Tiempo en movimiento  3 horas 42 minutos

Tiempo  6 horas 11 minutos

Coordenadas 2837

Fecha de subida 6 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
1.845 m
990 m
0
4,2
8,4
16,82 km

Vista 10 veces, descargada 0 veces

cerca de Las Lagunetas, Canarias (España)

La ruta comienza en la GC-15, casi llegando a Las Lagunes. Hay un primer tramo sobre asfalto hasta llegar a un camino a la izquierda que asciende hacia la cumbre por la vertiente este del barranco de La Mina.

Poco después de pasar junto a los Riscos de Ramírez (VP 9), nos unimos al sendero que sube por el fondo del barranco (VP 11) y continuamos la ruta, en un ascenso continuado pero no muy pronunciad, hasta alcanzar la carretera GC-150, cerca de la degollada de La Cumbre (VP 18). A esas alturas ya estábamos dentro del mar de nubes, rodeados de niebla y con una visibilidad bastante reducida.

Continuamos por un sendero al otro lado de la carretera que nos encaminó, atravesando una zona por el cauce del barranquillo, donde el camino es casi inexistente, hasta el Corral de los Juncos (VP 22), donde hicimos una breve parada técnica. Un poco más adelante entramos en un terreno del Cabildo, de acceso restringido, en el que se desarrolla un proyecto de cría de burros, para acceder a la GC-600.

Pasamos por los Llanos de la Pez para tomar un camino a la izquierda que continuaba ascendiendo, esta vez en zona de pinar. El sendero cruza la carretera GC-130, a la altura de Llanos del Salado y continúa, todavía en sentido ascendente, hasta aproximarse hasta Hoya del Gamonal. Un poco más adelante, llegamos a una explanada apropiada para hacer una parada para almorzar (VP 31).

En ese punto descendimos por un sendero a la derecha, hasta incorporarnos a la izquierda a un camino amplio, que nos acercó a las proximidades del Roque Saucillo (VP 35). La niebla se iba disipando y ya nos permitía tener panorámicas de la costa de la isla y empezar a ver el Roque Grande (VP 37).

Un poco más adelante, abandonamos el camino para introducirnos en un sendero poco transitado, en el que empezamos a encontrar taginastes azules en abundancia (VP 38). Este sendero nos llevaba, siempre en descenso, hasta alcanzar el Roque Jincado (VP 40), a partir del cual empieza la zona de bajada más pronunciada, en la que se dispone de una soga de apoyo (VP 41).

Pasada esa zona, se llega sin mayores dificultades hasta la pista de cemento que conduce al Rincón de Tenteniguada, fin de la ruta.
Continuar hacia la Degollada de Becerra

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta