Tiempo  3 horas 34 minutos

Coordenadas 1658

Fecha de subida 6 de septiembre de 2016

Fecha de realización septiembre 2016

-
-
1.273 m
1.037 m
0
2,2
4,5
8,99 km

Vista 195 veces, descargada 10 veces

cerca de Gamonedo, Asturias (España)

En la ruta falta llegar al Lago Ercina, se puede hacer en el km 5 donde hay un par de pasos fáciles para acercarse. Del km 2,5 hasta el 6 no hay sendero, es campo a través y con una zona difícil y peligrosa de rocas. Pero así se puede pasar por una zona donde suele haber Buitres, por un bosque de hayas centenarias, y por el tercer lago de Covadonga el Bricial, que antiguamente estaba lleno de agua y ahora solo algunas épocas del año.
,,,,,,,

La proximidad del mar Cantábrico, que se encuentra a poco más de 20 km en línea recta, favorece la llegada constante de masas de aire húmedo que, obligadas a ascender bruscamente, descargan abundantes precipitaciones y dan lugar a frecuentes nieblas. Por otra parte, la altitud refresca el ambiente y permite la presencia de nieve hasta el principio del verano. Todo ello contribuye a generar un ambiente muy húmedo que explica la presencia de extensos hayedos o, allí donde el karst no es capaz de absorber eficazmente el agua, de lagos o humedales. No obstante, en los lugares en los que la roca aparece desnuda, el agua escurre o se infiltra muy deprisa y la vegetación no es capaz de instalarse.

Sin embargo, a pesar de constituir un entorno muy duro, los Picos de Europa han sido frecuentados desde la prehistoria y la vegetación original ha sido muy alterada por las actividades humanas, en particular, por la ganadería y la minería.

La ganadería, principalmente vacuna de razas autóctonas muy adaptadas al ambiente de montaña , se beneficia de los excelentes pastos picoeuropeanos. Éstos, en su mayor parte, se han obtenido a costa del bosque caducifolio y requieren un mantenimiento al que contribuye la propia presencia del ganado. En cuanto una extensión de prados deja de utilizarse, tiende a ser ocupada por un matorral leñoso de bajo porte.

Por otra parte, las actividades extractivas que se han desarrollado aquí hasta hace algunas décadas han exigido grandes cantidades de madera, que se obtenían en los bosques locales, para entibar las galerías o como simple combustible.

Con todo, la riqueza natural de la montaña cantábrica debe mucho a este complejo mosaico de ambientes y la desaparición de ciertas actividades humanas supondría un rápido empobrecimiento.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta