Tiempo  4 horas 33 minutos

Coordenadas 3115

Fecha de subida 15 de octubre de 2017

Fecha de realización octubre 2017

-
-
1.010 m
910 m
0
4,4
8,9
17,71 km

Vista 443 veces, descargada 17 veces

cerca de Villamejil, Castilla y León (España)

Punto de partida: Villamejil.
Espacio protegido:
Época recomendada: Todo el año.
Elementos de interés: Pinares, laguna Gallega y paisaje de vega del río Tuerto.
Tipo de camino: Pista de tierra balizada por la asociación Cuatro Valles.
Servicios: Los establecimientos más cercanos se encuentran en Sueros de Cepeda.

Descripción del itinerario.

Bonita ruta para conocer un poco la desconocida comarca de la Cepeda, en la que se verán tres núcleos de población: Villamejil, Castrillos de Cepeda y Sueros de Cepeda, la laguna Gallega y las diferentes morfologías del paisaje, desde tierras centenales, áridas y esteparias hasta la fértil y verde vega del río Tuerto.

Iniciamos nuestro itinerario en el ayuntamiento de Villamejil donde se encuentra el panel de Cuatro Valles con todo lo relevante de la ruta (figura 1). Seguidamente, cogeremos la calle que asciende para girar a la izquierda en el segundo camino de tierra (figuras 2 y 3).

La única ascensión de la ruta la tendremos en este momento. Desde el alto Chano, a poco más de mil metros, divisamos algunos de los pueblos del municipio (figura 4). Mientras, al este, la vista se pierde en la planicie y no alcanza a ver el siguiente valle, el del Órbigo.

Los siguientes 5,5 kilómetros los realizaremos por una amplia pista que nos llevará por un paisaje de pinos, retamas y antiguos campos de centeno hasta llegar a la laguna Gallega (figuras 5, 6, 7 y 8).

La laguna Gallega la pillamos seca, algo que esperábamos ya que apenas ha llovido nada en verano ni en lo que se lleva de octubre. Además, la morfología natural de la laguna, somera y endorreica, hace que el agua de lluvia sea su único aporte (figuras 9, 11 y 13). En la laguna existe un observatorio de aves para cuando esta presente agua así como un merendero, lugar en el que comimos (figuras 10 y 12).

Tras el oasis de rebollos que permite el agua de la laguna, el camino prosigue por la estepa cerealista hasta llegar a Sueros (figura 14), donde varios castañares nos reciben (figuras 15 y 16).

La ruta se interna pues, en Sueros de Cepeda, una de las localidades más importentes de la Cepeda. El pueblo cuenta con alguna fuente donde podremos rellenar nuestras cantimploras (figura 17).

Nos acercaremos hasta el pisón, donde la fuerza del agua del Tuerto movía el batán de lino, convertido ahora en lugar de recreo para vecinos y visitantes (figuras 18, 19 y 20).

Pasaremos por delante de la iglesia de Sueros, conocida como la colegiata de la Cepeda (figura 21).

Con más de 11 kilómetros en las piernas volveremos por la margen derecha del río Tuerto. En primera línea con la vegetación propia de ribera, tales como plantaciones tradicionales de patatas o calabazas; más alejados, los cultivos que antaño fueron de regadío, los cuales van siendo sustituidos por plantaciones de chopo (figura 22).

Solo nos quedará seguir la pista que nos lleva entre pinos (figura 24) sin ningún tipo de desnivel (figura 23) para llegar a nuestro punto de partida, una de las capitales municipales de la Cepeda como es Villamejil. Esta localidad cuenta con curiosidades como una limpiadora de trigo (figura 25), una singular losa de cerámica que representa el trazado del río Tuerto en tiempos medievales así como la ubicación de los tres molinos con los que contaba Villamejil (figura 26) y los restos del antiguo cementerio de la localidad (figuras 27 y 28).

Impresiones.

Ruta tranquila, sencilla y asequible para disfrutar con toda la familia y conocer un poco esta bonita comarca leonesa en la que la única dificultad será la distancia a salvar. Al acabar la ruta, recomiendo tomarse algo en el área recreativa del Pisón, en Sueros, un lugar ideal.

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta