Tiempo en movimiento  4 horas 42 minutos

Tiempo  5 horas 43 minutos

Coordenadas 3415

Fecha de subida 4 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.194 m
858 m
0
4,9
9,8
19,57 km

Vista 102 veces, descargada 10 veces

cerca de Las Fábricas, Aragón (España)

Antes de nada creo que debo explicar la estructura de la ruta. No es la ruta que había diseñado al inicio, pero si es en lo que se transformó ese diseño tras la erosión (en un ámbito de tanto interés geológico, la erosión de las ideas preconcebidas por la acción de elementos externos como la información inadecuada me parece un concepto aplicable) provocada por los anuncios de las Pinturas Rupestres de El Cantalar, que seguimos desde la Ermita de San Pedro, sin encontrarlas, hasta que ya aburridos de seguir viendo señales sin llegar a las pinturas, decidimos volver por el sendero de Pitarque hacia Montoro. El resto del trazado refleja simplemente un intento de volver por caminos diferentes al de ida, evitando en lo posible los caminos mas conocidos utilizados en otras rutas por el entorno. Y aclararé desde ya que a pesar de todo la ruta es muy bonita y poco transitada. Hubo un momento que movía a la risa interior, cuando cerca de una explotación ganadera vimos a un buen número de vacas y terneros asomarse a una especie de balcón sobre un terraplén, probablemente sorprendidas de ver algún humano en un lugar por donde deben pasar pocos; no dijeron nada, cosa esperable, pero si hubiesen comenzado a mugir torero, torero, o a cantar campeones, campeones no nos hubiera sorprendido mucho, aunque posiblemente lo que pensasen fuese solo que qué tíos más raros pasan por estos barrios últimamente. La foto me parece realmente inspiradora.
Pero bueno, comencemos diciendo que el inicio de la ruta está en un bonito, confortable y hasta con buena comida por un precio razonable, alojamiento que responde al nombre de Hostal de la Trucha. He estado en el hace bastantes años, y aún recordaba de aquellos tiempos que los jabalíes bajaban a comer (los despojos que les echaba el personal del hotel, supongo), al prado de atrás, al otro lado del río Pitarque, y mi hijo recuerda que nunca ha visto más moscas, ni más gordas, que cuando estuvimos juntos allí hace unos 20 años. Todo eso ha cambiado ahora, el Hostal es muy confortable, la comida excelente, no bajan los jabalíes y las moscas son las normales. En el arco de entrada figura la cifra 1789 (año de la revolución francesa, y cuando se instalaron aquí las primeras fábricas de papel continuo de Aragón, aunque luego pasaron a ser fábricas de textil, que se mantuvieron hasta 1958, cuando se dice -villarluengo.net- que cerraron tras varios asaltos de maquis). Muy cerca hay una piscifactoria que utiliza los terrenos de la Fábrica de Arriba, mientras el Hostal está en las casas de la Fábrica de Enmedio .
Nos ponemos en marcha saliendo a la carretera y girando a la izquierda para encontrar luego la salida por la derecha de un sendero marcado (PR-TE 9), que inicia un rápido ascenso por la ladera izquierda del Cerro del Castellar, para ir a buscar el Canto de la Solana, en las cercanías de Pitarquejo, donde cruza un camino, que luego utilizaremos para volver y ahora atravesamos para llegar a la parte alta de la paramera, donde nos cruzamos con otro camino, antes de llegar a la Masada de la Latonera. Desde aquí continuamos con pequeñas subidas y bajadas por los Llanos de la Latonera, hasta llegar al Barranco de San Pedro, que recorreremos casi íntegramente por su ladera este antes de cruzar el lecho y ascender por el otro lado para llegar a la Ermita y Rocha de San Pedro. La Ermita de San Pedro de la Roqueta, supongo que por el peñasco que protege su parte trasera, es un templo barroco (aunque se dice que fue levantado en el siglo XII tras aparecerse San Pedro a unos pastores)de pequeña dimensiones, construido en mampostería, y que guarda algunas partes antiguas, junto a algunas construcciones modernas; es el lugar donde se celebra la Romería de San Pedro, que tiene su origen en el siglo XIV, cuando la peste negra y una pertinaz sequía asolaban las tierras de Villarluengo; en esa época maligna siete hombres de la población decidieron viajar a Roma, para rogar en la Basílica de San Pedro pidiendo el final de sus males; allí les informaron de que se podían haber ahorrado el viaje, ya que sus ruegos hubieran sido atendidos también si los hubiesen hecho en esta Ermita; al volver a Villarluego, los peregrinos acudieron a la Ermita para hacer sus oraciones, y en el camino de vuelta fueron muriendo uno a uno, plantándose una cruz de madera en el lugar donde falleció cada uno. El día 25 de abril llegaron las lluvias, y desde entonces se celebra la romería de San Pedro en esas fechas, aunque parece que ahora hay una en esa fecha para los de Villarluego y otra, una semana más tarde, para los de Pitarque, porque el mismo día que hicimos este recorrido nos encontramos con un grupo de personas y niños que habían subido buena cantidad de bebidas y alimentos para celebrar su romería.
Pero eso fue a la vuelta, a la ida todavía no había nadie cuando llegamos y allí, al lado de una bonita fuente de piedra había un poste con un cartel de madera que anunciaba las Pinturas Rupestres del Cantalar por un sendero que se dirigía hacia la cima del monte de atrás. Estímulo suficiente, para allí nos fuimos pensando que las Pinturas estaban en un lugar cercano, posiblemente alguna de las cuevas y abrigos que veíamos desde nuestra posición. Empezamos a subir, y seguimos subiendo hasta que llegamos a la cima de la paramera, desde ahí seguimos un buen rato por la loma hasta llegar a otra cresta rocosa, donde tampoco estaban las Pinturas, aunque ocasionalmente un cartel similar confirma que estamos en la ruta a las Pinturas, pero nunca pone la distancia a la que se encuentran. Llegamos a un camino que baja por la ladera norte de los Riscos de Peñarroya y al fondo vemos la pista por la que discurre el PR-TE-9 de Montoro a Pitarque; llevamos varios kilómetros recorridos en busca de las Pinturas, hemos pasado delante de docenas de cuevas y abrigos y creemos que la señalización no debe ser tan imprecisa (aunque nosotros tampoco deberíamos haber aceptado cambiar la ruta prevista por un cartel), así que decidimos continuar hacia el PR, y girar a la derecha al alcanzarlo, para dirigirnos hacia Montoro de Mezquita siguiendo la pista que discurre por la ladera oeste del Barranco de la Carrera (por la que sube el PR hasta aquí, para luego empezar a ascender por la ladera de los Riscos de Peñarroya).
Cuando llegamos a Montoro, pasado el aparcamiento, giramos a la derecha para tomar el Paseo Fluvial del Guadalope, del que sale el PR-TE-9 para dirigirse de vuelta a la Ermita de San Pedro. Es una zona bonita, de bosque de ribera, con el río cerca, y la salida del PR está algo tapada, por lo que seguimos un rato por el Paseo, pero me doy cuenta de la equivocación al cabo de unas docenas de metros y volvemos atrás para recuperar la dirección correcta (en las fotos está marcada esta zona como punto con deficiente señalización; las señales existen, pero una está tapada por la vegetación y las otras son poco visibles por estar colocadas fuera de la vía principal).
Seguimos ahora por un sendero estrecho, inicialmente al pie de la cara norte de la Rocha de San Pedro, por un agradable sendero, con algunos tramos de empedrado, que nos lleva en un ascenso progresivo hasta la Ermita de San Pedro. Ahora ya hay un buen número de personas y niños, lo que nos sorprende porque pensamos inicialmente que habrían llegado como los peregrinos, andando el camino. No es así, cuando seguimos, vemos a un par de jóvenes que llegan a caballo, y casi de inmediato vemos un buen número de vehículos aparcados entre los árboles de un pequeño bosquecillo, y luego veremos algunos más llegando a medida que subimos por la pista no asfaltada que seguimos ahora; puede que las peregrinaciones no sean como las de antes, pero la buena disposición para divertirse en unaa romería parece que sigue.
Nosotros hemos venido a caminar, no a la romería, así que seguimos adelante por la pista que recorre la ladera oeste del Barranco de San Pedro; al llegar al final encontramos un pequeño riachuelo y la pista gira a la izquierda para dirigirse hacia los Llanos de la Latonera. Poco antes de llegar a la pista principal está el corral donde las vacas y terneros salen a observarnos con aparente curiosidad. Las saludamos con deferencia (no han dicho ni una mala palabra y debemos actuar en correspondencia), y seguimos por la pista principal, cruzando el sendero por el que habiamos pasado por la mañana, para seguir por los Llanos con ocasionales vistas hacia los Órganos de Montoro. Poco antes de llegar al Cerro del Castellar la pista hace un giro de casi 180º a la derecha, para perder altura con rapidez e ir a encontrar el PR-TE 9, por el que hemos subido a primera hora, y que ahora utilizaremos para bajar hasta el Hostal de la Trucha.
En conjunto, una ruta larga (casi 20 km.), con desnivel acumulado importante (casi 1000 m), sin dificultad técnica y realizable con una velocidad media bastante alta. No pasa de ser fácil para personas entrenadas, y tal vez de dureza moderada para aquellas sin entrenamiento adecuado pero que sepan controlar su nivel de esfuerzo. Puede ser dividida en partes (por ello escogimos hacer repetidos cruces, que facilitan trayetos circulares parciales), y así hacerla más accesible a personas con menor capacidad de esfuerzo. Ahora, en primavera, nos ha parecido una ruta muy agradable. Quizás no lo sea en verano, cuando buena parte de la ruta estará expuesta al sol, y puede que no lo sea en el invierno, cuando el frío y la nieve dificulten su realización (buena parte de la ruta, si hay nieve suficiente, es ideal para un recorrido con raquetas y, tal vez, esquí de travesía). En cualquier caso, por principio, no olvide calzado de montaña, bebida, comida y protección contra el sol y el frío, y siempre antes de ponerse en marcha pregunte el pronóstico del tiempo.
foto

Salida desde el Hostal de la Trucha, en Las Fábricas

foto

Foto

Intersección

Intersección

Intersección

Intersección

foto

Foto

foto

Foto

Waypoint

Waypoint

Waypoint

Sendero a Pitarque

Waypoint

Montoro

foto

Foto

Waypoint

Punto deficiente señalización

Waypoint

Waypoint

Waypoint

San Pedro

Waypoint

Waypoint

Waypoint

Llanos Latonera

Waypoint

Waypoint

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

Waypoint

Izquierda

4 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 07-may-2019

    Gran ruta de agua

  • César Argilés 10-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Dura por la longitud y hermosa ruta, gran descripción de eoc....,la próxima vez la haré desde el sofá

  • luis.perecruz 13-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Ruta larga, pero variada y con paisajes extraordinarios.

  • javeadeverano 13-may-2019

    Etapón. Curiosa romería.

Si quieres, puedes o esta ruta