Tiempo  6 horas 7 minutos

Coordenadas 1581

Fecha de subida 24 de marzo de 2015

Fecha de realización marzo 2015

-
-
1.331 m
720 m
0
4,2
8,3
16,68 km

Vista 994 veces, descargada 49 veces

cerca de Librán, Castilla y León (España)

En esta ocasión la ruta propuesta por “Huellas de Cabrera” ha sido realizada el día 21/03/15 desde la localidad de Librán, con cielo cubierto y temperatura agradable. En esta participamos 19 senderistas más los perros Alex, Barry y Laica. Esta es una variante de la ruta realizada en el año 2013 con el título: “LIBRÁN-LA CUEVONA-CASCADA-S. PEDRO MALLO-P. BUSTILLO-P.TENDOIRA-FURACÓN MOUROS-LIBRÁN 15/12/13”. Ver enlace en “Ver más” al final de los datos del GPS en letras azules.

Librán es una localidad perteneciente al municipio de Toreno, en la comarca de El Bierzo, provincia de León, Comunidad Autónoma de Castilla y León, España. Dista unos 4 kilómetros de la capital municipal y cuenta con alrededor de 50 habitantes. En ella se encuentran pinturas rupestres datadas a finales del Calcolítico y principio de la Edad del Cobre (2500 -1700 a.C), situadas en una cueva conocida como "El Buracón de los Mouros", de difícil acceso al encontrarse en una ladera de la garganta del río Primout. (Fuente: Wikipedia).

Aparcamos los coches en la parte posterior de la plaza de la iglesia de Librán (Toreno-León). Partimos por una calle asfaltada, que desciende pegada a la barandilla lateral de la iglesia para, a continuación, seguir por una calle cementada. Luego, giramos a la derecha y pasamos el puente sobre el río Primout (barandillas pintadas de color morado). A la derecha y a pocos metros, divisamos la vieja Fábrica de Luz (en estado de ruina), a continuación hay un área de descanso (también a la derecha) con barbacoa y dos mesas de piedra con sus respectivos bancos, mientras que a la izquierda estaban una fuente y una placa en la que se leía: “En Memoria de Aurelio Fernández Vuelta 31-12-2001”.

A partir de allí comenzó una pronunciada pendiente hasta alcanzar el waypoint “Collado-Desvío Derecha” cercano a este, tenemos una flecha de dirección de color verde pintada sobre una piedra (veríamos alguna más en los troncos de pinos y robles). Luego aparece una bifurcación a la derecha que es por donde regresaríamos waypoint “Enlace Vuelta”. Seguimos el camino recto por bosque de robles desnudos de hojas y poco a poco la pendiente fue suavizándose, aunque era constante. En esta zona, algo rocosa, hay una flecha de dirección y una C (cueva) a la derecha del camino pintada de verde sobre una roca refiriéndose a la Cuevona, en nuestra primera ruta no existía esta señal por lo que en aquella ocasión accedimos a ella más adelante (Ver enlace).

Llegamos a un nuevo desvío a la derecha para luego alcanzar la Campa de Mallo (letrero en color verde) en un soto de castaños donde no nos detenemos. Según vamos caminando podemos divisar San Pedro Mallo a nuestra izquierda en lo alto, para luego ver un llamativo colmenar pintado de colores (por esta zona en la primera ruta, nos desviamos a la derecha subiendo a la Cuevona, cosa que en esta no hacemos, porque en aquella ocasión no descubrimos las pinturas rupestres que dicen que existen), siendo esta la primera variante respecto a la primera. Ver enlace "Ver más" en letras azules al final de los datos del GPS.

Continuamos hasta una curva cerrada donde encontramos un poste con letrero igual al anterior anunciando la cascada. A su lado, había un gran estanque con agua lo pasamos por su derecha siguiendo la indicación. Caminamos por un bonito sendero en el que tenemos una fuente, algunos abedules y a la derecha un roquedo. Tras caminar 200 metros, llegamos a la cascada de El Cervezón, en esta ocasión con bastante agua que resbala suavemente a través de una pared rocosa y vertical de unos 15-20 m, su belleza era espectacular. Nos detuvimos un buen rato observándola y fotografiándola.

Retrocedimos nuevamente hasta el estanque para tomar de nuevo el camino que nos conduciría hasta el pequeño pueblo de San Pedro Mallo. Entramos en él y pasamos al pie de su iglesia en el centro de una bifurcación entre dos calles. A continuación, llegamos a un gran estanque con agua. Al fondo del mismo, vimos una fuente bajo tres bolas de cemento (a modo de adorno) y bajo ellas un letrero donde se leía: “La Fuente del 32”. Por su caño brotaba abundante agua. Nos detuvimos en el estanque para tomar algunos alimentos y comentar el importante esfuerzo de restauración y conservación de edificios llevados a cabo en dicho pueblo, lo que aumentaba el atractivo del mismo.

Terminado el refrigerio reanudamos la marcha de frente por un camino en ascenso sembrado de piedras sueltas, pasado un depósito de agua de cemento y volviendo la vista a la derecha, pudimos contemplar otra vez la cascada visitada anteriormente. Llegamos a un pequeño pilón donde captan agua para el pueblo desde el que se tiene una buena visón de San Pedro Mallo. A continuación giramos en un desvío a la derecha (Dina, Miguel López y este servidor) para bajar a la Laguna de los Rozos, waypoint “Desvío Derecha Laguna” (segunda variante con relación a la primera ruta). El resto del grupo decidió continuar la ruta sin bajar a la laguna, siguiendo el trazado de la primera. Los tres llegamos (antes que a la Laguna de los Rozos) a una zona de recreo-merendero con refugio, mesas, bancos, fuente con abrevadero y barbacoas en piedra, situado en una zona herbosa al borde del camino.

Reanudamos la marcha y después de un giro a la izquierda llegamos a la bonita Laguna de Los Rozos, de medianas dimensiones con una especie de trampolín hecho con maderas. Esta laguna está situada en una depresión rodeada de vegetación y arboleda, hicimos las consabidas fotos.

Proseguimos la ruta para seguir ascendiendo por camino con dos giros a la derecha alcanzando el cordal. Seguimos ascendiendo para llegar a Peña Bustillo (1331 m) siendo este el punto más alto de la ruta donde nos esperaban Yoli, José Luis, Pedro, Alejandro, los perros Alex y Laica. Peña Bustillo es un peñasco muy poco exigente que sobresale del suelo escasos metros; su vértice geodésico está tirado en la base de éste, mientras que en la cima de la roca hay un tubo metálico oxidado que posiblemente sirvió de sujeción al vértice geodésico. Desde allí tuvimos una buena vista hacia la Central térmica de Anllares, Librán y la cordillera de Los Ancares; que todavía estaba nevada. Nos fotografiamos en esta pequeña peña.

A continuación descendimos por un cortafuego que parte de la izquierda de Peña Bustillo (mirándola de frente). Comentar que todos los cortafuegos estaban limpios de vegetación, pero algunos presentaban un fuerte desnivel. En este lugar tenemos la tercera pequeña variante al desviarnos a la derecha y no pasar por el “Alto el Bustillo (1304 m)”. Después de otro giro a la izquierda y siguiendo el cordal nos situamos en las “Peñas de Bustillo”, siendo estas un bloque de peñas que destacan del resto, a la izquierda del cortafuego –en el fondo de la ladera– queda al profundo Desfiladero de Entrepeñas.

Seguimos con nuestra marcha subiendo y bajando constantemente lomas por diversos cortafuegos para hacer un desvío a la izquierda y luego continuar recto. Después, tenemos que subir quizá la pendiente más pronunciada de todo el trayecto a la altura de la zona conocida como “Los Finales”. Superada la pendiente ¡¡MUCHA ATENCIÓN EN ESTE PUNTO!! primero encontraréis, en el borde izquierdo del cortafuego, una piedra con una flecha y otra con una C (Ce) pintadas de color verde con espray (donde el resto de compañeros nos esperaban comiendo) y segundo, a ese mismo lado, hallaréis el waypoint “Desvío Izquierda Cueva”, seguido de otro “Desvío Izquierda” (pequeño hito de piedras). Recomiendo ¡¡MUCHA ATENCIÓN!! en este “segundo waypoint y desvío a izquierda” ya que es el que tenemos que seguir que nos conducirá, a través de un estrecho sendero que desciende entre matas, hacia un pasamano formado por un cable de acero sujeto con pequeños postes metálicos, que nos guió hasta el final para llegar a la cueva “Furacón de los Mouros”. Por lo tanto, aconsejo que se haga este tramo, utilizando el pasamano –como guía y ayuda– que encontraréis pasados algunos metros del comienzo.

Cuando nosotros llegamos, algunos compañeros ya habían visitado la gruta y otros lo harían después de nosotros (Dina, Miguel López, Pedro, quien os comenta y la perra Laica) lo cual hicimos nada más llegar, comenzando el fuerte desnivel. Una vez localizado el cable-pasamano, lo utilizamos en las zonas de acentuado desnivel, guiándonos hasta la cueva misma. Esta está cerrada con una malla de alambre de acero por lo que no pudimos entrar en su interior, sin embargo, la malla no nos impidió disfrutar del importante conjunto de delicadas pinturas rupestres (más deterioradas que en la ruta del 2013) que se sitúan principalmente en la parte izquierda de la gruta y sobre las rocas más lisas. Asimismo pudimos hacer fotografías a través de dicha malla que, aparte de las pinturas, fotografiamos el resto de la cueva que presenta varias cavidades y un agujero al exterior en la parte derecha. Nos fotografiamos con la cueva como recuerdo de nuestra visita.

Regresamos siguiendo el pasamano lo que facilita mucho la labor de guía, así como la realización del propio descenso y ascenso. Nos incorporamos de nuevo a la pista-cortafuegos, donde nos esperaban los compañeros comiendo, cosa que haríamos nosotros también nada más llegar, mientras otros compañeros descendían a la cueva. Cuando todos regresaron al grupo, estando ya todos reunidos, hicimos la foto de “familia” al comienzo de la bajada en un peñasco, como tenemos por costumbre.

Hechas las fotos emprendimos la marcha siguiendo el cortafuego, ya siempre en descenso, y durante el mismo teníamos, aún algo distante, Librán a la vista. Cuando llegamos a una zona con escasa pendiente, el cortafuego presentaba algo de matorral pero se caminaba bien a través del mismo. Esta situación continuó hasta que salimos al waypoint “Seguir Camino Recto-Enlace Vuelta”, el mismo de la ida, donde ya transitamos por el camino que habíamos recorrido a primera hora de la mañana, pasando de nuevo por la fuente, el área de descanso y el puente para llegar, en poco tiempo, a la plaza de la iglesia.

Nos mudamos de ropa y calzado y fuimos al bar “ La Casa del Pueblo” cercano a la iglesia para tomar unas consumiciones. Su dueño, siempre atento, nos preguntó por el estado de caminos y senderos de la ruta, mostrando interés por su conservación.

Día sin sobresaltos transcurriendo la marcha según lo previsto en la que disfrutamos de buenas vistas, dos pueblos en franca mejoría, una bella cascada, una estupenda laguna, un cañón impresionante y una cueva con delicadas pinturas rupestres que habría que conservar.

Que vuestros pasos sean guiados con pie firme, hallando en este “¡¡Buen camino!!” el sosiego, la relajación mental y física que nos produce la vida cotidiana.

Hasta otra nueva ocasión.


DATOS GPS:

General

Nombre Archivo Track: LIBRÁN-CASCADA CERVEZÓN-SAN PEDRO MALLO-LAGUNA de los ROZOS PEÑA BUSTILLO-FURACÓN de los MOUROS (CUEVA)-LIBRÁN (Variante I) 21-03-15

Nombre de la salida: Iglesia de Librán

Comentarios del Track:

Fecha y Hora

Día 21-03-2015
Hora de salida 08:44:41
Hora de llegada: 14:52:27
Duración 06:07:46
Tiempo parado 01:49:23
Tiempo en movimiento 04:18:23


Distancias

Distancia proyectada 16.68 km
Distancia con alturas 17.09 km (real 17.4 km)


Alturas

Track con alturas (3D): Sí
Altura Máxima 1331 m
Altura Mínima: 720 m
Altura de la salida: 784 m
Altura de la llegada: 790 m
Ganancia desde la salida 546 m
Desnivel salida-llegada 6 m
Desnivel máximo 610 m
Ascen.acum. 829 m
Desc.acum. 825 m
Max. Velocidad Vertical: 80760 m/h
Min. Velocidad Vertical: -45900 m/h
Max Pendiente 28 %
Min Pendiente -34.2 %


Velocidades

Velocidad media 2.7 km/h
Velocidad máxima 8.1 km/h


Puntos de Track

Número de puntos 1581
Intervalo de grabación 13

Ver más external

SENDA
MALLO
LAGUNA
...

5 comentarios

  • Foto de Club Acivro

    Club Acivro 16-oct-2015

    Agradeciendo de antemano al autor el colgado de esta ruta para compartirla entre todos los compañeros de wikiloc y sin menoscabar para nada su trabajo e intención, tengo que decir que tenía ganas de realizar una ruta circular por la zona de Librán, me gustó la propuesta y la he realizado.

    Sin embargo, en mi opinión, a la ruta le falta bastante encanto y alicientes. A pesar de la visita al Furacón de los Mouros, el punto más interesante de la ruta, cascada, laguna y una aldea, la ruta discurre en un 90 % por pistas y cortafuegos que hacen que el recorrido llegue a ser monótono, además de carecer del clima de aislamiento y encanto que dan otro tipo de caminos-senderos. En una primera parte discurre por pistas, accesibles con todo terreno e incluso coches, eso sí, rodeados de bonitos bosques, y una segunda parte, la más larga, por las zonas elevadas, también por pistas y sobre todo por cortafuegos que, a pesar de las vistas, no aportan demasiado, porque lo mejor que posee esta zona de Librán son las zonas bajas de los valles, donde se encuentran sus hermosos bosques.

    En definitiva, a mí no me ha convencido el itinerario. La parte más interesante, el Furacón, se puede visitar de forma más corta desde Librán.

    Un saludo
    Club Acivro

  • Foto de mazaira

    mazaira 19-oct-2015

    Club Acivro (Alejando González):

    Siento que la ruta no fuese de tu agrado por el hecho de transitar mayoritariamente por pistas (yo los denomino caminos cuando no pasan dos coches al mismo tiempo, uno en cada sentido, como es el caso) o por el hecho de transitar por algunos tramos de cortafuegos (limpios de maleza), lo cual no he ocultado en ningún momento en mi comentario sobre la misma, así como también los menciono en los waypoints.

    Por el contrario, a los 9 senderistas que realizamos dicha ruta por primera vez si nos gustó. Y en esta ocasión, por segunda vez en poco más de 15 meses, entre los 19 senderistas que la recorrimos nadie expresó su desagrado, ya que para nosotros el caminar por pistas o cortafuegos es algo secundario; lo realmente importante para nosotros es el conjunto que encierra la ruta, que es especialmente interesantísima desde el punto de vista arqueológico. Además, visitamos la bonita cascada de Cerbezón; San Pedro Mayo, un pueblo en franca recuperación (con su gran fuente central “La fuente del 32”); un refugio con área de recreo en una verde pradería con fuente, mesas y bancos; la bonita Laguna de los Rozos (en la que te puedes bañar en verano); así como pasar por la parte superior del profundo desfiladero de Entrepeñas; y lo más importante, las pinturas rupestres de la Cueva del Buracón o Furacón de los Mouros, que como tú bien la defines en tu comentario: “de gran valor arqueológico donde se encuentran pinturas rupestres del hombre prehistórico (2500-1700 a.C.) que se pueden contemplar perfectamente”.

    Tampoco comenté en ningún momento que fuera una “extraordinaria ruta”; tan solo al final del comentario la defino como: “Día sin sobresaltos transcurriendo la marcha según lo previsto en la que disfrutamos de buenas vistas, dos pueblos en franca mejoría, una bella cascada, una estupenda laguna, un cañón impresionante y una cueva con delicadas pinturas rupestres que habría que conservar”.

    Teniendo en cuenta todo ello, ¿te parece una ruta con poco encanto y aliciente? Te pediría que reflexionaras, en tu dilatada experiencia (436 rutas realizadas hasta la fecha): ¿En cuántas has encontrado pinturas rupestres, exceptuando esta? ¿Nunca has caminado tramos (a veces largos), por carretera, ciudad, pistas, cortafuegos, calles cementadas o vías romanas adoquinadas o empedradas? Y supongo, que no por ello te han resultado monótonas o aburridas ¿O más bien todo lo contrario? Las habrás calificado con adjetivos como: “excelente”, “espectacular” “maravillosa” “excepcional” “magnifica”, etc. (si es que merecen tales calificativos), a pesar de transitar por

  • Foto de mazaira

    mazaira 19-oct-2015

    ... aquellas.
    Estimado Alejandro, hay un dicho popular que reza: “para gustos hay colores…” y por tanto diferentes puntos de vista.
    Un saludo.

  • Foto de Club Acivro

    Club Acivro 19-oct-2015

    Estimado Mazaira:

    Wikiloc es un punto de encuentro de aficionados a la montaña y senderismo donde todos pueden plasmar sus sensaciones y opiniones sobre los diversos itinerarios propuestos, siempre que no molesten ni agredan a los demás.

    Nadie ha comentado que la ruta se calificara por el autor como una extraordinaria ruta. Partiendo de esta premisa, en base a lo que nos pareció la ruta, a mí y a dos colaboradores de nuestro club que me acompañaron, comenté precisamente nuestra opinión sobre la misma para que la gente que esté interesada en realizarla tenga una base más de usuarios que la realizan, algo que es importante y que siempre ayuda a la hora de seleccionar tal o cual ruta para realizar, por lo menos para mí es muy importante y lo tengo muy en cuenta. En estas opiniones, habrá gente que le guste por tal o cual cuestión y otros que no les guste, y entiendo que esto no debe parecer mal a nadie.

    Realmente en la ruta en cuestión, las sensaciones, tanto mías como de mis compañeros fueron de monotonía y algo de aburrimiento al acabar la ruta de tanta pista accesible por todoterreno y/o coche y por cortafuegos, por lo cual para nosotros no tiene los atractivos suficientes para realizarla con nuestro grupo (grupos de 50 personas) por lo cual no la vamos a incluir en nuestra programación. Siempre buscamos rutas con grandes atractivos y que sean muy hermosas y esta no nos lo pareció, por ello hacemos uso de la plataforma de wikiloc para comentar que, para nosotros no lo es, y para que otros usuarios tengan diversas opiniones. Para eso están los comentarios y la diversidad que ofrece wikiloc.

    El punto álgido de la ruta son las pinturas rupestres del Furacón, que realmente son impresionantes, además de tener otros puntos de interés que tú señalas, pero el conjunto de toda la ruta, que es larga, no da las sensaciones necesarias para terminar con un gran sabor de boca. Con pinturas rupestres, y más atractiva que esta, por ejemplo está por ejemplo la Ruta Cova do Demo-Pico del Cuco en el concejo asturiano de Boal. Y, respecto a tu última pregunta, realmente, trato de buscar rutas donde no se camine por carretera, ciudad, calles, y en menor medida por pistas o cortafuegos. A veces, por desconocimiento, pruebo rutas que salen así, pero desde luego no la incluímos para llevar a gente a conocerla y la desechamos por falta de atractivos..

    Como bien dices, cada uno tiene su gusto, eso sí, es importante dar la visión de cada uno para que los usuarios tengan diversos puntos de vista.

    Un saludo y muchas gracias
    Club Acivro

  • Foto de mazaira

    mazaira 21-oct-2015

    Apreciado Alejandro, me reafirmo en lo expuesto anteriormente. Sin más comentarios.
    Un cordial saludo

Si quieres, puedes o esta ruta