Tiempo en movimiento  3 horas 14 minutos

Tiempo  5 horas 13 minutos

Coordenadas 2486

Fecha de subida 24 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
3.312 m
1.137 m
0
3,6
7,2
14,33 km

Vista 283 veces, descargada 4 veces

cerca de Cercedilla, Madrid (España)

LA PEÑOTA O PICO CARPENTIER (1.944 m), desde Cercedilla:

Aviso: a Wikiloc se le fue el santo al cielo y ha dibujado un perfil de ruta muy airoso y disparatado (ver dibujo), elevando el desnivel de altitud hasta los 3.312 metros, casi el Aneto, cuando La Peñota tiene su cima en 1.944 [el perfil de esta ruta sería la clásica v invertida: ^, se sube lo mismo que se baja, al ser un ida y vuelta].

Así, el track de grabación en directo se desconfiguró brevemente en tres ocasiones y garabateó recorridos imaginarios. El primero, en la cima; el segundo, en el collado Cerromalejo, ya de bajada; el tercero, en la pista llamada Calle Alta, también en el descenso. Los 14,33 kilómetros que marca de distancia probablemente sean en realidad unos 13 km. El desnivel acumulado registrado (938 metros) puede que se quede en 800. Jugarretas de Wikiloc cuando graba las rutas.

En cualquier caso, el track de esta vía se puede seguir sin problema, pues tiene el mismo camino de subida (donde no hubo incidencias cartográficas digitales) que de bajada (es un ida y vuelta).

Pongo la caminata como 'moderada' por el desnivel que se acumula en apenas 7 km de ascenso. Para gente en buena forma física, puede resultar 'fácil'. Hasta la cima son 2.50 horas. El descenso, unas 2.00-2.15 horas [no es cierto el dato que aparece en la ficha técnica 'Tiempo en movimiento: 3.14 horas'; la realidad es que las piernas están pateando más de cuatro horas y media].

Ruta muy bien señalizada, con marcas en la mayoría de los tramos una vez nos adentramos en el pinar de la Fuenfría, y de senderos evidentes.

UNAS VISTAS DE AÚPA
La Peñota es otra de esas cumbres guadarramistas con vistas fabulosas. Y su ascenso, tanto si se encauza desde el Alto de los Leones (al oeste, por la N-VI) como desde Cercedilla, es ameno y algo esforzado.

En el segundo caso, el que nos ocupa, la ruta nos adentra por los hermosos pinares del valle de la Fuenfría, que se enfilan en subida diagonal, por el sendero de Poyalejos, desde la localidad serrana de Cercedilla hasta el collado de Cerromalejo, divisoria topográfica que anuda las cumbres de Peña El Águila (2.008 m) y La Peñota (1.944), al tiempo que hace de límite provincial entre Madrid y Segovia, pues la cara norte de ambas montañas es castellana y la sur, madrileña.

EL INICIO
La ruta empieza en el sendero Ródenas (bandera 1 del recorrido), que nace en un pequeño aparcamiento al aire libre de Cercedilla (en el paseo Ródenas), situado junto al túnel de las vías del tren. La senda pica para arriba inmediatamente, hasta que nos deja en el camino de los Campamentos, que cogemos a derecha (prontamente traza una curva pronunciada a izquierda) y que ya no abandonamos hasta alcanzar los citados campamentos.

Se trata de una pista muy ancha, que al principio da servicio a las últimas casas del pueblo y enfila luego por un paso canadiense para evitar el tránsito del ganado (bandera 2). A esta altura, desaparece ya toda construcción residencial.

LOS CAMPAMENTOS
Tras un kilómetro de caminata, se llega a los campamentos de La Peñota (bandera 3), situados en un hermoso entorno natural, en el collado de los Amigos (1.331 m), con amplias praderías donde pasta el ganado, un pequeño roquedo sonde se alzan un par de geodésicos y una estupenda panorámica de Siete Picos. Un par de edificios, que dejamos a nuestra derecha según recobramos el camino, cobijan esporádicamente a bomberos y agentes forestales.

Seguimos por la pista brevemente hasta alcanzar el arroyo del Collado del Rey (bandera 4), donde nace el sendero Poyalejos a izquierda, al que nos engancharemos hasta hollar el collado de Cerromalejo. La senda no tiene pérdida y está señalizada con puntos rojos en los troncos de los pinos. Enseguida nos topamos con una fuente abrevadero a derecha, donde un par de vacas beben (bandera 5).

De aquí a la Calle Alta, que antecede al collado, son unos 2,25 kilómetros con 350 metros de desnivel. Y siempre emboscados entre la frondosidad pinosa, que, en fechas calurosas como la de hoy (un martes de julio), se agradece.

Aunque el sendero en ocasiones presenta pequeñas variantes de subida, por el uso abundante que hacen de él personas y ganado (dichos ramales acabarán convergiendo), ante cualquier duda basta con prolongar la vista y divisar algún círculo rojo, siempre visibles a 20-30 metros.

EL CIERVO DE LA ROCA
En el kilómetro 3,2, aproximadamente, vadeamos el minúsculo arroyo del Helecharón (bandera 6). Y en el 3,8, se alcanzan un grupo de rocas a izquierda: en una asoma dibujado un ciervo (bandera 7). En este punto, el sendero se allana un rato, y el corazón baja pulsaciones.

LA CALLE ALTA
Un kilómetro más arriba, nos espera la pista de la Calle Alta (bandera 8), que cruzamos en diagonal a derecha, de orilla a orilla, para seguir por el sendero que vemos enfrente (es un simple cruce de pista, no hay que seguir ni a derecha ni a izquierda). El nuevo camino enfila al principio en tramo escarpado (bandera 9). No obstante, quien quiera acercarse, antes de subir por la senda, a la fuente de la Calle Alta, llamada del Astillero, para refrescarse, sólo tendrá que caminar unos 100 metros a derecha por la pista (visible en todo momento).

El nuevo sendero que surge de la Calle Alta ya no está señalizado con los círculos rojos, pero tampoco tiene pérdida. Es breve, pero pica tieso hacia arriba (75 metros de desnivel), provoca resuello y lleva menos sombra.

Una vez en el collado de Cerromalejo (1.774 m y bandera 10), toca volver la vista atrás para disfrutar de la imponente panorámica: Siete Picos, en primer plano, y Bola del Mundo y La Maliciosa, al fondo; abajo, el valle de la Fuenfría.

EL MURETE Y EL GR-10
En el collado se alza el murete que hace de divisoria provincial entre Madrid, por donde subimos, y Segovia, adonde pasaremos sorteando la empalizada empedrada por un hueco abierto para facilitar el tránsito (bandera 11). Al otro lado de la cerca, discurre el GR-10 (sendero de gran recorrido), que a esta altura enlaza las cumbres de Peña El Águila, a nuestra derecha, y La Peñota, a izquierda.

De aquí a la cima es otro kilómetro de subida y 170 metros de desnivel (siempre por el imperdible GR). Tanto la subida de la Calle Alta al collado como del collado a la antecima se convierten en los repechos más exigentes de la etapa de hoy, pero por suerte son relativamente breves. También serán los trechos más severos para las rodillas en la bajada.

La mayor parte de la subida entre el collado y la cumbre transcurre por pinar, menos el intervalo final, que se completa a cielo abierto hasta ganar el inicio del cresterío cimero (bandera 12), donde merece la pena detener la marcha de nuevo para echar la vista atrás y deleitarse con el paisaje.

Recordemos que La Peñota se compone de tres pequeñas cimas graníticas, la más elevada, y hacia donde vamos, el pico Carpentier (Alejandro Carpentier fue un naturalista del siglo XIX). Los 200 metros finales son una delicia, siguiendo un pequeño sendero (bien señalado con las marcas rojiblancas del GR 10) que sortea las fabulosas rocas cimeras, de las que se descuelgan unas panorámicas extraordinarias.

LA CIMA
Ya en la cumbre, se erige el geodésico sobre una mole rocosa (pico Carpentier): alcanzarlo requiere una pequeña trepada de unos cuatro metros, fácilmente realizable, pues los puntos de apoyo para manos y piernas son cómodos.

Desde la cúspide, y si las nubes lo permiten, las vistas son estupendas: al norte, el cordal segoviano de La Mujer Muerta (pico de Pasapán, peña del Oso y La Pinareja) y el puntiagudo Montón de Trigo; al noreste, Siete Picos, Peñalara, la Bola del Mundo y La Maliciosa; al sur, dehesas y pueblos madrileños como Los Molinos o Guadarrama; al oeste, la inmensa llanada segoviana.

A los pies del geodésico se puede almorzar aprovechando las variadas rocas que permiten asentarse sobre ellas. Si está vacío, la mejor opción para reponer fuerzas es el vivac que cuelga de las alturas, a modo de maravilloso balcón que da a las dehesas mencionadas y donde caben sin problema 6-8 personas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta