Tiempo  6 horas 48 minutos

Coordenadas 2242

Fecha de subida 26 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
2.123 m
1.336 m
0
4,9
9,9
19,72 km

Vista 514 veces, descargada 23 veces

cerca de Vilaflor, Canarias (España)

En el punto kilométrico 58 de la carretera TF 21, pasada la localidad de Vilaflor en dirección al Parque Nacional de Las Cañadas del Teide, se encuentra el área recreativa Las Lajas, donde comienza y termina este recorrido de unos 20 km.
La zona recorrida ardió completamente en un incendio del año 2012. Los árboles aún muestran claramente las heridas que aquel suceso produjo en sus troncos, aunque ya han recuperado el verdor en sus copas. Y les aseguro que la caminata vale la pena, porque el paisaje es una verdadera maravilla.
Se trata de descender en dirección a Vilaflor, para girar después en dirección a Adeje (una pequeña parte del recorrido coincide la mi ruta "Por encima de Adeje") y volver al punto de inicio en un ascenso de unos 8 kilómetros que, en general y salvo en unos pocos puntos, no tiene un pendiente fuerte.
En términos generales, la excursión no es difícil, salvo por dos detalles:
- Durante los primeros kilómetros de descenso hay tramos con pendiente pronunciada, donde ha de irse con cuidado porque el terreno de tierra pulverizada y cantos es inestable y deslizante. Quien se deje llevar por la pendiente y eche a corren en esos tramos dará, a buen seguro, con sus huesos en el suelo. Salvo que uno sea un verdadero experto en este tipo de terrenos y, aún así, más le vale andarse con cuidado.
- En algunos puntos muy concretos (que comento en los correspondientes waypoints) el camino se difumina mucho y es relativamente fácil perderlo. A mí me ocurrió en un par de ocasiones. O sea, que es necesario estar atentos para no acabar en Las Chimbambas.
Pero es una gozada de excursión que nadie debe perderse, por el entorno de los barrancos del Cuervo y del Rey, caminaremos por algún tramos de la GR 131 y de la PR TF 71. Pero, sobre todo, iremos por algunos caminos muy poco transitados y de cuento de hadas, sobre todo si hay tramos, como fue mi caso, donde se echa una ligera neblina.
¡Ánimo y a por ella! No se arrepentirán.
Inicio de la ruta desde la zona de aparcamiento. No caigan en la tentación de seguir el letrero de los servicios,como hice yo. Lo mejor es seguir el camino que entra desde la carretera y bajar por él rectos hacia el parque infantil. Llegaremos a una empalizada que separa el parque infantil (muy desangelado) del resto de la Zona Recreativa de Las Lajas. En el extremo derecho de ese parque infantil da comienzo un sendero que desciende flanqueado por una hilera de piedras a derecha e izquierda. Hemos de seguirlo durante unos 800 metros, donde se une a un camino más ancho, por el que seguiremos descendiendo hasta el punto Laj 02 y al Laj 03.
Zona donde hace unos años (bastantes) había una industria de explotación de la resina del pino.
El camino por el que venimos descendiendo se cruza con otro ancho, claro y llano. Giramos a la derecha por este nuevo camino hasta el siguiente punto, el Laj 04.
En este punto, el camino por el que transitamos hace una cerrada curva a la izquierda. En el medio de esa curva tenemos que dejar el camino y tomar senda que parte de la curva, por donde discurre una tubería de conducción de agua.
Barranco del Cuervo. Diusfruten del lugar y del paisaje. Lo cruzamos y seguimos.
El sendero que nos trae des de el Barranco del Cuervo se va ensanchando poco a poco hasta convertirse en un ancho camino flanquedo en su recorrido por hileras de piedras a ambos lados. Llega un momento en que se va bifurcando en dos: uno va acompañado por la tubería del agua, cuyo curso sigue; el otro, el que debemos seguir, es el que sigue flanqueado por piedras a los lados y se va alejando de la tubería. Si siguen el de la tubería, como hice yo en principio, irían hacia el Barranco del Rey y deberían retroceder, como también hice yo. Pero si siguen por el otro camino, llegarán a un punto en el que las hileras de piedras se acaban bruscamente y el camino se convierte en sendero y gira noventa grados a la izquierda. Al poco rato vuelve a ensancharse y a recuperar las piedras que lo delimitan a los lados. Seguimos descendiendo hasta el punto siguiente.
Llevamos ya un buen rato de descenso y llegamos a este nuevo cruce, donde giramos a la derecha.
El sendero se bifurca y tomamos el ramal de la derecha que, en unos pocos metros se une a otro sendero por el que discurre la GR 131. Estamos entrando en la zona quizá mas bella e interesante de nuestra ruta, la que discurre entre este punto y el Laj 11. Mientras tanto, hemos de llegar primero al Laj 09 al que llegaremos siguiendo el actual sendero, que cruza el Barranco del Rey.
Desvío difícil de ver, porque no hay ninguna señal que lo indique y consiste nada más que en un vacío que se abre en las piedras que delimitan a la derecha el camino por el que descendemos. Hay dos hitos de piedras amontonadas que nos pueden ayudar a darnos cuenta del desvío, donde abandonamos la GR 131. Vayan con ojo, porque los primeros 100 o 150 metros de esta senda no se ven con claridad. Atentos a los hitos de piedras amontonadas, la única pista que nos da el camino. Por supuesto, si se pasan el desvío (como me sucedió a mí) retrocedan sobre sus pasos.
Si el anterior desvío era difícil de ver, este ya es para nota. La vegetación no lo deja ver, ni bien, ni mal. Otra vez, hitos de piedras amontonadas en una zona algo elevada a la derecha del camino por el que vamos son la única pista que se nos ofrece. Es cuestión de estar muy atentos. Ciertamente, tras este inicio tan difícil y difuso, el camino se acaba viendo muy bien y es fácil de seguir.
Nuestro sendero llega a otro camino, donde debemos girar a la derecha para ascender sin desvíos hasta la Zona Recreativa de Las Lajas, donde se encuentran el final y el inicio de nuestro recorrido.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta