Tiempo en movimiento  una hora 44 minutos

Tiempo  2 horas 54 minutos

Coordenadas 1160

Fecha de subida 12 de agosto de 2018

Fecha de realización agosto 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.429 m
1.173 m
0
1,6
3,2
6,5 km

Vista 250 veces, descargada 26 veces

cerca de Solle, Castilla y León (España)

Punto de partida: Solle.
Espacio protegido: Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre.
Época recomendada: Todo el año.
Elementos de interés: Avellanar.
Tipo de camino: Pista de tierra que se corresponde con el PR-LE 30.
Servicios: Los establecimientos más cercanos se encuentran en Puebla de Lillo.

Descripción del itinerario.

La calle principal de Solle, que atraviesa la localidad de lado a lado, acaba transformándose en una pista de tierra que abandona el poblado en dirección al puerto de Linares. Se incia así, la PR -LE 30 "Las Biescas", también conocida como "El avellanar de Solle" pues la ruta nos ofrecerá caminar por medio del bosque de avellanos más grande de toda la Cordillera Cantábrica, casi nada (figuras 1 y 2).

Nada más empezar podremos elegir por donde realizar la ruta, pues se presenta ante nosotros un desvío. Recomiendo realizar la ida por la izquierda dejando la vuelta por el camino de la derecha, como se indica en la figura 3, pues el desnivel varía sustancialmente.
Los primeros metros les realizaremos en suave ascenso, por una vega no muy amplia, salpicada de prados con predominio de laderas arbustivas, especialmente brezo y escobas (figuras 4 y 5).

Continuaremos remontando por el valle de Valdesolle en dirección hacia la Peña del Valle, bien visible, y del puerto de Linares. En este trayecto la pista se irá haciendo poco a poco más empinada hasta alcanzar el enlace en la que deberemos coger el desvío hacia la derecha finalizando así la parte de mayor esfuerzo (figura 6). Desde aquí tendremos unas vistas exquisitas del pico Susarón, techo del alto Porma (figuras 7 y 8). Y si echamos una vista atrás podremos distinguir el puerto de Linares con su refugio (figura 9).

Al cabo de unos cientos de metros, nos internaremos en un espeso bosque de avellanos por un bonito camino cubierto de hojas secas y césped (figuras de la 10 a la 16). Una auténtica maravilla poder caminar por este bosque, prácticamente desconocido. Este tramo finaliza repentinamente en el collado de Orones, desde donde se atisba el valle del pueblo del mismo nombre, Puebla de Lillo y el Susarón y los Picos del Mampodre (figuras 17 y 18). A partir de aquí la senda, algo diluida, comienza el descenso hacia Solle (figuras 19 y 20).

Tenemos que bajar en zig-zag por el prado del Toro hasta coger un camino bien definido que se interna de nuevo en el avellanar (figuras 21, 22 y 23). De este modo, ganaremos enseguida el alto de La Forcada, collado que da paso a un conjunto de prados. Continuaremos bordeando las fincas abandonadas hasta llegar al arroyo de la Llosa para enlazar con la pista que nos llevará de vuelta a Solle (figuras 24 y 25).

Impresiones.

Se trata de una ruta circular no muy exigente en donde casi la mitad del recorrido lo realizamos por el avellanar más extenso y poblado de toda la Cordillera Cantábrica.
fuente

Fuente

Información

Cartel informativo

Intersección

Desvíos

Río

Arroyo la Llosa

foto

Ascenso constante pero suave y muy llevadero

Intersección

Fin de la ascensión y desvío hacia la derecha

panoramica

Susarón

panoramica

Puerto de Linares desde el camino

árbol

Comienzo del bosque de avellanos

árbol

Avellanar

árbol

Por Las Biescas

árbol

Salida del avellanar

Collado de montaña

Collado Orones

Riesgo

Descenso

árbol

Internada de nuevo en el avellanar

panoramica

Vista general del bosque de avellanos

1 comentario

  • Foto de MendiKatoute

    MendiKatoute 29-jul-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Un gran descubrimiento y una ruta sorprendente

Si quieres, puedes o esta ruta