Tiempo  21 minutos

Coordenadas 351

Fecha de subida 5 de octubre de 2015

Fecha de realización septiembre 2015

-
-
1.381 m
721 m
0
7,3
15
29,14 km

Vista 910 veces, descargada 15 veces

cerca de Los Tornos, Asturias (España)

LA CARRERA (725) (Aller)-DOLMEN DEL PADRÚN (1.150) (Vía Romana de la Carisa)

RECORRIDO: 28,82 k.
ALTURA MÁXIMA: 1.377 m.
ALTURA MÍNIMA: 725 m.
ASCENSO TOTAL: 1.110 m.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 7,15 h.
FECHA DE REALIZACIÓN: Junio de 2007.

LA CARRERA (725) es una aldea alleriana a la que se accede, partiendo de MOREDA (K 10, AS-112 ), por la AE-3 hasta Enfistiella (438), K. 5, que discurre por los márgenes del RÍO NEGRO. Desde esta última población una estrecha y sinuosa carretera nos llevará en subida hasta el punto de arranque de nuestra excursión de hoy, pasando previamente por CABO (560) y LOS TORNOS (650).

El DOLMEN DEL PADRÚN (1.150) es una estructura megalítica, ubicada aproximadamente en el kilómetro 24 de la VÍA ROMANA DE LA CARISA. Se trata de una antigua calzada de 42 kilómetros, que comienza en PENDILLA (1.340) (Villamanín-León) y termina en UJO (249) (Mieres-Asturias), pasando por CARABANZO (490) (Lena), siendo considerada en su momento una vía estratégica desde el punto de vista militar. Del trazado original sólo se conserva un pequeño tramo en la cara occidental del P. TRES CONCEJOS (2.020).

Una pista, a gran altura, cruza de sur a norte la cordillera cantábrica, marcando la divisoria entre los CONCEJOS DE LENA Y ALLER, siguiendo la línea del CORDAL DE CARROCEDO (1.737)-RANERO (1.296). De la misma se desprenden sucesivamente diferentes ramificaciones, que descienden hasta los valles del RÍO NEGRO por el este, y de los RÍOS PAJARES y LENA por el oeste. Toma el nombre del general romano Publio CARISIO, legado de LUSITANIA entre los años 26 y 22 a. C. que, según parece, intervino en las guerras contra los astures.

Según referencias del panel informativo in situ, los dólmenes “funcionalmente son estructuras arquitectónicas de carácter funerario, destinadas a enterrar colectivamente a los grupos humanos que habitaron estas zonas desde finales del Neolítico hasta la Edad de Bronce. Constan de tres elementos básicos: la cámara suele presentar planta de tendencia circular, delimitada por un número variable de ortostatos (bloques o losas verticales) y cubiertos por una gran losa horizontal. El corredor, a modo de pasillo de acceso entre el exterior y la cámara, tiene una altura menor y suele estar orientado al este. El túmulo era el elemento encargado de cubrir toda la estructura, estaba formado por tierra y piedras de tamaño variable y exteriormente presenta forma de media naranja”.

“En la península ibérica los dólmenes más antiguos parecen remontarse hasta el IV milenio a. C., paralelo a la introducción del neolítico en la región. El megalitismo perdura hasta la transición entre el II y III milenio a. C., etapa que conocemos como campaniforme. A la finalidad funeraria de estos monumentos hay que unir, según las últimas tendencias de investigación, la creencia de que los megalitos tendrían una función señalizadora territorial o de marcar rutas de comunicación”.

Dejamos el vehículo a la entrada del pueblo LA CARRERA (725), junto a un lavadero y recorremos su calle principal hacia el norte, dejando atrás un hermoso ejemplar de tejo. La pista a la salida, apta para vehículos todoterreno, vira rumbo sur-suroeste, forma sucesivos zigzags en acusada pendiente, y remonta las faldas meridionales de pequeñas estribaciones, configurando la cuenca, que vierte en el RÍO NEGRO. A nuestras espaldas se levantan las onduladas siluetas de los CORDALES DE MURIAS (1.428) y COTO BELLO (1.334) y al sur las crestas de la CORDILLERA CANTÁBRICA.

Son numerosas las majadas con cabañas, dispersas a uno y otro lado de la ruta, especialmente en el valle, consustanciales al concejo alleriano. Remontamos hasta CUETO RESECHAL (1.230), braña a nuestra derecha con casa y cuadra, cobijada a la sombra de un fresno solitario. Es ya visible al norte-nordeste el CORDAL DEL RETRIÑÓN (1.799), con PEÑA MEA (1.560), como punta de lanza en su extremo occidental. Poco después pasamos junto al cruce de BRAÑA CÁNDANO (1.290), donde se amplía la panorámica, con el P. PEDRO GARCÍA (1.542) cara este enfrente, a sus pies un valle de numerosas brañas, VÍA CARISA proyectándose por las faldas orientales del CORDAL DE RANERO (1.296) y, emergiendo al fondo tras el mismo, SIERRA DEL ARAMO (1.791).

La pista termina en nueva encrucijada –cinco kilómetros-, ya VÍA CARISA (1.377), dirección sur y norte. Seguimos rumbo a este último –nueve kilómetros hasta el final de la ruta-, introduciéndonos en BRAÑA EL ACÍU (1.350), sobre la base oriental del Pedro García (1.542), esplendorosa foresta donde se entremezclan caprichosamente hayas, acebos, abedules, brezos, piornos y espineras con sus llamativos contrastes cromáticos, más el ganado pastando en su interior. Al fondo norte, el valle del RÍO CERRIGAO que, surgiendo de esta majada, desciende tendido hacia MOREDA (360).

La ruta continúa a través del bosque, bordeando el PEDRO GARCÍA (1.542), para pasar junto a BRAÑA POTRERA (1.375), a nuestros pies, con el trazado de la antigua calzada romana dibujándose en el horizonte del cordal, vertiente allerana, y fondo del pico CERRA (1.296). Manteniendo el rumbo, avanzamos hasta CUAÑA DE CARRACEO (1.213) con señalización vertical, que marca la existencia de túmulo, nueva encrucijada de caminos y braña homónima abajo a la derecha. Asomándonos a la vertiente de Lena, en el fondo del valle vislumbramos SANTA CRISTINA (430), templo prerrománico, y pueblos del concejo dispersos por el entorno. En el horizonte occidental, el MACIZO DE LAS UBIÑAS (2.417), escenario recurrente junto al ARAMO (1.791) en lo que resta de camino.

La pista continúa, por tramos al filo de ambas vertientes, y sucesivas señales verticales marcan direcciones y ramales, para recalar tras suave descenso en COLLADO SERRALBA (1.150), donde una senda se desvía en descenso hasta FELGUERAS (590) y EL PALACIO (490), valle de Lena. Ligera remontada que finaliza en LA ROBLIGA (1.270), con braña del mismo nombre en las faldas de la vertiente alleriana, a cuya dependencia principal se accede bajo la escolta de dos hileras a la sazón de frondosos fresnos. Estratégica balconada, que nos abre una amplia panorámica hacia el CORDAL DEL RETRIÑÓN (1.799), prolongándose hasta la enhiesta cumbre cónica del TORRES (2.104).

El camino, que hasta ahora apuntaba dirección norte, vira al poniente arropado de nuevo por un tupido bosque de hayas, donde se intercalan armoniosamente acebos, abedules y carrascos pletóricos de colorido. Transitamos por el ALTO CERRA (1.226), descendiendo suavemente hasta CARABANÉS (1.200) y su fuente, enésimo cruce de caminos con sendero a la izquierda que conduce en pocos minutos hasta el P. CERRA (1.296). Unos metros más allá, el PADRÚN (1.150) –final de trayecto- dando ya vista a los picos CUMBRE (1.183) y RANERO (1.097), por cuyas estribaciones orientales desciende la antigua calzada romana hasta CARABANZO (490).

A escasos metros de la vía se encuentra, a la derecha, el recinto cercado, donde se ubica el DOLMEN DEL PADRÚN (1.150), también conocido como Dolmen de Espines, Dolmen de Carabanés o El Cementerio de Carabanés, dependiendo de que los informantes sean lugareños lenenses o allerianos, monumento funerario con 4.000 años de antigüedad. La estructura megalítica está muy deteriorada, a los pies de un llamativo afloramiento rocoso. Parecen observarse restos de tres cámaras sepulcrales, construidas con losas hincadas verticalmente, en lamentable estado de abandono, siendo considerado como uno de los vestigios más antiguos conocidos de la Edad de Bronce.

Ruta muy larga, sin complicaciones técnicas, que discurre íntegramente por pista. Desnivel considerable hasta remontar VÍA CARISA, con fluctuaciones del terreno transitando por ésta. Se puede acortar según las posibilidades y gustos del senderista. Los parajes con sus panorámicas son hechizantes por sí mismos, al margen del halo mágico inherente a la vieja e histórica calzada, sean castros –collado Propinde-, campamento militar romano –Castiechu la Boya-, fortificaciones –Monte Faro- o estructuras megalíticas –Cuaña de Carraceo y Padrún-, ruinas del pasado. Sus cordales, picos, macizos, valles, bosques, brañas… seducen poderosamente. Ése es su encanto del momento.
Arquitectura religiosa

LA CARRERA

LA CARRERA
árbol

CUETO RESECHAL

CUETO RESECHAL
Intersección

CRUCE BRAÑA CÁNDANO

CRUCE BRAÑA CÁNDANO
árbol

BRAÑA EL ACÍU

BRAÑA EL ACÍU
árbol

BRAÑA POTRERA

BRAÑA POTRERA
Intersección

CUAÑA DE CARRACEO

CUAÑA DE CARRACEO
Collado de montaña

COLLADO SERRALBA

COLLADO SERRALBA
árbol

LA ROBLIGA

LA ROBLIGA
árbol

ALTO CERRA

ALTO CERRA
árbol

CARABANÉS

CARABANÉS
Ruinas arqueológicas

PADRÚN

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta