Tiempo en movimiento  4 horas un minuto

Tiempo  6 horas 54 minutos

Coordenadas 3489

Fecha de subida 15 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
758 m
622 m
0
5,3
11
21,27 km

Vista 278 veces, descargada 14 veces

cerca de Fariza, Castilla y León (España)

Ruta que partiendo de Fariza nos lleva hasta algunos de los miradores más impresionantes de los Arribes del Duero.
La primera parte del recorrido, hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo, discurre por un precioso arroyo en el que llegó a haber hasta 18 molinos, muchos de ellos hoy ruinas evocadoras, y que a nosotros nos ofreció una estampa de gran belleza. Una ribera frondosa y aguas con plantas floridas. El entorno rico en elementos constructivos de la arquitectura tradicional: molinos, un batán, cortinas o fuentes, sin olvidar los puentes de losas. Un conjunto notable.
Tras la subida a la ermita, sólo nos queda rendirnos ante la belleza del tajo del Duero, que podemos ver desde el propio castro o desde el cercano mirador de las Barrancas.
Desde aquí fuimos hasta Mámoles para acercarnos a otro mirador, aún más impresionante y sin urbanizar, por fortuna.
Hasta llegar allí pasaremos por algún avistadero y atravesaremos un hermoso bosque de enebros y encinas, a veces desaparecidos y sustituidos por escobas tras algún incendio.
Es la senda del Duero y zonas conexas.
No dejen de verlo.

Ver más external

Puente sobre el arroyo Pisón
Uno de los 18 molinos que llegó a haber en esta ribera.
Detrás del molino hay un puente tradicional sayagués
Situado en la orilla de enfrente, se puede ver la piedra de moler.
Permite tomar el camino para subir a la ermita de Nuestra Señora del Castillo. Si seguimos recto llegaríamos a Cozcurrita. Una subida que sin duda merecía la pena, pero que dejamos para otra ocasión. Si cruzamos el puente enseguida llegamos a un cruce que nos permite ir a Cozcurrita en vez de subir directamente a la ermita. Lo tomamos, pero lo abandonamos pronto pues nos iba a llevar más tiempo del previsto, por lo que atrochando para volver al camino de la ermita.
Situada sobre un castro vetón, ofrece una espectaculares vistas sobre el Duero.
Desde la ermita y en poco menos de 500 metros tenemos de nuevo un mirador con unas vistas que no podemos perdernos, tanto sobre el Duero como sobre el tajo abierto por el arroyo Pisón, con unas pequeñas cascadas incluidas.
De nuevo vistas notables sobre el Duero. Aquí mismo un ejemplo de la arquitectura popular, un casetones de pastor para cuidar al ganado protegido. Seguro que en algún momento su mirada se desviada hacia el río.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta