Tiempo  4 horas 35 minutos

Coordenadas 1565

Fecha de subida 10 de octubre de 2017

Fecha de realización octubre 2017

-
-
805 m
425 m
0
4,2
8,4
16,81 km

Vista 227 veces, descargada 1 veces

cerca de Adzaneta, Valencia (España)

Recorrido por las tierras de la comarca de L'Alcalaten partiendo desde el Castell d'Atzeneta para visitar parajes al pie de la Lloma Bernat y encontrando, desgraciadamente, un montón de masías abandonadas reflejo del despoblamiento que sufren las comarcas del interior castellonenense.
El recorrido comienza aparcando en la explanada que hay al pie del Castell d'Atzeneta (490 m.) al que se llega por un camino asfaltado perfectamente señalizado que sale 1 km. después de abandonar Atzeneta en dirección a Les Useres.
Allí mismo me encuentro un panel informativo y un poste indicando el camino hacia la ermita fortaleza de Sant Miquel de Les Torrocelles. Hay dos opciones: una para ir en vehículo (por arriba) y otra para ir a pie (por el fondo del valle). Cojo esta segunda opción y andando por un cómodo camino al principio hormigonado voy recorriendo el fondo del barranco de Sant Miquel. Tras cruzar el seco barranco (hoy) un par de veces sale una clara senda a la derecha teniendo la fortaleza casi 100 metros por arriba.
Superando un breve pero empinado tramo de senda llego al recinto de Sant Miquel de Les Torrocelles (o Torroselles como pone en el cartel) al interior del cual se accede por una puerta con arco ojival. Ya dentro, un bonito patio con porches y un centenario olivo en el centro constituyen el conjunto monumental, parada obligatoria en el renombrado Camí dels Pelegrins de les Useres.
Una vez visto el conjunto (585 m.) salgo por la otra puerta a la que llega la pista por la que se viene en coche. Me encuentro el panel del GR-33 que marca el resto de recorrido hacia Xodos y Sant Joan de Penyagolosa pero giro hacia la izquierda por una pista que baja hasta el fondo del barranco de nuevo (540 m.)
Solo queda seguir esta pista, muy empinada a tramos, sin pérdida ninguna hasta llegar a un empalme (705 m.) en el cual sigo a la derecha superando los últimos desniveles para llegar al mas de la Foiaxenta (805 m.) cuya entrada está vigilada por una gran carrasca.
Recorro el mas, medio abandonado, y descarto la opción de subir hacia la Lloma Bernat pues me encuentro un cartel de batida de jabalí que están haciendo hoy (qué casualidad !!!).
Visto lo visto paso al Plan B y, regresando unos cientos de metros sobre mis pasos, encuentro un camino que sale hacia la izquierda y que va pasando por varias masías abandonadas y otras que se ven cercanas. Un espectacular monte bajo de enebros me rodea.
Siguiendo el camino por varios toboganes pero tendiendo siempre a bajar me encuentro una portera de metal cerrada que me corta el paso.La paso y la dejo cerrada como estaba. Numerosas "minas" de vacuno van salpicando el paso señal de que hay ganado suelto. Con precaución y sin hacer demasiado ruido por si acaso voy recorriendo este camino y, superando una empinada cuesta, llego al cruce del GR-33 (670 m.) que corta el camino en perpendicular. No hay ninguna señal que lo indique pero está bien claro porque es el único sendero ancho que me he cruzado.
Pues nada, sigo el GR-33 a la derecha en dirección a Sant Miquel de les Torrocelles y cuando llego a la explanada posterior (por la que salí antes) decido seguir la pista para coches en dirección al Castell d'Atzeneta del que me separan unos 3 kms.
La pista es muy monótona pero tiene el plus de tener unas extensas vistas en todos los sentidos porque va por encima de una dorsal todo el rato.
Sin más pérdida llego al Castell d'Atzeneta donde aparqué horas antes.
En resumen, un recorrido por las abandonadas tierras interiores de la provincia de Castellón que nos da una idea del fenómeno del despoblamiento rural y nos retrotrae a épocas pasadas en las que se vivía de otra manera.
Agua no encontré en todo el recorrido. Evitar hacerlo en los meses de verano porque las sombras son muy escasas. En invierno también puede hacerse muy duro si sopla el viento.
Al lado de una barandilla de acero está este poste. Seguir en dirección a Torrecelles.
Seguir hacia el fondo del barranco. Más adelante sale la senda que sube a la fortaleza de Les Torroselles.
Ermita-fortaleza de Sant Miquel de les Torroselles, parada obligatoria de la romería dels Pelegrins de les Useres que se celebra en abril de cada año.
Pista que sale de la parte posterior de la ermita y que hay que seguir a la izquierda para en principio bajar hasta el fondo del barranco. Luego se empina bastante.
La pista llega a otra que viene desde la izquierda. Hay que seguir a la derecha.
Conjunto de casas semiabandonadas a las que se puede llegar también desde Llucena.
Tras desandar unos cientos de metros sale un camino (el único que hay) a la izquierda para adentrarse en unas laderas de enebros. Más adelante llega al GR-33 que baja del Mas d'Ahicart.
Una de tantas masías en ruinas que hay por la zona.
Masía también abandonada.
Camino que va haciendo toboganes pero predominando las bajadas. las vistas son amplias en todos los sentidos aunque se hace un poco monótono.
El camino se ve interrumpido por una portera que dejo cerrada como estaba. A partir de aquí numerosas "minas" dejadas por el ganado vacuno me hace estar sobrealerta por si acaso. Aunque no oigo cencerros ni nada que me haga pensar que hay ganado suelto.
El GR-33 (Camí dels Pelegrins de les Useres) atraviesa en perpendicular el camino por el que venía. No hay poste pero es evidente por la anchura y las típicas marcas rojas y blancas.
Restaurado conjunto de ermita y castillo al que se accede desde la carretera que va de Atzeneta a Les Useres mediante un camino asfaltado.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta