Tiempo  4 horas 55 minutos

Coordenadas 654

Fecha de subida 7 de septiembre de 2019

Fecha de realización septiembre 2019

-
-
1.388 m
1.141 m
0
1,7
3,4
6,87 km

Vista 118 veces, descargada 2 veces

cerca de Lario, Castilla y León (España)

En la provincia de León hay multitud de bosques espectaculares. El Faedo de Ciñera, el Hayedo de la Boyeriza o el Hayedo de Orzonaga son ejemplos, quizás los bosques más visitados por su cercanía a León capital, pero el Monte Ranedo es uno de esos bosques dignos de conocer. Apuntado desde hace tiempo como ruta pendiente, ha llegado el momento!

INICIO:

La ruta parte del pueblo leonés de Lario, situado en un lugar excepcional. Dejaremos el coche en el centro del pueblo, muy cerca de la Casa del Parque Valdeburón.

DESCRIPCIÓN:

Toda la familia está preparada, así que comenzamos! Antes de iniciar la marcha, visitamos el cartel oficial de la ruta, al lado del aparcamiento. A continuación, comenzamos a caminar hacia el norte a lo largo de la carretera asfaltada que se dirige hasta Polvoredo. Disfrutamos de los primeros pasos, siempre con buenas vistas del valle. Dejamos la Fuente de la Huera a mano derecha, ya próximos a Polvoredo.

Tras superar el primer kilómetro y medio, llegamos a Polvoredo, donde debemos tomar un par de desvíos, bien señalizados, para iniciar un tramo por pista forestal.

Comenzamos a ganar altura ligeramente. Una mirada atrás nos permite tener una buena panorámica del Macizo de los Mampodres, espectaculares! También aparece el emblemático Pico Yordas, en la Sierra de Riaño. La pista forestal va dejando atrás una zona de prados, conocidos como el Prado de la Espina y el Prado de las Cortinas. Es un paisaje precioso!

Continuamos la ruta llegando a la Fuente del Pastor, donde debemos desviarnos hacia la derecha. Seguimos a buen ritmo y toda la familia disfruta mucho de la ruta. Las vistas son de escándalo, apareciendo también Peña Ten!

Seguimos caminando por la pista forestal, rumbo a La Collada. Aquí debemos desviarnos hacia la derecha, dejando la pista forestal y llegando a La Collada a lo largo de una pequeña rampa herbosa. Ya en La Collada, vistas de escándalo nuevamente. Coincidimos con otra familia que está aprovechando el lugar para comer, disfrutando de las vistas hacia el Macizo de los Mampodres.

Superada La Collada, llegamos al Monte Ranedo, con nos recibe de manera grandiosa. Grandes ejemplares de hayas y una senda mágica para recorrer. Disfrutamos mucho de este tramo, más boscoso y sombrío, ideal para días de mucho calor.

Tras completar el hayedo, llegamos a la altura de un chozo, donde encontramos también un lugar cerrado de ganado y un cartel informativo. La panorámica desde aquí es sublime y no dudamos en aprovechar el banco de madera para parar y descansar. Comemos, bebemos y disfrutamos de un entorno precioso! Muchas fotos y una buena dosis de naturaleza! Lástima el intenso rato que pasamos por culpa de una pequeña astilla que decidió clavarse en la pequeña mano de Dafne. Suerte que siempre llevamos un botiquín! Y con la ayuda de una pinza, pudimos extraer la astilla y conseguir que Dafne siguiese disfrutando de la ruta. Aún así, el mal rato lo pasamos... Pobre!

Después del mal rato por culpa de la astilla, ya con Dafne al 100%, continuamos la ruta adentrándonos en un robledal. Las hayas dan paso a los robles, pero el bosque sigue siendo mágico. Debemos seguir un desvío para continuar con el rumbo correcto. Disfrutamos de varios ejemplares de robles centenarios que aprovechamos para utilizar de escondite. Un momento muy divertido! Dafne se lo pasa bomba!

El robledal lo cruzamos en fuerte descenso, pero siempre por pista, así que no tenemos problemas en completarlo. Cuando salimos del bosque, volvemos a obtener una bonita imagen del Pico Yordas, espectacular desde aquí! También divisamos Lario, así que estamos más cerca del final.

La última parte de la ruta avanza en ligero descenso hacia Lario. Debemos seguir un desvío para llegar a la parte baja, rodeados de grandes praderas.

De nuevo en Lario, llegamos a la altura de una fuente y de la Casa del Parque Valdeburón. Sólo debemos continuar un poco más hasta llegar al coche, que ya lo vemos desde este punto.

Finalmente, tras completar los últimos pasos, llegamos al lugar donde habíamos dejado el coche, dando por finalizada la ruta.

CONCLUSIÓN:

El Monte Ranedo es uno de esos bosques leoneses mágicos. Hayas y Robles que comparten un escenario espectacular, de grandes praderas y preciosas vistas. Un entorno digno de conocer, una ruta corta, familiar y sencilla. Un paisaje que nos brindará un montón de sorpresas y un trazado muy recomendable!

MÁS INFORMACIÓN:

Lario - Monte Ranedo - Polvoredo

Índice de Rutas
Mapa de Rutas
Mapa de Cumbres

R&S Wanderlust (www.randswanderlust.com)

Ver más external

Waypoint

Lario

Lario
Información

Cartel informativo

Cartel informativo
fuente

Fuente de la Huera

Fuente de la Huera
Waypoint

Polvoredo

Polvoredo
Intersección

Desvío

Desvío
Intersección

Desvío

Desvío
Waypoint

Prado de la Espina

Prado de la Espina
Waypoint

Prado de las Cortinas

Prado de las Cortinas
fuente

Fuente del Pastor

Fuente del Pastor
Intersección

Desvío

Desvío
Intersección

Desvío

Desvío
Collado de montaña

La Collada

La Collada
árbol

Monte Ranedo

Monte Ranedo
refugio

Chozo

Chozo
Información

Cartel informativo

Cartel informativo
árbol

Robledal

Robledal
Intersección

Desvío

Desvío
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
árbol

Roble

Roble
Intersección

Desvío

Desvío
fuente

Fuente

Fuente
Información

Casa del Parque Valdeburón

Casa del Parque Valdeburón

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta