Tiempo  4 horas 42 minutos

Coordenadas 956

Fecha de subida 11 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.432 m
573 m
0
3,2
6,4
12,89 km

Vista 747 veces, descargada 51 veces

cerca de Lagrán, País Vasco (España)

HERMANAMIENTO, GASTEIZ-SABIÑANIGO-ZEGAMA
60 participantes

Las cotas más elevadas de la Sierra de Toloño/Cantabria se encuentran en su abrupto sector central.

Cumbres como Larrasa (1.453 m.), Palomares (1.446 m.) o Cruz del Castillo (1.432 m.) se alzan sobre un formidable ramillete de enhiestas formas inexpugnables para el senderista.

Justamente a oriente de éstas, se abre el amplio collado conocido como Puerto del Toro, punto culminante de paso para una de las rutas más utilizadas antaño por viajeros y comerciantes, donde pescado, carbón, cal, vino, aceite y otros muchos productos se cruzaban en su intercambio.

En la presente excursión recorremos su trazado entre las localidades de Lagrán y Laguardia. Sintiéndonos por un momento arrieros, peregrinos y carboneros, experimentaremos la inmersión en un pasado

Como guinda, tenemos la oportunidad de visitar las arrogantes atalayas de la Cruz del Castillo.

Lagrán es la capital del municipio del mismo nombre, formado además por Pipaón y Villaverde.

Fue villa fortificada, dada su estratégica ubicación en el punto donde se cruzaban dos importantes vías de comunicación: la del corredor del Ega-Inglares y la que unía la Costa Cantábrica con el Valle del Ebro a través del Puerto del Toro.

Entre sus monumentos y edificios relevantes, además del Palacio Barroco de los Viana o el “Portal de Cristo”, destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora, con fábrica del siglo XVI y estilo plateresco. Comenzamos la ruta en la Plaza de la Música.

Laguardia, localidad ubicada a una altura de 635 metros sobre el nivel del mar, en la Rioja Alavesa, a 64 km de Gasteiz. Laguardia fue fundada en el año 908, por el rey navarro Sancho Abarca, como defensa del Reino de Navarra frente al de Castilla.

Y sería allá por la Edad Media cuando adquirió el carácter de ciudad fortificada, momento en el que el rey Sancho VII ‘El Fuerte’ ordenó amurallar la villa entera.

Actualmente conserva ese trazado urbano medieval y parte de las murallas, recubiertas de piedra de sillería, de las que todavía hoy se conservan las cinco puertas de acceso a la ciudad. Tras ellas se respiran aires de leyendas, de tiempos en que caballeros armados defendían sus tierras de los ataques ajenos en sus intentos por conquistarla o destruirla.

Al atravesar el pórtico principal de entrada descubriremos estrechas calles empedradas, cruzadas por cantones. La historia se viste de realidad, pero se vuelve inevitable imaginarse en la piel de personajes medievales, de princesas con largas vestimentas y mercaderes caminando por la Plaza Mayor. Tiempos en que los habitantes de Laguardia se dividían en organizaciones barriales, de carácter cívico-militar, con el fin de defender las murallas que rodeaban la villa.

Llegada la Edad Moderna comenzaría a desarrollarse lo que hoy le otorga un distintivo de oro: la producción de gran cantidad de viñedos, actualmente con denominación de origen.

Por los siglos XVI y XVII, Laguardia pasaría a convertirse en una ciudad con bodegas subterráneas. Cada casa poseía en el subsuelo su bodega correspondiente, con la función principal de conservar el vino, aunque también resulta curioso saber que fueron utilizadas en determinados momentos de la historia, como refugios para trazar planos de guerra.
Lagrán es la capital del municipio del mismo nombre, formado además por Pipaón y Villaverde. Fue villa fortificada, dada su estratégica ubicación en el punto donde se cruzaban dos importantes vías de comunicación: la del corredor del Ega-Inglares y la que unía la Costa Cantábrica con el Valle del Ebro a través del Puerto del Toro. Entre sus monumentos y edificios relevantes, además del Palacio Barroco de los Viana o el “Portal de Cristo”, destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora, con fábrica del siglo XVI y estilo plateresco. Comenzamos la ruta en la Plaza de la Música
Laguardia, localidad ubicada a una altura de 635 metros sobre el nivel del mar, en la Rioja Alavesa, a 64 km de Gasteiz. Laguardia fue fundada en el año 908, por el rey navarro Sancho Abarco, como defensa del Reino de Navarra frente al de Castilla. Y sería allá por la Edad Media cuando adquirió el carácter de ciudad fortificada, momento en el que el rey Sancho VII ‘El Fuerte’ ordenó amurallar la villa entera. Actualmente conserva ese trazado urbano medieval y parte de las murallas, recubiertas de piedra de sillería, de las que todavía hoy se conservan las cinco puertas de acceso a la ciudad. Tras ellas se respiran aires de leyendas, de tiempos en que caballeros armados defendían sus tierras de los ataques ajenos en sus intentos por conquistarla o destruirla. Al atravesar el pórtico principal de entrada descubriremos estrechas calles empedradas, cruzadas por cantones. La historia se viste de realidad, pero se vuelve inevitable imaginarse en la piel de personajes medievales, de princesas con largas vestimentas y mercaderes caminando por la Plaza Mayor. Tiempos en que los habitantes de Laguardia se dividían en organizaciones barriales, de carácter cívico-militar, con el fin de defender las murallas que rodeaban la villa. Llegada la Edad Moderna comenzaría a desarrollarse lo que hoy le otorga un distintivo de oro: la producción de gran cantidad de viñedos, actualmente con denominación de origen. Por los siglos XVI y XVII, Laguardia pasaría a convertirse en una ciudad con bodegas subterráneas. Cada casa poseía en el subsuelo su bodega correspondiente, con la función principal de conservar el vino, aunque también resulta curioso saber que fueron utilizadas en determinados momentos de la historia, como refugios para trazar planos de guerra.
Terminada la excursión, comemos y bebemos en este magnifico emplazamiento, para recuperar la forma. Día de muchísimo calor 35ºC.

1 comentario

  • Foto de Imanol Galarraga

    Imanol Galarraga 08-oct-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Ongi dago, eta gustura egin nuen
    Mila esker !!

Si quieres, puedes o esta ruta