Tiempo  9 horas 51 minutos

Coordenadas 3676

Fecha de subida 10 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
3.223 m
2.515 m
0
5,7
11
22,78 km

Vista 1516 veces, descargada 117 veces

cerca de Sierra Nevada, Andalucía (España)

Sorprendente y espectacular recorrido por algunos de los parajes, lagunas y montañas menos transitadas del Parque Nacional de Sierra Nevada. Uno de los principales protagonistas de esta ruta es el impresionante circo glaciar del Veleta, por donde se despeña majestuosa la Chorrera de Aguas Verdes en una brutal caída de más de 160 metros en una sucesión de múltiples cascadas. Otro punto fuerte de la ruta es la recóndita Laguna de las Cabras, escondida entre los Raspones de Rio Seco y El Púlpito, además de otros preciosos espacios lacunares como el Lagunillo del Púlpito o del Vasar del Veleta, la Laguna y Lagunillos de Rio Seco, entre otros. Además de todos estos enclaves, ascendemos a unos espigados y poco conocidos picos que resultan unos privilegiados miradores como son el Pico del Sabinar, con unas tremendas vistas al circo glaciar del Veleta, el Púlpito o Atalaya del Púlpito, de entretenida trepada y apoteósicas vistas a las Raspones de Rio Seco y la Laguna de las Cabras; el Puntal de Terreras Azules, al que accedemos con un precioso cresteo desde el Collado de Terreras Azules; además del Puntal de Loma Púa donde se encuentran dos casamatas o trincheras aspilleradas de la Guerra Civil Española. A todo esto le añadimos el plus de esfuerzo al que nos obliga la progresión por Loma Púa, el descenso a los nacimientos por filtración del Río Veleta, la vertical subida al Lagunillo del Púlpito, el cresteo de Terreras Azules, el Paso de los Guías y sobre todo la belleza desnuda de Sierra Nevada que tanta grandeza emana y cuyo magnetismo se hace en esta ruta aún más patente por lo desconocida y sorprendente que nos ha resultado.
Comenzamos la ruta en las Posiciones del Veleta por lo que hay que reservar plaza con antelación en el minibús lanzadera que comunica el Albergue Universitario con las Posiciones del Veleta llamando al Servicio de Interpretación de Altas Cumbres de la Vertiente Norte de Sierra Nevada al teléfono 671564407.
Una vez en las Posiciones del Veleta, donde veremos las ruinas de unas edificaciones de la Guerra Civil Española y desde donde contemplamos el Picacho del Veleta en todo su esplendor de su característica cara norte además de poder divisar hacia el este los otros grandes colosos de Sierra Nevada donde el Mulhacén y La Alcazaba destacan por su protagonismo en la panorámica.
Seguimos la pista que asciende suavemente por la cara oeste del Veleta hasta llegar a una bifurcación donde tomamos la pista de tierra a la derecha que abandona el ascenso y de forma llana nos conduce al Collado de la Carihuela cuando llevamos 2 kms de recorrido desde las Posiciones.
Una vez en el Collado de la Carihuela encontramos el Refugio homónimo que obviamos y nos desviamos a la derecha para ascender rápidamente y sin dificultad el Puntal de Loma Púa (3226 m), puntiagudo promontorio donde encontraremos los restos de unas trincheras de la Guerra Civil, que probablemente se traten de un blocao, es decir, una posición adelantada y aislada que se ha de defender del enemigo en todas direcciones, es decir, que se prevee para permanecer rodeada. Esta consiste en dos casamatas aspilleradas en todas direcciones, separadas una de otra por un pequeño pasillo.
Esta posición fue del bando nacional desde donde controlaban toda la vertiente sur de este sector de Sierra Nevada que estaba en poder del bando republicano. El bando nacional , asentado en la vertiente norte de la sierra, reforzó la línea desde Güejar Sierra hasta el Veleta y toda la cuerda desde éste hasta el Caballo, descendiendo la línea hasta Capileira y Orgiva mientras que las tropas republicanas controlaban el Mulhacén , el Valle de Trevélez y la zona oriental de las Alpujarras. A pesar de que no hubo grandes batallas en esta zona sí que estremece pensar las complicadísimas condiciones ambientales que tuvieron que soportar los destinados en estas posiciones.
Una vez empapados de la historia de los restos enclavados en este lugar podemos comprobar como desde este punto se mejoran y se amplían aún más las vistas que obteníamos desde el refugio al poder contemplar el descenso hacia el sur de la cuerda de Loma Púa con los Raspones y el Pico del Sabinar dándole esbeltez a esta loma además de las ya mencionadas vistas hacia los tresmiles y hacia el norte y el este donde se abarca una amplia porción de la provincia granadina.
Descendemos del Puntal de Loma Púa hacia el sur, en un primer momento a través de un cascajar de grandes bloques junto al borde de los Tajos del Tesoro, dando paso progresivamente a una superficie más alomada donde seguimos un sendero que poco a poco se va haciendo más evidente y que recorre toda Loma Púa hasta llevarnos a un collado a los pies del Pico del Sabinar, al cual ascendemos sin demasiadas complicaciones para encaramarnos en su cima (2955 msnm) donde se divisan una panorámica ciertamente impresionante.
La vasta extensión de terreno que desde aquí se divisa es importante aunque nuestras miradas se centran en dirección norte en la contemplación del inmenso circo glaciar del Veleta que dominamos en toda su dimensión, con las Chorreras de Aguas Verdes y las que descienden del Lagunillo del Veleta rasgando la vertical caída de la Hoya del Veleta. El Pico de las Alegas, Cerrillo Redondo, Tajos Altos, Elorrieta, Cerro de los Machos, los Raspones de Rio Seco y el Mulhacén son otras cimas que surgen en el horizonte, además de la Sierra de Lújar y el Mar Mediterráneo en dirección sur, aunque insisto en que la inmensidad del circo del Veleta atrapa fastuosamente nuestra atención.
Descendemos nuevamente al collado e iniciamos el descenso hacia el norte con la clara referencia de las Chorreras de Aguas Verdes frente a nosotros. En este tramo de la ruta debemos extremar las precauciones puesto que no se progresa por sendero si no campo a través entre pedreras y cascajares donde la inestabilidad en el apoyo es continua con el agravante de la fuerte pendiente del descenso con tanta lasca suelta que dificulta sobremanera el mantener la verticalidad. Evidentemente es un terreno para gente con experiencia en montaña.
Llegamos a la base de este circo glaciar, a los pies de las majestuosas cascadas que descienden de las alturas del Veleta y que se filtran entre los cascajares para aparecer súbitamente unos cientos de metros más adelante en forma de preciosa surgencia formando el Nacimiento del Río Veleta, enclave donde finaliza nuestro descenso, y en cuyos borreguiles aprovechamos para relajar las piernas tras el calvario de tan trabajosa bajada.
Iniciamos ahora el ascenso en busca del Lagunillo del Púlpito o del Vasar del Veleta. Para ello atravesamos un cascajar en dirección este y comenzamos una explosiva subida buscando un paso para superar los tajos que se nos presentan frente a nosotros. Tomamos la referencia de un espolón puntiagudo hacia el NE por donde se supera sin dificultades (salvo la del fuerte desnivel, claro) esta ladera siguiendo la pendiente a la izquierda de éste, saliendo de este amplio canuto justo frente al Lagunillo del Púlpito.
El Lagunillo del Púlpito o Lagunillos del Vasar del Veleta, es uno de esos lugares que invitan a tirar la mochila y tumbarse boca arriba el resto del día, sobre todo después del repechón que nos metimos para salir del circo glaciar. Su extenso borreguil y sus láminas de agua brillando entre el verdor hace que midamos su belleza de forma inversamente proporcional a la dimensión de la laguna, un pequeño edén que nos retiene gustosamente un poco más de lo a priori pensado.
Salimos del lagunillo siguiendo su desagüe natural para inmediatamente abandonar su cauce y comenzar un corto pero fuerte ascenso hacia el este hasta llegar al Collado del Púlpito desde donde en lugar de continuar descendiendo hacia la Laguna de las Cabras decidimos desviarnos a la derecha hacia el sur y ascender al Púlpito o Atalaya del Púlpito o el Púlpito de los Canchales (2979 msnm), espigado espolón rocoso que se erige altivo frente a los Raspones de Río Seco con la Laguna de las Cabras interponiéndose entre ambas formaciones montañosas. Las vistas merecen con creces el esfuerzo de superar el caos de bloques de piedra que presenta esta pirámide rocosa. De nuevo hay que extremar precauciones, sobre todo en la bajada, ya que la fuerte pendiente y el cascajar ponen de nuevo a prueba nuestra estabilidad y la capacidad de salir con las posaderas indemnes de este descenso.
Llegamos a la Laguna de las Cabras o Laguna de la Morra, de belleza extrema, oculta a cualquier panorámica convencional de Sierra Nevada salvo que se quiere acceder expresamente a ella, de ahí el hecho de que sea una de las lagunas menos conocidas y visitadas del Parque Nacional, puesto que el estar encajonada entre el Púlpito y los Raspones de Río Seco la protegen de la vista de los excursionistas que discurren un poco más arriba por los caminos convencionales y las cumbres habituales de esta sierra.
Continuamos nuestro pateo descendiendo hacia el SE pegándonos a la base occidental de los Raspones obteniendo cierta altura sobre el cauce del arroyo de desagüe de la Laguna de las Cabras que discurre bajo nosotros. Atravesamos un pequeño valle desde donde seguimos un senderillo que nos conduce manteniendo cota hasta el Collado de las Terreras Azules, que presenta un piedra vertical a modo de gigantesco hito y que nos sirve de clara referencia para localizar el punto donde salvamos la arista que desciende de los Raspones de Río Seco y que hace de divisoria de valles.
En el Collado de Terreras Azules ya damos vista a la cuenca de Rio Seco pudiendo divisar frente a nosotros el magnánimo Mulhacén y el Refugio del Poqueira al otro lado del río. Desde este punto nos dirigimos en dirección sur realizando un entretenido cresteo por toda la cuerda hasta el Puntal de Terreras Azules (2803 msnm), espléndido mirador de las altas cumbres del sector central de Sierra Nevada.
Desandamos nuestros pasos hasta volver al Collado de Terreras Azules y seguimos el sendero que desciende hacia el cauce de Rio Seco que en este periodo estival comprobamos que hace justicia a su nombre. Vadeamos el cauce y encontramos un sendero bastante marcado que proviene del Refugio del Poqueira y que conduce a la Laguna de Rio Seco. Segiuimos pues este sendero que progresa siempre en el margen izquierdo del río (derecho en nuestro sentido de la marcha) y que en algo más de 2 kms de progresivo ascenso en dirección norte nos conduce al Lagunillo de Rio Seco en primer lugar y un poco más arriba a la Laguna de Rio Seco, a los pies de los Raspones y Crestones de Rio Seco y que constituye un auténtico paraíso para nosotros, sobre todo cuando ya comienza a acumularse el cansancio de la ruta, por lo que lo escogemos como inmejorable rincón de parada y fonda.
Tomamos ahora un sendero que nos conduce al camino que pasa junto a las Crestones de Río Seco para una vez en él llegar al Portillo de Río Seco conocido también como La Puerta, hendidura excavada en plenos Raspones de Río Seco en su intersección con los Crestones. Seguimos este camino hacia el oeste pasando por el Collado del Lobo, fantástico balcón al Corral de Valdeinfierno y a las caras nortes de La Alcazaba, Vacares, Mulhacén,…. Todo un espectáculo!!!
Seguimos el camino que ahora asciende pasando por el Paso de los Machos, en la cara sureste del Cerro de los Machos donde en el invierno suele ser una autentica trampa que en ocasiones ha sido mortal por el acúmulo de nieve en la zona y la alta frecuencia de avalanchas en ese punto.
Tras atravesar por el Paso de los Machos tomamos un sendero a la derecha que nos lleva a la cara sur de los Tajos del Veleta para cruzar por el Paso de los Guías, expuesto paso por una estrechísima cornisa asegurada con una cadena que hace subir momentáneamente la adrenalina y donde se deben prestar especial atención pues un resbalón o un descuido puede tener consecuencias fatales.
Una vez dejado atrás el Paso de los Guías el sendero progresa por un amplio vasar que nos conecta de nuevo con el camino principal de la sierra tras pasar por la siempre agradecida Fuente del Vasar del Veleta, de poco caudal en época estival, tras la cual conectamos con el camino que en 200 metros nos lleva al Collado de la Carihuela.
Desde el Collado de la Carihuela iniciamos ya el archiconocido y tedioso descenso hacia la Hoya de la Mora que por pista nos lleva a las Posiciones del Veleta donde tomamos el sendero que nos desciende por Los Panderones y la Loma de Cauchiles pasando finalmente por el Altar de la Virgen de las Nieves, pintoresco monumento construido en 1968 por sufragio popular consistente en un altar hecho con piedras del lugar seguido de arco apuntado de 9 metros y rematado con una imagen de la Virgen con el Niño, de 3 metros de altura, obra vaciada en aluminio del escultor Francisco López Burgos.
Acabamos la ruta en el Albergue Universitario poniendo así fin a este inolvidable pateo.

4 comentarios

  • Foto de Senderismo La Trocha

    Senderismo La Trocha 12-jul-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Pedro ha sido preciosa la ruta por lugares únicos y desconocidos.
    La próxima ya nos está esperando.

  • Foto de RamonOrtiz

    RamonOrtiz 05-ago-2016

    P.J.Castro. Enhorabuena por compartir esta magnifica ruta y por el extenso y acertado comentario con la que la describes. Después de leerlo la semana pasada, anteayer miércoles, la hicimos mi grupo y yo siguiendo tu Track y quedamos todos maravillados. Me llovieron las felicitaciones, que te hago extensivas. Aunque todos conocíamos casi todos los parajes por los que discurre, nunca los habíamos combinado para recorrerlos en una única Ruta. Lo que se llevó más aplausos fue el desconocido Puntal de Terreras Azules. Eso fue nuevo pata todos nosotros. En nombre de mi grupo y mio; enhorabuena de nuevo y a seguir haciendo afición con rutas como esta. Nos vemos en la Montaña

  • Foto de RamonOrtiz

    RamonOrtiz 05-ago-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    La Ruta se ajusta en todo momento a la descripción que se hace de ella. Merecidísimas las 5 estrellas en cada uno de los conceptos.

  • Foto de PJCastro

    PJCastro 12-ago-2016

    Gracias, Ramón. Me alegra que hayáis disfrutado de esta ruta. Para los que no han pateado antes esta zona es sorprendente descubrir estos rincones por los que tan cerca hemos pasado en multitud de ocasiones y que no se puede uno hacer una idea de la belleza que esconden. Nos vemos en las montañas!!! Un saludo!!!

Si quieres, puedes o esta ruta