Tiempo  8 horas 46 minutos

Coordenadas 3863

Fecha de subida 6 de julio de 2017

Fecha de realización julio 2017

-
-
2.396 m
1.210 m
0
6,0
12
24,04 km

Vista 118 veces, descargada 15 veces

cerca de Nava del Barco, Castilla y León (España)

Al puente de la Yunta se puede llegar desde el pueblo de la Nava del Barco por un camino que se desvia a la izquierda de la carreterita que va a Umbrías.
Se atraviesa el rio por el puente de la Yunta y para acortar un poco el camino se sigue de frente por un sendero para volver a él.
Sin posible pérdida se va remontando por un bosque para después de que acabe el camino seguir el sendero bien jitado que va a pasar por un par de refugios y llegar a la garganta propiamente dicha por donde iremos ascendiendo en un montón de zig-zags disfrutando de los saltos de agua y pasando al principio por debajo de una roca donde hay una hornacina con la imagen de la Virgen de la Garganta hasta llegar a la primera de las lagunas que es la de la Nava.
A partir de ahora el sendero se va cerrando,siguiendo la dirección iremos primeramente en dirección de unas ruinas que hay algo más arriba, para ya seguir remontando siguiendo el cauce del rio hasta llegar al alto del cordal.
Desde aqui bajamos a la laguna de los Caballeros por el Barrerón de las Hoyuelas Bajas en un tramo dificil de andar e invadido por los piornos teniendo como referencia la laguna.
El siguiente tramo es la ascensión a la Covacha, y no tiene pérdida posible, hay que remontar la ladera en unas interminable zetas hasta el alto de la Cruceta y posteriormente a la Covacha, (siempre bien jitado).
El descenso desde el alto de la Cruceta hasta la laguna del Barco es el más problemático, ya que hay tramos que se pueden bajar por varios sitio, asi que en este caso la abundancia de jitos puede dar lugar a la confusión.
Asi que hay que ir bien atento a ellos, y asi pasaremos por la tercera laguna que es la Cuadrada, (en este caso no se bajó, pasando algo por encima).
Desde esta laguna se baja a la última que es la del Barco.
Ahora viene un interminable tramo que hay que seguir el rio para llegar a un punto en el que hay que abandonar el camino y pasar al otro lado del rio.
Siempre bien atentos a los jitos y dejando el rio abajo a nuestra izquierda atravesaremos tramos confusos de matorral, prados y pequeños bosques hasta llegar a unos grandes prados que después de atravesarlos nos sacarán a un amplio camino que nos introducirá en el bosque del comienzo de la ruta y por donde regresaremos al punto de origen.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta