Tiempo  11 horas 24 minutos

Coordenadas 4011

Fecha de subida 19 de mayo de 2017

Fecha de realización mayo 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
3.151 m
2.077 m
0
6,4
13
25,46 km

Vista 2301 veces, descargada 92 veces

cerca de Cortijada Dehesa del Calvario, Andalucía (España)





    Partiendo desde la Loma de Papeles, esta ruta primaveral consiste en coronar los cuatro tresmiles más nororientales: Puntal de los Cuartos (3.154 m.), Puntal de Covatillas (3.115 m.), Puntal de Juntillas (3.143 m.) y Picón de Jérez (3.088 m.). El ascenso se realiza por la Loma de Maitena, en busca de la cresta cimera de los tresmiles. El descenso se efectúa por los Lavaderos de la Reina y la Acequia de Papeles. Nos encontramos en el Parque Nacional Sierra Nevada.




    Para acceder a la Loma de Papeles hay que recorrer un carril desde Güéjar durante 14 km. La segunda mitad se encuentra en mal estado para turismos, aunque con paciencia y tesón se llega en 40 minutos. Los primeros 5 km. están asfaltados, pero según se asciende tras vadear el Río Maitena, van poniéndose interesantes los restantes 9 km. pedregosos. En esta aproximación recorremos un robledal melojo autóctono. Si no disponemos de al menos un turismo alto, otra opción es contratar los servicios de la empresa de turismo activo Arquenatura, que nos desplazan en sus vehículos por una tarifa aceptable, llegando incluso hasta el Refugio de Peña Partida, ya que son los únicos autorizados para pasar la cadena que restringe el tráfico desde el aparcamiento de Papeles, donde comienza esta ruta. De este modo nos ahorraríamos 10 km. de pateo ida y vuelta, y 370 m. de desnivel positivo, aunque con el inconveniente de depender de sus horarios, si bien se pueden flexibilizar según los grupos. El aparcamiento de Papeles se convierte en un improvisado y magnífico mirador de la vertiente norte de los colosos nevadenses.




    La ruta comienza por un marcado sendero que lleva hacia el vértice geodésico Papeles. Este sendero discurre en paralelo a la continuación de la pista desde la cadena, que lleva al Refugio de Peña Partida, sirviendo también para acceder a los ramales de mantenimiento de la Acequia de Papeles, la cual faldea al otro lado de la loma. Por esta acequia vendremos al regreso, ya que la idea es evitar repetir recorrido y conseguir la preciada circular. Las panorámicas de 360º son fantásticas desde el vértice geodésico.




    Continuamos hacia el Refugio de Peña Partida, también llamado Refugio El Molinillo. En la fotografía se aprecia la parte alta de nuestra ruta. De derecha a izquierda: Collado de las Buitreras y Barranco del Río Vadillo, Pico de la Justicia, Puntal de los Cuartos, Puntal de Covatillas y sus Tajos Negros, Puntal de Juntillas y el alomado Picón de Jérez. El refugio es pequeño y dividido en dos estancias, con una capacidad ideal para 8-10 personas, pero se encuentra en muy buenas condiciones y limpio, con chimenea, literas, mesa y bancos. Este refugio es principio y fin de sendas etapas del GR-240 Sulayr.




    En realidad, la descomunal loma que vamos recorriendo se divide en cuatro tramos diferentes según su altitud, desde la junta de los ríos Maitena y Genil, nombrándose como si fueran distintas, pero en realidad se trata de la misma: Loma de las Cunas de los Cuartos, Loma de Papeles, Loma de Maitena y Loma de los Cuartos, hasta que culmina en el Puntal de los Cuartos. Vamos teniendo nuevas perspectivas del Valle del Genil, por donde discurre la Vereda de la Estrella, con el Embalse de Canales al fondo, a los pies de Güéjar.




    La marcada vereda que traemos, nos acerca al desvío que lleva a los Lavaderos de la Reina. Pero de momento tan solo nos asomamos, para contemplar tan sublime paraje y la cordal que lo envuelve y vamos a recorrer. Toda la ruta es un espléndido mirador natural, tanto de las cumbres de alta montaña, como de los valles, barrancos, lomas, aristas y cuencas glaciares, en definitiva, gran parte de la grandiosidad del paisaje central nevadense.




    Tras varios zigzagueos de la vereda, cuya finalidad es aliviar la graciosilla pendiente, llega un punto en que abandonamos la senda, que se dirige faldeando hacia el Collado de las Buitreras, y cambiamos el rumbo campo a través, hacia la cuerda lomera. Así que cataplum parriba...




    El suave perfil lomero torna en una arista algo más agreste, pero siempre cómoda de caminar, sin ninguna complicación técnica ni pasos expuestos. El deshielo es imparable en estas fechas, por lo que solo quedan restos de neveros en las cotas más elevadas y umbrías.




    Y casi sin darnos cuenta, coronamos el Puntal de los Cuartos, también llamado La Buitrera. La panorámica de la Divisoria de Mares es impresionante. Siguiendo la cordal, divisamos el Pico de la Justicia. Tras éste, el Pico del Cuervo y el Cerro del Mojón Alto, también llamado Puntal de Tajos Negros (a secas). En distintos mapas y guías montañeras de renombre, también llaman La Atalaya indistintamente a estas tres cumbres, así que mejor no usar este topónimo, para no confundir y liar más el asunto. Las nubes envuelven las cúspides de las cumbres mayores, aunque de vez cuando se abren ventanas que permiten vislumbrar Alcazaba y Mulhacén, que desde esta perspectiva se ven solapados y parecen uno solo. Veleta y Machos se dejan ver algo mejor.




    Al otro lado contemplamos la amplia cuenca glaciar del Río Juntillas, salpicada de lagunillas. Cerro Pelao se yergue imponente, siendo el tresmil más oriental de todos.




    Continuamos la cuerda nororiental hacia el Puntal de Covatillas, también llamado Puntal de los Cervatillos. Estamos viendo su cara amable y alomada. Tras él se aprecian los crestones que descuellan desde Tajos Negros.




    Tras hollar el puntal, podemos contemplar Tajos Negros (de Covatillas), que no debemos confundir con los otros Tajos Negros (a secas) del cercano Cerro del Mojón Alto.




    Al asomarnos a la cara norte de los crestones, podemos admirar abajo la hoya del Arroyo de Covatillas, que a la postre es la cabecera del Río Maitena. En este singular rincón es donde se forman las sorprendentes cascadas de los Lavaderos de la Reina. Ahí descenderemos tras rodear la cordal hacia el Picón de Jérez. Multitud de regueros con borreguiles, túneles de nieve, lagunillos, chortales y charcales acompañan las cascadas.




    Al mirar hacia la cara sur, tenemos mejor estampa si cabe. La cuenca del Río Juntillas, los Tajos del Goterón y los Vasares del Alcazaba.




    Igualmente admiramos la continuación de nuestra cordal hacia el Picón de Jérez, donde se divisa su enorme y característico hito de piedras, junto al vértice geodésico. Por esa ladera de la loma es por donde descenderemos en diagonal hacia los Lavaderos de la Reina.




    Seguimos la cordal cimera. Las panorámicas son fantásticas en todas las direcciones. Abajo observamos la verdeazulada Laguna de Juntillas.




    Y tras otro repecho, encumbramos el Puntal de Juntillas. Aunque de puntal no tiene nada, tratándose más bien de un cerro alomado que actúa como divisoria. De hecho es más propio su otro nombre de Cerro Rasero, porque tiene más raso que punta. También se le llama Cerro de las Tres Lindes, al confluir en él los términos municipales de Güéjar Sierra, Jérez del Marquesado y Trevélez. Cerro Pelao se encuentra a tiro de piedra para encumbrarlo desde aquí.




    Dirigiendo la vista hacia el este, observamos la continuación de la larga cuerda de los cuasitresmiles, que se prolonga hacia la provincia de Almería. Abajo contemplamos la cabecera del espectacular Barranco del Alhorí y los tajos que forman su circo glaciar.




    Proseguimos llaneando hacia el vértice geodésico del Picón de Jérez. Su abombada cumbre no permite disponer de adecuadas panorámicas. Raro es que esta jornada no se moviera una hoja, cuando lo habitual es que el fuerte viento domine esta cota, siendo característica en pleno invierno, la cencellada que se forma en su gran hito de piedras. Se trata del tresmil más septentrional de todos.




    Como suele decirse, la cima es la mitad del camino, así que comenzamos el descenso, con rumbo a la hoya donde se encuentra el nacimiento del Arroyo de Covatillas. Es un trazado diagonal que busca la mejor curva de nivel y salva los neveros más inclinados, siendo el terreno más o menos cómodo. En estas fechas queda poca nieve, pero en la cara norte aún se mantienen algunas palas de nieve dura que pueden dificultar el tránsito, sin que hayan sido necesarios crampones, aunque siempre es aconsejable llevarlos. La panorámica de los Tajos Negros (de Covatillas) al frente es formidable, hasta que nos situamos en su hoya, momento en que nos hace empequeñecer de nuevo, tras haber acariciado el cielo hace unos momentos.




    En la cabecera del arroyo aún es notable la presencia de nieve, donde comienzan a aparecer los primeros regueros de agua esculpiendo caprichosos túneles. Aunque la nieve se encuentra dura, hay que prestar atención al caminar sobre los túneles, ya que pueden hundirse. En las paredes de los tajos aún quedan chorreras heladas.




    Los borreguiles parecen gigantescas culebras verdes serpenteando montaña abajo por el pardo terreno. Se agradece su mullida pisada después de tanta piedra. La curiosa cumbre cónica que se alza en medio del circo glaciar es el Cerrillo de Poco Trigo.




    Entramos en el entorno de los Lavaderos de la Reina, sorteando varios pasos rocosos. Además de borreguiles y saltos de agua, pasamos por el Lagunillo de Covatillas y otras charcas menores.




    Pero sin duda, los protagonistas del lugar son las espectaculares cascadas y túneles de nieve, en su máxima plenitud en esta época del deshielo.




    En los waypoints se encuentran marcadas las tres mejores cascadas que podemos disfrutar, a cuál más bella. Cada una destaca por sus saltos, su disposición en gradas o sus túneles de nieve.




    Con el culmen de la belleza de la última cascada, nos despedimos de los Lavaderos de la Reina. El río continúa su curso natural, a la vez que la mano del hombre ha sabido aprovechar parte de su cauce, canalizándolo con una acequia.




    En un principio la Acequia de Papeles discurre al descubierto entre verdes prados, donde pasta ganado bovino de todos los colores posibles. Justo después de comenzar el entubado de la acequia, nos cruzamos con el sendero Sulayr, que se dirige hacia el Refugio de Peña Partida, y viene de rodear el panderón del Picón de Jérez. Obviando este desvío, seguimos llaneando por el sendero paralelo al canal, a fin de cerrar el trazado circular y regresar al punto inicial con una bonita puesta de sol, disfrutando de los preciosos paisajes de esta vertiente del Valle del Maitena.




    La vegetación predominante la forman pastizales de alta montaña, matorrales almohadillados y rastreros, destacando piornos azules y amarillos, junto con colonias de borreguiles y estrellas de las nieves. En cuanto a la fauna, es frecuente el avistamiento de cabras monteses. También podemos contemplar el vuelo de buitres leonados, águilas reales y otras rapaces, y con suerte una pareja de quebrantahuesos, que llegó hace dos años procedentes de la Sierra de Cazorla, mientras que los confiados acentores alpinos son habituales.
    El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 55% por vereda pedregosa y sendero terrizo, un 30% campo a través rocoso y nevado, y un 15% por pista terriza con tráfico restringido. El desnivel positivo es de 1.150 m. y el tiempo total en movimiento fue de 9 horas 50 minutos, sin incluir las paradas. La temperatura en cumbre osciló entre 0º y 5º, con viento moderado de componente cambiante y nubosidad variable. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.




    Ver también las siguientes rutas nevadenses:
Ruta Postero Alto - Barranco del Alhorí - Picón de Jérez - Cerro Pelao.
Ruta Postero Alto - Sendero del Avión - Cerro del Mirador Bajo - Sulayr tramo 17.
Ruta Postero Alto - Cerro de Trevélez - Cerro del Gallo - Sulayr tramo 16.
Ruta Pico Trevenque y Barranco del Dílar desde Collado Sevilla.
Ruta Hoya de la Mora - Collado Veta Grande - Pico Juego de Bolos - Cerro de los Machos.
Ruta Hoya de la Mora - Pico Veleta - Pico del Caballo - Tozal del Cartujo.
Ruta Cerro del Almirez por el Barranco del Ubeire.
Ruta Puente Palo - Pico de las Alegas - Pico del Tajo de los Machos - Cerrillo Redondo.
Ruta Puerto de la Ragua - Cerro del Chullo - Peñones del Mediodía - Sulayr tramos 14 y 15.
Ruta Capileira - Alto del Chorrillo - Mulhacén - Siete Lagunas - Alcazaba - Vasar del Mulhacén - Poqueira.
Ruta Crestería de los Alayos de Dílar.
Ruta Vereda de la Estrella - Vereda de la Cuesta de los Presidiarios.
Ruta Cahorros de Monachil.
Ruta Pico del Caballo desde la Rinconada de Nigüelas.


4 comentarios

  • Foto de Carlos JLuque

    Carlos JLuque 20-may-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Como siempre, un lujo compartir ruta.
    Un recorrido y una "jornada completita" con todos sus avíos, un poco más y le damos la vuelta al día.
    Nos vemos en las montañas.

  • Foto de Kminante del Sur

    Kminante del Sur 20-may-2017

    Ha sido un placer compartir la ruta, saboreándola a cada paso, sin importar el tiempo. Imprescindible conocer los Lavaderos de la Reina en esta época, máximo exponente del deshielo nevadense.
    Nos vemos en el camino.

  • Foto de dropenaves

    dropenaves 23-ago-2017

    Nice Relive Video! But how did you export your trail to Strava to make the Relive?

  • Foto de mabuitragor

    mabuitragor 17-jun-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    La ruta es un clásico de este sector para pisar estos 4 tresmiles y visitar los Lavaderos de la Reina como colofón.

    La orientación no es complicada. Sólo indicar que la bajada desde el Picón de Jerez hacia la zona de los Lavaderos es por la ladera sin sendero.

    El desnivel sobre todo en la primera parte hasta subir al puntal de los cuartos es constante y relativamente exigente si no estamos en forma. Los tiempos se pueden alargar siempre en función de la nieve que haya.

    La califico como difícil por el desnivel acumulado y el esfuerzo total requiere.

Si quieres, puedes o esta ruta