Tiempo en movimiento  4 horas 34 minutos

Tiempo  8 horas 26 minutos

Coordenadas 2942

Fecha de subida 3 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
3.367 m
1.446 m
0
4,1
8,2
16,45 km

Vista 138 veces, descargada 7 veces

cerca de Trevélez, Andalucía (España)

Segundo día de travesía por Sierra Nevada.
Hemos dormido en los preciosos borreguiles de las Calderetas, al pie del Puntal de Vacares. Para mí sin duda uno de los rincones escondidos más bonitos de toda esta inmensa sierra. Tras recoger los bártulos de la noche y desayunar proseguimos ruta perdiendo algo de altura bajando a los borreguiles que bajan del Barranco del Goterón. Salvamos el arroyo y tras pasar un nevero en pendiente buscamos la traza que va hacia la Laguna Hondera faldeando por el sector suroccidental de la Alcazaba. Pero pronto abandonamos dicha traza para enfilar siguiendo una mínima huella de paso que no tarda en desaparecer. En cualquier caso se camina sin grandes dificultades hasta llegar a una especie de collado que hay en la cuerda de la Alcazaba. Ahora tomamos esta cuerda y no la abandonamos hasta hacer cima en el Pico de la Alcazaba (3ª altura de la sierra). Las vistas desde la cumbre no pueden ser mejores. Tras una buena parada de rigor para contemplar todo lo que nos rodea y para reponer fuerzas, continuamos sin perder mucha altura. Vamos en busca del Paso del "Colaero" que nos va a bajar sin ningún problema por "la directa" hacia Siete Lagunas, otro paraje de lagunas y borreguiles sin igual en toda la sierra. Hacemos una nueva parada en la Laguna Hondera (o Culo Perro) ya que está preciosa por la abundancia de agua que hay con este tardío deshielo (en julio).
Desde aquí toca bajar, al principio con buenas vistas al desagüe que tiene la laguna, es el recién nacido río Culo Perro, que acompañaremos hasta vadearlo un poco más abajo. Pasamos poco después por el Refugio de la Campiñuela, en donde giramos a izquierda para seguir perdiendo altura. Cruzamos después (y acompañamos un rato) la Acequia Gorda y poco después pasamos por el Mirador de Trevelez. La bajada se hace larga y cada vez hay más zonas de cultivos conforme nos vamos aproximando a la parte alta del pueblo. Llegamos a buena hora a Trevelez, en donde tenemos bien ganada la cena y la pernocta tras dos buenos días de pateo. Mañana remataremos la travesía.
Inicio de senda junto a paredes.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta