Coordenadas 500

Fecha de subida 18 de agosto de 2012

Fecha de realización agosto 2012

-
-
259 m
25 m
0
3,3
6,5
13,07 km

Vista 5720 veces, descargada 99 veces

cerca de Hā‘ena, Hawaii (United States)



Marcha realizada el martes 7 de agosto de 2012
El Kalalalu trail es una de las marchas más recomendables y espectaculares que se pueden hacer, ya no solo dentro de las islas Hawai, sino en relación a cualquiera otra parte de nuestro planeta. Es un recorrido que no se pueden perder todos aquellos amantes del senderismo, pues se plantea como todo un reto a la resistencia física (18 kilómetros, sólo la ida), a la superación del vértigo (altas paredes verticales y sendero que se va estrechando cada vez más) y a la superación de aquellos miedos o fantasmas que a todos los que nos gusta la montaña, en alguna ocasión nos habrán atenazado. Nuestra intención inicial era hacer al menos la mitad del recorrido, para así poder llegar a la zona más complicada, pero por falta de tiempo, sólo pudimos hacer unos siete kilómetros de ida y otros tantos de vuelta. Aún así, la zona que pateamos y las vistas que contemplamos son altamente recomendables. Se debe madrugar bastante para intentar aparcar en alguno de los pocos sitios que quedan al final de la carretera. Y es que la carretera, como en otras ocasiones, finaliza aquí, y siempre por el mismo motivo, la orografía del terreno. Nosotros pudimos aparcar en una pequeña explanada, al lado de una plantación de taro, planta emblemática que supuso durante mucho tiempo el producto principal del que se aprovecharon los primeros habitantes polinesios de las islas. Después de andar por la carretera cerca de trescientos metros se puede contemplar a la izquierda un impresionante tubo de lava, convertido ahora en una especie de gruta inundada de agua. Hasta el inicio del Kalalau trail poco más de doscientos metros, justo donde la carretera ya no puede continuar. El camino sale por nuestra izquierda y se inicia con una progresiva y pronunciada pendiente. En realidad, todo el recorrido es como una especie de continuos toboganes que unas veces bajan y otras veces suben en función de los valles por los que se va pasando. La mayoría de la gente hace los tres kilómetros y medio primeros, que permiten el acceso hasta un rincón muy bonito, con su río y playa correspondientes. Desde aquí un letrero nos deja claro que del Kalalau aún nos restaría más de las cuatro quintas partes del camino, mientras que otro nos indica la posibilidad de llegar hasta las Hanakapiai falls (2 millas), o lo que es lo mismo una más, de las muchas cascadas que se pueden contemplar en las islas. Desde esta intersección de caminos, pocos son los que se aventuran a seguir por el Kalalau, y los que nos cruzamos en el camino llevaban grandes mochilones, que les permitirían acampar en una zona playera, lo que permite la opción más racional e inteligente, y que consiste en hacer todo el Kalalau de ida y vuelta en un par de jornadas. Nosotros decidimos seguir por el Kalalau trail para al cabo de otros tres kilómetros y justo en un impresionante valle, reponer fuerza y volver sobre nuestros pasos. Hasta aquí no se puede decir que haya zonas peligrosas, aunque si algunas sean bastante aéreas, hecho este que la densa vegetación mitiga bastante y hace más llevadero.
08-AGO-12 4:16:11
07-AGO-12 21:07:31

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta