Coordenadas 313

Fecha de subida 12 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.214 m
1.304 m
0
1,4
2,8
5,66 km

Vista 407 veces, descargada 23 veces

cerca de Tuiza de Arriba, Asturias (España)

K10 LE-481 (1.305) (BABIA) (Torrebarrio-León)-PICO COLINES (2.211) (Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa).

DATOS TÉCNICOS:

RECORRIDO: 11,34 k. (Ida + Vuelta)
ALTURA MÁXIMA: 2.211 m.
ALTURA MINIMA: 1.305 m.
ASCENSO TOTAL: 910 m.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 4.35 h.
FECHA DE REALIZACIÓN: Octubre de 2018.

El punto de partida de la ruta se sitúa en el K 10 de la LE-481, que comunica PUERTO VENTANA (1.587) (Asturias-León) con la comarca de BABIA BAJA, hallándose aproximadamente a seis kilómetros del citado puerto y a tres de TORREBARRIO (1.260) (Ayuntamiento de San Emiliano). Este concejo y el de Cabrillanes (Babia Alta), en las proximidades del Puerto de Somiedo (1.486) componen, ya desde la Edad Media, dicha comarca, declarada en 2004 Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

El fondo del valle de Babia de Abajo –también Babia de Yuso- está rodeado por míticas cumbres del MACIZO UBIÑAS, una de cuyas cimas, Pico Colines (2.205), será nuestro objetivo de hoy. La caliza de sus rocas caracteriza estas montañas, donde la lluvia y el deshielo comportan abundancia de agua y verdes camperas. Ello explica que su principal riqueza sea la ganadería, con tradición pastoril marcada por la trashumancia. En el Medievo los reyes de León escogían estos lugares para su descanso. Parece ser que, cuando alguien en la corte reclamaba al Rey en ese periodo, los ministros contestaban “El Rey está en Babia”, expresión que ahora define a una persona distraída o ausente.

El PICO COLINES (2.211) se encuentra en la cadena principal del macizo que se extiende de norte a sur sin solución de continuidad, ubicándose entre PEÑA CIGACHA (2.053) y EL PRÁU (2.357). Hay que destacar la diversidad geológica del Colines, cuyos verticales paredones calizos de su cara occidental, en consonancia con los colosos meridionales que le siguen –Fontanes (2.414 y Ubiña Grande (2.417) entre otros-, contrastan con las encajonadas y pindias camperas verdes de su vertiente septentrional, que se deslizan a través del valle para morir en el oasis paradisíaco de VEGA DEL ROBEZU (1.951).

El PARQUE NATURAL DE LAS UBIÑAS-LA MESA es un espacio protegido desde mayo de 2006, que ocupa terrenos pertenecientes a los concejos de Lena, Quirós y Teverga, en sentido de Este a Oeste, con una superficie total de 35.793 hectáreas. En julio de 2012 fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Destaca el Macizo Ubiñas, con alturas superiores a los dos mil metros, predominando un definido modelado kárstico y glaciar, claramente apreciable en los Puertos de Agüeria, al norte de los Fontanes.

Estos puertos, casi a los pies de la vertiente oriental de las cima que hoy visitaremos, son uno de los parajes naturales con mayor embrujo que hemos conocido –deslumbrantes en otoño-, donde se suceden valles con su arroyo, vegas, suaves colinas y onduladas laderas, alternándose camperas, majadas con cabañas y original foresta. Manchas de acebos campanudos conviven con el tejo y el abedul, sumándose al bosque de frondosas hayas, combinación cuyos contrastes cromáticos durante los meses de octubre y noviembre embelesan al senderista.

Aparcamos el vehículo en el punto de partida señalado, al comienzo de una pista en su día minera, que dirección norte conecta con lo que fueron explotaciones de carbón en el entorno del Puerto Ventana al este del peñón homónimo. Seguimos ese camino durante aproximadamente dos kilómetros. El itinerario discurre por un valle junto al “Río la Venta del Pacinero” entre verdes praderas con ganado pastando y arbolado, donde destacan los abedules apuntando tonalidades de amarillo otoñal.

A nuestras espaldas en el poniente quedan las estribaciones orientales de los dosmiles somedanos. A medida que avanzamos se imponen señeros, desde los primeros compases, alineados de sur a norte en el alto horizonte, los murallones calcáreos del macizo, contrastando con el verde del bosque, de las camperas y del matorral: UBIÑA PEQUEÑA (2.193), UBIÑA GRANDE (2.417), CASTILLINES (2.304), EL SIETE (2.356), LOS FONTANES (2.414), EL PRÁU (2.357) y COLINES (2.211), este último nuestra meta.

Al cabo de los dos kilómetros, poco antes de que la pista comience a empinarse con alguna cabaña a la izquierda –Roguera-, hemos de abandonarla cruzando una portilla a la derecha y continuar por sendero marcado, para tras una segunda portilla atravesar la vega de los INVERNALES DE CUSPASANTE (1.350) con nuevas cabañas y casas. Con el camino marcado saltamos un par de alambradas prosiguiendo a la vera del arroyo, que discurre a nuestra derecha. En seguida lo cruzaremos y frente a la alternativa de tres valles optaremos por el del medio: VALLINA DEL ARCA.

Comienza la subida por sendero que en ocasiones sigue el cauce de la vallina y otras veces transita a un lado entre piornos y brezos, que afortunadamente no obstaculizan la marcha. Echando la mirada atrás divisamos en el horizonte el pico FERREIRÚA (1.987), techo de Teverga, mientras que al noroeste hacen acto de presencia el REBOLLOSAS (1.928) con su tendido manto verde por laderas meridionales y los paredones calizos del PICO DE LA CUEVA DE MELLUQUE (2.049). La visión de estas cumbres nos acompañará durante gran parte del recorrido.

Apenas un kilómetro después, nueva encrucijada (1.550). Vallina del Arca prosigue de frente, pero nosotros continuamos subiendo por el valle de la derecha, cuyo lecho nos ofrece un caminar cómodo en el tramo final hasta alcanzar, tras 500 metros, el pequeño refugio LA PIERNA (1.708) abandonado y en ruinas. Nos encontramos en el vértice de un semicirco con desniveles de 300 metros y acusada pendiente, donde la campera se entremezcla con la piedra caliza.

Ascendiendo directamente rumbo este desembocaríamos en el collado, justo a la izquierda de PEÑA EL ROBEZU (2.042), que da paso a la vega homónima (1.951). Decidimos virar hacia el sureste afrontando la dura pendiente serpenteando, escorados hacia el límite de la campera con las peñas calcáreas que caen en picado sobre el valle de Babia. Tras un kilómetro de lento y esforzado caminar habremos superado aquellos 300 metros alcanzando el otro collado (2.000) a la derecha de la referida peña.

En el fondo del nuevo valle al norte, a poco metros, se nos presenta lo que hemos calificado de oasis paradisíaco, VEGA DEL ROBEZU (1.951), frontera natural entre el agreste centro del macizo de Ubiñas y su más suave sector norte, elevada pradera a inusitada altura, la más aislada en el entorno de estas montañas. La arropan PEÑA CIGACHA (2.053) por el este y los picos PACHÓN (2.097) y MOJONERA (2.102) al norte, a los que siguen en esa dirección PEÑA DEL ARCA (2.081), RANCHÓN (2.159) y HUERTO DEL DIABLO SUR (2.140). Estas cumbres, junto a PEÑA RUEDA (2.152) destacada al noreste, ya asomaban a medida que nos acercábamos al collado.

Rumbo sureste cruzamos el valle y en zigzag ascendemos hasta nueva collada (2.148) en las estribaciones septentrionales del Colines, donde una señal vertical de “Reserva Regional de Caza” nos sirve como referencia. El impacto de la nueva panorámica es sobrecogedor. A tiro de piedra, paredones verticales de 450 metros caen en picado desde las cimas de los FONTANES (2.414) y EL PRÁU (2.357) sobre los JOYOS DE COLINES (1.955). Al este, en el valle del mismo nombre, LAS TORRES (2.182) con su perfil en forma de sierra y, al fondo tras los deslumbrantes PUERTOS DE AGÜERIA (1.545), la cadena montañosa del FARIÑENTU (2.174), PIE FERRERU (2.099) y PRÁU DEL ALBO (2.131).

En ascenso suave seguimos la vereda que nos lleva hasta la airosa crestería caliza, que en pocos minutos nos conduce sin problemas hasta la cima del PICO COLINES (2.211), marcada con hito de piedras. Por los cuatro costados se repiten amplificadas panorámicas ya descritas, a las que hemos de añadir en horizontes lejanos las múltiples cumbres de Somiedo –incluido EL CORNÓN (2.188), su techo- al poniente tras el valle de Babia con TORREBARRIO en primer plano; PEÑA SALERAS (1.488) (Sierra de Sobia) y SIERRA DEL ARAMO (1.791) al norte, y todo un cúmulo de notables cimas intermedias al este hasta alcanzar PICOS DE EUROPA (2.650).

Ruta no muy larga, sin dificultades técnicas, pero con fuerte desnivel que debemos afrontar con calma en sólo cuatro kilómetros. A destacar el contraste repetido entre el verde de la flora y la caliza de la roca, más el soberbio elenco de cumbres míticas en el macizo Ubiñas. Fascinante la recoleta Vega del Robezu, acunada entre humildes peñas que no le restan protagonismo. Y una vez más el esplendor de los Puertos de Agüeria, envueltos en un fastuoso tapiz verde, escoltado por manchas boscosas de acebos y hayedos. A ello añadimos los vistosos paisajes del recorrido, con sus bosques de abedules engalanados de otoño, majadas y arroyos, más desnudas y salvajes formaciones kársticas de intenso monocromatismo. ¡Una excursión con muy gratas e inesperadas sorpresas!
INVERNALES DE CUSPASANTE
VALLINA DEL ARCA
REFUGIO LA PIERNA
SUBIENDO A COLLADO
COLLADO PEÑA DEL ROBEZU
VEGA DEL ROBEZU
COLLADO ESTRIBACIONES NORTE DE COLINES
PICO COLINES

3 comentarios

  • Foto de Veroleb1976

    Veroleb1976 16-oct-2018

    Muy bonita

  • Foto de Veroleb1976

    Veroleb1976 16-oct-2018

    Ruta con muchas vistas. Guspa y emtretenida

  • Foto de salus

    salus 16-oct-2018

    Muchas gracias por vuestros comentarios.Saludos.

Si quieres, puedes o esta ruta