Tiempo  8 horas 42 minutos

Coordenadas 8214

Fecha de subida 12 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.836 m
928 m
0
6,7
13
26,61 km

Vista 15 veces, descargada 0 veces

cerca de Manzanares el Real, Madrid (España)

RESUMEN:

Distancia: 26 kms.
Tiempo en movimiento: 5:40 horas
Tiempo total: 8:42 horas
Altitud ganada: 1000 mts.
Altitud máxima: 1837 mts.

Esta ruta es de las más bonitas que hemos hecho a lo largo de nuestra vida. Tanto es así que aprendes a respetar al río Manzanares que tan paupérrimo y lánguido pasa por Madrid capital; e incluso saboreamos sus cristalinas y frías aguas.

IMPORTANTE: la subida hacia el collado del miradero se hace eterna, pero es llevadera al no tener fuertes pendientes hasta un tramo antes de llegar a los hoyos de la sierra, que la pendiente se convierte en una escalera pronunciada mientras subes por unas torrenteras de agua. CUIDADO al bajar del collado del miradero por las Milaneras y los Llanos, porque hay tramos en los que tendrás que descender entre peñascos sin que veas ningún camino o senda bien señalizados. Si la subida se hace larga, la bajada no desmerece hasta que se llega al llano de la peluca.

Dejamos el coche en el Centro de Visitantes La Pedriza, antes de llegar al punto de información dado que los aparcamientos de Cantocochino estaban llenos. Son 3,5 kms por el sendero hasta dichos aparcamientos.

Una vez en Cantocochino tomamos una pista amplia hacia el prado de las zorras, acompañados todo el rato por el rumor, y a veces bramido, de las aguas del río manzanares. En la zona del prado de las zorras abandonamos la pista amplia y seguimos un sendero que va lamiendo el margen izquierdo sentido subida del río manzanares. Te va mostrando diversos parajes del río, bravo en ocasiones, dentro del entorno de la Pedriza, como la imponente charca verde, que a buen seguro ralentizará tu ruta como hizo con nosotros, dada la belleza del entorno.

Un poco más adelante volvemos a tomar la pista amplia (PR-18) que dejamos de nuevo más adelante en el puente del francés, punto en el que tomamos a la derecha una pista también amplia. Ahí abandonamos la compañía del manzanares y comenzamos la constante y eterna subida hacia el miradero.

Al llegar a la Majá de los Gavilanes, lugar donde la pista casi toca la confluencia de los arroyos de la nava y del chivato, tomamos a la derecha un sendero estrecho pero bien practicable, que nos dirige como si de una escalera se tratara hacia el prado previo al collado, pasando junto al pluviómetro allí instalado. En ese tramo cruzarás el arroyo Los Hoyos, que corre fuerte y que llenó nuestras cantimploras con sus cristalinas aguas.

Un poco más arriba, a la altura de la covacha, con el miradero ya a un tiro de piedra, nos acompañó un grupo de cabras montesas que se desplazaban entre los peñascos con gran soltura (una de ellas nos vino a saludar cara a cara, esperando, quizá, algo de comida que no pudimos dispensar; nos llegó a recordar al oso yogui en el parque yellowstone).

Por fin alcanzamos el collado del miradero, donde, efectivamente, el nombre describe su cualidad a 1837 mts de altitud. Desde ahí puedes observar buena parte de la sierra del Guadarrama y la meseta sur hacia Madrid, donde sobresalen sus cuatro torres entre la bruma.

El descenso lo hicimos bajando por la pedriza posterior, con fuerte pendiente en sendero pedregoso que ralentiza mucho la marcha; y peor está luego al llegar a Los LLanos, donde tienes que sortear peñascos que, sin ser difíciles ni necesitar escalada, sí tienes que bajar con cuidado con pies y manos para no tener un disgusto. Además no divisas ningún sendero claro y las señales faltan aveces, debiendo ir con cuidado para no equivocarte de sitio por el que bajar.

Por fin, y ya sin pérdida ninguna, se llega al prado peluca, con un sendero más llevadero que te permite agilizar el ritmo para no hacer eterna la ruta. Desde ahí terminas en Cantocochino. Ya sólo queda desahcer el camino hasta el punto de información del que partimos.

Disfruta la ruta y protégela. No dejes nada en tu camino, y no te lleves nada más que tus fotos.
Cuidado con este tramo.
Se abandona la pista amplia y se toma la torrentera que te sube hacia el collado
Junto al puente sale a la izquierda un sendero poco visible en su inicio.
Sendero que sube desde el punto de información en la Jarosa hasta Cantocochino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta