Tiempo en movimiento  una hora 42 minutos

Tiempo  2 horas 14 minutos

Coordenadas 1073

Fecha de subida 12 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
270 m
164 m
0
1,5
3,0
6,08 km

Vista 1425 veces, descargada 42 veces

cerca de Llíria, Valencia (España)

A pesar de vivir cerca nunca había visitado Lliria, así que decidí preparar una ruta que combinaba la ruta histórica patrocinada por el Ayuntamiento y la ruta de los 3 Tosales que ha presentado Emilio Vera (22000270).
Hay vestigios de asentamientos humanos en el término de Liria desde el Paleolítico superior, y en el neolítico hubo un poblado que se mantuvo hasta la Edad de Bronce, época en la que existen varios poblados, de los que destacan los del Tosal de San Miguel y la Cova Foradà. En particular, el poblado ibérico de Edeta, capital de la Edetania, ocupa un lugar muy destacado en la historia de los iberos, y por su importancia y posición estratégica tuvo un papel importante en las guerras civiles romanas, siendo destruida por las tropas de Sertorio en el año 76 a. C. A raíz de ello, sus habitantes se trasladaron al llano, edificando una nueva ciudad siguiendo el modelo romano, de la que quedan importantes restos en el Pla de l'Arc, aunque a partir del siglo III inicia un declive paralelo al crecimiento de Valencia. En época visigoda se estableció un monasterio cristiano en las antiguas Termas. En la época musulmana se desarrolló mucho el sistema de riegos y fue residencia del Cadí. En 1090, el Cid Campeador sitió la ciudad, pero abandonó el sitio para apoyar a Alfonso VI en su guerra contra los almorávides. Lliria fue conquistada por Jaime I en 1238, y hacia 1249 se hizo un repartimiento de tierras, repoblando la ciudad con cristianos viejos y dejando a los musulmanes la zona de Benisanó. Posteriormente fue conquistada para Castilla por Pedro I el Cruel. Tras la Guerra de Sucesión, Felipe V creó el ducado de Liria y se lo concedió a Jacobo Fitz-James Stuart; el tercer duque de Liria se casó con la duquesa de Alba y, a partir de ese momento, el título pasa a la Casa de Alba. Los franceses ocuparon la villa desde 1810 a 1813. Posteriormente Liria fue saqueada por las tropas carlistas de Cabrera en numerosas ocasiones. Desde 1887 tiene el título de ciudad.
Desde Valencia llegué a Lliria por la CV-35, aparcando en las proximidades de los Baños Árabes. Allí comencé a seguir el recorrido propuesto en Liria histórica, hasta llegar a la plaza del ayuntamiento, donde está el palacio de los Duques de Liria y la Iglesia de la Asunción y que estaba cubierta por las vallas habituales para los encierros a los que tan aficionados siguen pareciendo ser algunos pueblos valencianos. Seguí ascendiendo hacia el Monasterio de San Miguel, fundado en el siglo XIII, encontrando algunos restos de posibles habitaciones antiguas en la ladera de la montaña. Tras hacer fotos de la entrada del Monasterio descendí hacia la ladera donde se encuentran los restos de la ciudad ibérica de Edita, cerrados como ya sabía. Había intentado llamar al teléfono que el Ayuntamiento de Lliria anuncia como contacto para establecer una cita para la visita, pero en ninguna de las varias ocasiones que lo intenté a lo largo de varios días hubo nadie que descolgase el teléfono. Aún así, lo poco que se puede ver y la extensión del asentamiento que aún no ha sido explorada me sorprende mucho.
Seguí adelante por el sendero marcado, con cierta dificultad por las chumberas y la escasa limpieza del entorno, y me pareció apreciar que restos de posibles primitivas habitaciones son bastante apreciables en un área bastante grande, lo que parece confirmar las informaciones recogidas en diversas fuentes sobre la gran extensión del asentamiento.
Más adelante pasé por las cercanías de una pirotecnia, e inicié la aproximación hacia la Ermita de Santa Bárbara. En el camino, de nuevo, se encuentra basura y restos urbanos y fabriles de distintos tipos con considerable frecuencia. Asciendo hasta la ermita, en ruinas según parece desde la Guerra de la Independencia, y veo el bonito calvario. Decido no bajar por el, para volver al itinerario previsto por sendero, para encontrar una zona donde se ha arrojado buena cantidad de cáscaras de almendras y de nuevo basura en varios puntos. Sin ser excepcionales las vistas son bastante buenas, pero la falta de limpieza del entorno me hace pensar que mejor evito seguir hacia las Buitreras, como tenía previsto, por lo que inicio el retorno hacia el centro de la ciudad (limpio, con edificios modernos y probablemente con excelente habitabilidad), paso por los restos romanos del Pla de l'Arc y varias iglesias interesantes y vuelvo al coche.
Esta ruta me deja sentimientos mixtos. Por un lado, sin ser una maravilla, no es una ruta carente de atractivos, algunos de ellos muy importantes en la historia de la cultura. Por otro lado he visto que asentamientos primitivos tal vez bastante menos importantes han sido estudiados en mucha mayor profundidad y extensión, son visitables y están bastante mejor cuidados y mantenidos, y desde luego no tengo ninguna duda de que el Ayuntamiento puede y debería hacer mucho más para mantener la higiene y limpieza del entorno fuera de las calles del centro.
Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Ruinas

Waypoint

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

2 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 16-oct-2018

    Descripción minuciosa y muy interesante.

  • javeadeverano 04-nov-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Parece limpio, y tiene montones de puntos de interés histórico y cultural,

Si quieres, puedes o esta ruta