Tiempo en movimiento  4 horas 20 minutos

Tiempo  5 horas 12 minutos

Coordenadas 3092

Fecha de subida 3 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.211 m
590 m
0
4,4
8,7
17,46 km

Vista 82 veces, descargada 2 veces

cerca de Oña, Castilla y León (España)

Oña es un pueblo del noreste de la provincia de Burgos. Pertenece a la comarca de la Bureba.
Pisando sus calles se puede apreciar inmediatamente que tiene una larga y rica historia. Fundado en el año 1011 por el conde de Castilla Sancho García podemos afirmar que este pueblo está en los orígenes de la construcción del condado de Castilla que posteriormente se convertirá en reino con Fernando I.
Entre sus monumentos citamos:
- La iglesia y el monasterio de S. Salvador, fundado en el S.XI por Sancho García.
- La iglesia y la torre de S. Juan (S.XIII-S.XV).
- La antigua judería.
Nuestra ruta parte del aparcamiento del Monasterio de S. Salvador, pasamos la plaza y pronto veremos el panel con la indicación del recorrido.
Los primeros metros transcurren paralelos a la muralla del monasterio (S-SE). Poco a poco la senda se va empinando y ello nos permite contemplar con mayor amplitud todo el paisaje del Parque Natural de los Montes Obarenes, especialmente su orografía. Es de resaltar que el soporte de este bonito paisaje es el relieve Jurásico con la alternancia de sus espectaculares anticlinales y sinclinales.
Seguimos subiendo por el sendero hasta que se une con la pista. Continuamos hasta llegar a enlazar con otra. Aquí caminamos hacia la derecha (SW) durante unos KM hasta volver de nuevo a un rumbo SE (toda la ruta está muy bien marcada).
Al llegar a lo más alto de una loma de praderío, observamos las señales y comprobamos que tenemos que caminar a nuestra derecha para subir a La Mesa de Oña, la cual vemos en toda su magnitud desde este punto. Ahora viene la parte de subida más pronunciada en dirección SW pero antes de sentirnos cansados habremos llegado a la parte alta de esta Mesa de Oña (1206 m) en este punto y hasta el final de la Mesa de Oña, NO ESTA SEÑALIZADO, esta zona es un poco caótica debido a la abundancia de monte bajo y Boj pero dirigiéndonos sin dilación hacia el oeste llegamos hasta el final de la mesa teniendo unas estupendas vistas de la Bureba donde encontraremos un divertido buzón montañero en forma de olla. Primero hicimos una parada en un mirador hacia el Norte. Pudimos contemplar todo el paisaje con esa orografía característica mencionada anteriormente. También la variada vegetación: árboles como el quejigo, el pino silvestre y el resinero; matorrales como el boj, cubriendo grandes extensiones de suelo entre las praderas. No podemos olvidarnos de los enebros rastreros, las jaras, el brezo, las aulagas en flor, los endrinos, el espino albar, madroños, durillos, labiérnagos...
Posteriormente nos detuvimos en otro mirador orientado al sur y al oeste. Aquí el paisaje que se divisa son tierras de cultivo que formaban un tapiz con una gran variedad de tonalidades cromáticas. En esta vertiente las paredes calcáreas son muy verticales y aéreas por lo que deberemos tener cuidado de no acercarnos mucho.
La vuelta la hicimos por el mismo itinerario hasta llegar a la pradera cubierta, en gran parte, por matorral de boj.
Bajamos desde esta pradera por otra pista, en dirección NW. Ya al final tuvimos que tomar la dirección W-E para llegar al pueblo.
Con buen ánimo llegamos de nuevo a la plaza de Oña, concretamente al pórtico de la iglesia de S. Juan Bautista. Aquí dimos por terminada nuestra marcha.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta