Tiempo  8 horas 2 minutos

Coordenadas 1925

Fecha de subida 3 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
2.373 m
1.745 m
0
5,2
10
20,97 km

Vista 315 veces, descargada 7 veces

cerca de Puerto de Cotos, Castilla y León (España)

La Cuerda Larga es uno de los recorridos por excelencia de la Sierra de Guadarrama. Es una ruta larga y con bastante desnivel, aunque con buenas condiciones meteorológicas no requiere conocimientos técnicos.

La Cuerda va desde el puerto de Navacerrada al puerto de la Morcuera, cubriendo una distancia de algo más de veinte kilómetros. A lo largo de su recorrido se pasa por varias cumbres de más de 2000 metros, y debido a su gran altitud ofrece unas vistas privilegiadas de la sierra. Al norte está el valle del Lozoya, y todo el cordal de Peñalara. Al sur la garganta del Manzanares y la Pedriza.

Las vistas son tremendas se mire hacia donde se mire, así que es una ruta obligada para cualquier amante de la montaña, en cualquier época del año, aunque en invierno se puede hacer muy dura y es bastante más peligrosa. Sin nieve se convierte en un paseo. Un paseo largo y cansado, eso sí. El desnivel es alto y la larga distancia es un factor a tener muy en cuenta.

En este caso queda poca nieve. La pisaremos en la subida a alguna cumbre y poco más. No son necesarios ni crampones ni piolet, pero como tampoco lo sabremos hasta que estemos por ahí arriba, cargamos con todo.

La idea que tenemos es subir absolutamente todo lo que haya por la Cuerda. Todos los picos, todas las cotas, todas la piedras… Intentaremos que no se quede nada por subir. En general el camino pasa por las cimas, o justo por al lado, pero algunas cimillas se esquivan, así que vamos a esforzarnos para que no se escape ninguna.

Salimos desde el mismo puerto de Navacerrada. La subida hasta la Bola del Mundo es empinada, así que es mejor empezar sin prisas. Se puede coger la pista asfaltada desde abajo, pero nosotros tiramos por el sendero de tierra a su derecha, que es un poco menos civilizado… De todas formas un poco más arriba se juntan, así que la subida se acaba por la pista. El último tramo tiene bastante inclinación, pero llegar a la Bola siempre vale la pena.

Desde aquí ya se puede empezar a disfrutar con las vistas. La Maliciosa, al sur, se ve cubierta del todo por la nieve. Con este calor poco va a durar, pero la estampa da gusto verla. Al norte se ve Peñalara y todo su cordal. Es la cara sur, y la nieve ha desaparecido casi del todo. Hace unos días estuve por la zona del Nevero, que estaba hasta arriba por la nieve que acababa de caer, pero ya no queda nada.

Después de rodear las antenas, pasamos por todas las Guarramillas y empezamos el descenso al collado de las Guarramillas para empezar a subir de nuevo, ahora al cerro de Valdemartín. Esta subida pasa justo al lado de Valdesquí. Hay una pista a nuestra izquierda, y a pesar del estado de la nieve, ya en las últimas, hay bastante gente en la estación. Nunca me ha gustado esta subida, pero hoy la llevo mejor y enseguida alcanzamos la cima.

Otra nueva bajada. Esta es la tónica a lo largo de todo el día. Subir, bajar, subir, bajar…

Ahora tocan las Cabezas, que serán el punto más alto del recorrido. En esta zona queda más nieve, pero no es molesta. Se avanza bien y se sube fácilmente. Primero la Menor, luego un colladito, y a continuación la Mayor, donde nos quedamos un rato a ver el panorama y a comer un poco.

Ahora se ve toda la Pedriza. Lástima que haya un poco de calima y esté algo borrosa. Pero aun así se distingue desde el Yelmo a las Torres, y el cordal que sale de Asómate de Hoyos hacia el sur y que enlaza la Cuerda Larga con la Pedriza. Y un poco al sur de la Cabeza Mayor, veo Peña Carabinas. Vaya, ahora me parece que desde aquí está muy cerca… Hum, igual algún día me atrevo a volver por allí…

Bueno, ahora toca bajar otra vez. Una cuesta algo pina pero corta, y después viene un trecho largo sin desniveles pronunciados. Eso sí, hay que subir Peña Vaqueros y la Loma del Pandasco. Son unos cerros que pasan muy desapercibidos, así que hay que estar al loro si no quieres que se te escapen. Lo mismo pasa con una cota sin nombre al este del collado de las Zorras.

Con toda la tranquilidad del mundo nos acercamos a Navahondilla y a Asómate de Hoyos. Desde aquí, tirando por el cordal al sur, se llegaría a la Pedriza.

Otro parón para comer un rato. En cuanto notamos que nos estamos quedando un poco fríos nos levantamos y vamos hacia la siguiente cumbre: Bailanderos. Empezamos con una bajada más empinada que los últimos kilómetros, y seguimos con una subida por piedras bastante entretenida. Aquí también hay nieve y está dura, así que vamos con un poco de cuidado.

Antes de llegar a Bailanderos subimos otra de esas cotas que están en la lista de dosmiles por el tema de la prominencia, pero que si no la buscas, no te enteras de que existe.

Hala, ya estamos en Bailanderos, así como quien no quiere la cosa. Ya solo nos quedan dos cotas de esas y la Najarra.

Se nota la distancia recorrida, porque la última subida hacia la Najarra empieza a hacerse dura… Pero queda poco y hay que hacer un esfuerzo. Paramos un poco en el refugio, que está hecho un asquete. Hay un cartel que avisa de que no se puede entrar por peligro de derrumbe. Viendo en qué estado se encuentra, me lo creo totalmente…

Desde el refugio queda muy poco para la última cumbre del día.

Es muy satisfactorio haber llegado hasta aquí, además con más facilidad de lo que pensaba. Ha hecho un día estupendo, sin mucho calor, con solecito, y el recorrido de la Cuerda es una pasada. Es algo que todo el mundo debería hacer alguna vez. Lo malo es que si no se cuenta con dos coches, para dejar uno en cada puerto, la cosa se complica. Hacer la ruta ida y vuelta es durísimo, y hacen falta muchas horas de luz. Otra opción es dormir por el camino.

De cualquier manera, es un recorrido digno de hacerse y repetirse de vez en cuando.

Ver más external

Asómate de Hoyos
Bailanderos
Bola del Mundo
Cabeza de Hierro Mayor

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta