pua1950
166 6 67

Coordenadas 968

Fecha de subida 24 de noviembre de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
480 m
333 m
0
3,1
6,3
12,51 km

Vista 151 veces, descargada 16 veces

cerca de Ye, Canarias (España)

Ruta circular con inicio y final en Ye, pequeña localidad al pie mismo del volcán de la Corona en su cara norte; de hecho, si sólo se quiere subir a su cráter, es desde al lado de su iglesia donde se inicia el ascenso y en apenas 20 minutos accedemos a una zona de desprendimiento donde se contempla el cráter sin necesidad de llegar a la cumbre. Yo la ascensión la planteo como parte de otra ruta (la ruta 5 de la serie Lanzarote Norte) que realizo desde Máguez rodeando el volcán.

Volviendo al inicio de la ruta que nos ocupa, decir que a Ye es mejor ir en coche ya que sólo tiene una guagua al día y es a la tarde. Nosotros lo dejamos enfrente del restaurante “Volcán de la Corona” que está al inicio del pueblo y que tiene fama (merecida según comprobamos otro día) de dar carne a la brasa muy correcta por lo que puede ser una opción para comer en éste o en otro momento. Vamos avanzando en dirección oeste por la carretera y tras ver algunos enarenados con millo (maíz) pasamos primero por el teleclub “El Tefio”, que estaba cerrado, para, tras dejar atrás el desvío a la subida al volcán, encontrarnos con la iglesia de Ye dedicada a San Francisco Javier cuya estampa con el volcán de fondo es muy característica y muy utilizada. La veremos a la vuelta.

Continuamos por la carretera LZ-203 a Máguez durante poco más de un kilómetro hasta tomar la amplia pista que hacia la derecha nos lleva a Las Rositas (donde hay un conjunto de edificios que conforman el hotel Finca Corona). Tras pasar por una plantación de aloe vera y tomar una ligera subida a la izquierda nos asomamos ya al risco de Famara y a la primera visión del archipiélago chinijo. En esta ocasión el tiempo nos acompaña a medias ya que hay nubes que ocultan parcialmente las islas. Es frecuente que en esta zona se den situaciones de nubes, niebla y viento así que para aprovechar esta ruta hay que estar pendiente del tiempo. De hecho tuvimos que abandonarla al llegar al Mirador del Rio y dejar para otro día el tramo hasta Fariones.

Tras pasar por una vivienda aislada llegamos a un pequeño mirador desde el que se inicia una de las rutas más típicas del norte de la isla, la ruta de Las Gracioseras que en fuerte pendiente y en zig-zag baja hasta la hermosa y tranquila Playa del Risco. Esta ruta era fundamental para el intercambio comercial entre los habitantes de la Graciosa y los de Haría. En la Graciosa hay fotos de mujeres gracioseras que llevan en la cabeza cestos con pescado y sal para intercambiarlos por legumbres y carne utilizando este ascenso. Desde este mirador se pueden observar también las salinas más antiguas de la isla, las Salinas del Rio y las pequeñas casas donde mariscaban los lugareños en temporada.

Existe un pequeño aparcamiento para coches si se quiere uno acercar a hacer esta ruta y hacia él nos dirigimos para recuperar la carretera LZ-202 por la que avanzamos hacia el Mirador de Rio con vistas a la Graciosa por la izquierda, a la la Atalaya Chica a la derecha y hacia atrás el Volcan de la Corona y Ye en su base.

En un par de Kilómetros llegamos al Mirador del Rio otro de los centros turísticos creados por Cesar Manrique y cuya visita, aunque cara (creo que hay un bono para visitar todos los centros turísticos que puede merecer la pena) es obligada bajo mi punto de vista. Hay dos aspectos que hacen interesante la visita, uno las vistas desde el mirador, que quizá si se hace esta ruta no sean mucho mejores que las que ya hemos visto y , sobre todo, las que nos quedan por ver, y otro lo que es la obra realizada y todos los elemento de diseño que contiene, que justifican, a mi modo de ver , por sí solos la visita. Se puede aprovechar el recorrido para hacer la visita o dejarlo para otro momento en función del tiempo disponible.

Al costado derecho de la plazoleta de acceso al mirador hay un portón que está cerrado y una indicación de prohibido el acceso a peatones, nosotros lo bordeamos por la derecha y continuamos el ascenso por el borde del risco. Llegamos así a una zona que se denomina La Batería que es donde estuvo instalada una batería militar y un cuartel de artillería de la quedan varias ruinas y casamatas. Las vistas sobre el archipiélago en esta zona son ya espectaculares, no sólo sobre La Graciosa (estamos prácticamente encima de la Caleta del Sebo) y las Salinas sino también sobre las otras islas del archipiélado, se ve perfectamente Montaña Clara e incluso se aprecia bastante bien La Alegranza. Son también muy curiosas las vistas de las terrazas del Mirador con los visitantes contemplando el Rio que es como se denomina al canal que separa ambas islas.

Seguimos por el borde del risco en ligero descenso con la finalidad de alcanzar el punto más al norte de la isla (Punta Fariones) y continuando la visión de la Graciosa hasta situarnos casi a la altura de la caleta de Pedro Barba alcanzando a ver la playa de La Lambra al fondo.

A mitad del descenso por la loma que nos lleva hasta Fariones aparece una espectacular vista sobre Orzola y la costa este del norte de la isla que mejora más adelante. Es un fuerte contraste con las vistas de la vertiente oeste; de fondo está el color oscuro del malpaís que hace que las arenas blancas de los caletones cercanos a la localidad destaquen sobremanera. El más grande es el Caletón Blanco con una zona de baño para las más pequeñas muy agradable. Los otros Caletones son frecuentados por canarios y algunos giris nudistas que también disfrutan de la intimidad que proporcionan las cazoletas. Debajo están la playa de la Cantería y el muelle de Orzola donde veremos llegar o salir alguno de los catamaranes que hacen el recorrido hasta La Graciosa.

Nos quedamos en la zona de Punta Fariones más segura (hay atrevidos que bajan mucho más hacia extremo norte) y emprendemos el regreso hasta el Mirador de Rio por una pista un poco más interior. Poco antes de llegar dejamos una pista que se desvía hacia la izquierda y que por la Loma de Fuente Dulce desciende hasta Orzola.

Accedemos a la zona donde aparcan los coches que visitan el Mirador y ya siempre con la vista puesta en el Volcán de la Corona tomamos la pista que nos lleva hasta Ye a la que accedemos, tras pasar una casa tradicional con su algibe y su alcogida, con la hermosa vista de su Iglesia al pié del volcán.
Waypoint

Ye

Waypoint

Desvio a las Rositas

Waypoint

Mirador Gracioseras

Waypoint

Vistas Vega Chica y Ye

Waypoint

Vistas Playa Bajo Risco Y Salinas del Rio

Waypoint

Mirador del Rio

Waypoint

BATERIA

Waypoint

Parque Natural Del Archipiélago Chinijo

Waypoint

VISTAS ORZOLA

Waypoint

Vistas Punta Fariones

Waypoint

Vuelta a Ye

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta