las cabañas de la Majada de la Terenosa está preparada como albergue. La fuente cercana permite el aprovisionamiento de agua.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta