Tiempo  5 horas 13 minutos

Coordenadas 1720

Fecha de subida 2 de diciembre de 2014

Fecha de realización noviembre 2014

-
-
774 m
521 m
0
4,1
8,2
16,37 km

Vista 2194 veces, descargada 49 veces

cerca de Jumilla, Murcia (España)

Ruta circular por los alrededores de Jumilla.

Esta ruta puede dividirse en dos partes:

- Para los más aventureros, existe la opción de hacerla completa: Subir a Los Hermanillos, contemplar sus maravillosas vistas y ya continuar hacia el Castillo y seguir con el recorrido propuesto alrededor de la ciudad.

- La otra opción de ruta es acceder directamente al Castillo y continuar el resto de la ruta bajando por "el subidor" para llegar al Charco del Zorro y continuar a partir de ahí.

La ruta continúa pasando por el casco antiguo y contemplando sus monumentos. Después continuamos por el camino de la antigua vía del tren hasta llegar al Jardín Botánico de La Estacada, la vuelta hasta Jumilla se hace por este mismo camino, pero esta vez pasamos por El Casón, el Paseo del Poeta Lorenzo Guardiola y el Jardín del Rey Don Pedro hasta llegar a la calle Cánovas del Castillo, donde podremos contemplar el Ayuntamiento, el Teatro Vico, la Casa Modernista o de "Doña Pepita" y terminamos en el punto de partida.
La iglesia de El Salvador, se construyó en el solar de la ermita de Nuestra Señora del Loreto, abriéndose al culto en 1791. Su fachada es un modelo típico del barroco murciano, con dos torres de sillar y ladrillo que la flanquean. Su interior está formado por tres naves, la central más alta que las laterales en las que hay pequeñas capillas con distintas advocaciones, sobre estas se abren unas tribunas con sus respectivos balconcillos con rejería de forja típica del XVIII. El retablo mayor, de Paolo de Sistori, es de arquitectura fingida, al gusto neoclásico pintado sobre un telón, algo muy frecuente en el barroco murciano y las pinturas del mismo, con grandes cuadros representativos del nacimiento de Cristo y su resurrección, son de Folch de Cardona, de la Escuela Academicista valenciana. Alberga en su interior la imagen del Cristo de la Salud (siglo XVIII), que procesiona en Viernes Santo.
Era la última ermita del Camino de Granada. De propiedad municipal, es edificada en 1570. Reformada en el siglo XVIII para adaptarla al culto de la patrona de Jumilla, Ntra. Sra. De la Asunción. Tiene dos cúpulas barrocas, una que ilumina el crucero y el altar mayor, y otra destinada al camarín de Ntra. Sra. Ha sido objeto de varias restauraciones, siendo la última en 2003.
Realizado a mediados del siglo XVI, es obra de Julián de Alamiquez y el único ejemplo de arquitectura civil dentro del Renacimiento en la Región de Murcia. Tiene tres cuerpos horizontales separados por cornisas. El primero, tiene dos amplios arcos que descansan sobre tres gruesas columnas de orden toscano, que daban cobijo a la antigua Lonja. El segundo cuerpo, consta de tres ventanas con frontispicios sobre ellas, y el tercero, el más llamativo y majestuoso, es una arcada de columnas salomónicas entrelazadas. Tras la remodelación entre los años 1997-1999, fue inaugurado como Museo Arqueológico Municipal "Jerónimo Molina". En él encontramos una gran colección de materiales del Paleolítico Inferior, Epipaleolítico, Neolítico, Eneolítico, con una pieza única, la "vasija de triángulos rojos", procedente de la Cueva de los Tiestos; del mundo Ibérico, existen importantes materiales procedentes del Conjunto Arqueológico de Coimbra del Barranco Ancho, como la pieza escultórica del "Pilar Estela Funeraria de los Jinetes", fechado a finales del siglo V a.C. De época romana se conservan mosaicos, cerámica y una importante colección de monedas romanas.
Palacio Renacentista de finales del siglo XVI. Fachada con rejas castellanas y ejadillos rematadas con escudos de armas, sostenidos por sendos leones rampantes. Sobre la puerta descansa una cornisa que sirve de apoyo a un frontón partido en el que aparece el escudo de armas de Pérez de los Cobos.
Construida en el primer tercio del siglo XVI en estilo renacentista, conserva todo su valor artístico en su patio interior con cuatro columnas de piedra, que sostienen una decoración con yeserías. El techo de la vivienda está decorado con revoltones de yeso, con relieves al gusto italiano. Rehabilitada en 2007.
Jardín de las Ranas, llamado así debido a las tres ranas que decoran su fuente.
Etnografía: Es quizás la mejor colección de la Región de Murcia, con una amplia presencia de antiguos oficios. La importancia del esparto está presente en una sala, con una gran representación de lo que fue la riqueza del esparto en Jumilla, hasta mediados del siglo XX. Una importante colección de loza y cristal, se conserva en el museo y una extraordinaria botica con cajonerías de los siglos XVIII y XIX, y botamen de los siglos XVI al XX. Ciencias de la Naturaleza: Está compuesta por minerales de todo el mundo, con especial atención a la Jumillita y la esparraguina. La paleontología lo hace excepcional con una amplia colección de fósiles del Termino Municipal y las icnitas de los yacimientos de la Hoya de la Sima y Sierra de las Cabras, y los afloramientos Miocenos de vertebrados de Los Barrancones. En la última planta podemos contemplar una extensa colección de coleópteros y lepidópteros.
Se edificó sobre los restos del desamortizado convento franciscano de las Llagas de San Francisco (1603). Es obra del arquitecto Justo Millán y Espinosa, construido a finales del siglo XIX (1883) en estilo ecléctico y con planta en forma de herradura, con diseño similar al Teatro Romea de Murcia. En 1890, se le denomina así, en homenaje al actor Antonio Vico. A finales de los 80 es rehabilitado por el arquitecto murciano Juan Antonio Molina y reinaugurado el 25 de abril de 1991 por S.M. la Reina Dª Sofía. En su fachada destacan los medallones con bustos de yeso de escritores gloriosos de la literatura española. Tiene tres plantas y una capacidad para 521 espectadores. Recientemente se ha recuperado en todo su esplendor, el original Telón Bocaporte del Teatro, único de la Región de esa época en su ubicación original.
Se construye en 1911, bajo proyecto del arquitecto Joan Alsina Arús, colaborador de Gaudí y del Conde Güell. Destaca en su fachada, la forja del mirador y rejería, del artesano jumillano Avelino Gómez.
Se edificó entre 1580 y 1583 como Hospital del "Santi Spiritu", desempeñando un importante servicio durante la Guerra de la Independencia, hasta que a mediados del siglo XIX en que se traslada al mismo, el Ayuntamiento. En 1984 se instala en él un magnífico balcón de forja. Tiene un patio interior con mirador en madera y amplio Salón de Plenos.
Diseñado hacia finales del siglo XIX como explanada para albergar la Feria, recibiendo el nombre de Plaza del Rey D. Pedro. Está decorado desde 1940 con azulejos sevillanos de Ramos Rejano con motivos del Quijote y con personajes de Disney, y en él podemos admirar, además, algunos de sus pinos centenarios.
Este paseo conecta el Jardín del Rey Don Pedro con la antigua estación de ferrocarril. En la actualidad en las fechas de fiestas alberga una gran variedad de puestos, artesanía, alimentación, juguetes ....
Localizado en la actualidad en el casco urbano de la población, es uno de los monumentos tardorromanos mejor conservados del territorio nacional. Data entre los siglos III y V d.C. Es un panteón funerario paleocristiano de planta de cruz griega que tiene dos absidiolos y puerta de acceso en su cara este. Fue declarada monumento nacional en 1931.
Fue realizado por el I.R.Y.D.A. como zona verde del Poblado de Colonización del mismo nombre, hoy pedanía. Se encuentra 1 km. del Sur del casco urbano, y tiene una superficie cercana a los 20.000 m2. Su acertado diseño, en el que destacan sus magnificos ejemplares de coníferas, lo han convertido en uno de los parques más visitados de la Región, contando además con más de 150 especies ornamentales de árboles, arbustos y otras de la flora autóctona. Cuenta con zona de recreo infantil, además de zona para poder practicar ejercicios.
Construida a principios del siglo XVIII en el Camino de Granada, a las afueras de la ciudad, es una iglesia de planta en cruz latina que en la actualidad, con las mutilaciones sufridas, se ha quedado en cruz griega, de una sola nave abovedada, con crucero y cúpula sobre pechinas y una linterna de la que irradia toda la decoración rococó del interior de la cúpula. Las pechinas están decoradas con motivos vegetales que rodean un óvalo de fondo negro sobre los que hay una cruz ansada de San Antón, motivo que se repite en el dintel de la puerta lateral. En la base de la cúpula hay un escudo de Castilla rodeado por el collar de la Orden de Toisón de Oro, todo en yesería policromada. Cuando la población, en su expansión, llegó al templo, este fue convertido en hospital y más tarde en escuela, terminando por perder la portada y parte de la nave. Actualmente alberga el Museo de Semana Santa de Jumilla.
Construida sobre la Puerta de Granada a principios del siglo XVII, se hizo totalmente de madera, siendo pasto de las llamas pocos años después, reconstruyéndose con ayudas del vecindario y municipio, esta vez en obra y manteniendo el arco que actualmente presenta. Consta de una sola nave orientada al Norte-Sur. El piso es de azulejería valenciana con motivos vegetales, con predominio de los colores verdes y amarillos; en el centro están los atributos del santo peregrino, una esclavina, una vara con calabaza, un perro, las sagradas escrituras y dos leones cuyas cabezas tienen rasgos humanos. En tiempos de esplendor, el pequeño templo contó con un ermitaño, que a su vez era el encargado de abrir y cerrar las puertas del Camino de Granada. En la actualidad solo se abre el día de San Roque (16 de agosto) para celebrar la tradicional procesión, que por voto desde 1592, para librar a la población de las epidemias, tiene lugar en el pueblo de Jumilla, y a la cuál debía asistir un miembro de cada casa.
Incomparable rincón con sabor a pasado y lleno de simbolismo e Historia, allí se ubican la Ermita de San José, el Palacio del Concejo (actual Museo Arqueológico Municipal Jerónimo Molina) y la antigua Posada, hoy convertida en Universidad Popular.
La Iglesia Mayor de Santiago conjuga varios estilos como gótico, renacimiento, barroco y neoclásico. Es Monumento Nacional desde 1931. En el s. XVI, con el Renacimiento, se construye la Capilla Mayor, obra de Jerónimo Quijano. En 1735 se construye la sacristía nueva en estilo barroco. A principios del s. XIX con el arquitecto Lorenzo Alonso, se construye el coro en los pies de la iglesia y a ambos lados. Toda la iglesia está rodeada de un espacioso atrio que tiene un banco corrido de sillería.
Construida en 1430, sobre una necrópolis islámica de los siglos XII y XIII, atendiendo a las predicaciones de San Vicente Ferrer. Fue Parroquia hasta principios del siglo XVI y derruida en 1979 al ser declarada en ruinas, quedando de testigo su torre principal.
Fuente situada en el Jardín de los Caños - Plaza de los Gastos
Se trata de un humedal de gran valor paisajístico donde podemos contemplar algunas aves y especies vegetales como la zarzamora, la hiedra y el saúco. Su nombre deriva de la presencia de una gran charca y posterior salto de unos 4-5 m. de desnivel, donde el agua se descuelga formando unas pequeñas cascadas. En definitiva una zona que merece la pena ser visitada.
Cruce
Subidor al castillo
Situado en un enclave estratégico, visualmente domina un amplio territorio por lo que este cerro ha sido habitado desde la prehistoria. Los primeros asentamientos en el Cerro del Castillo datan de la Edad de Bronce, hace más de 3.500 años. Se han encontrado restos iberos, al igual que romanos. Es en el siglo VIII cuando los árabes comienzan la construcción del castillo con materiales muy endebles. La fortaleza actual es de estilo gótico (S. XV-XVI). La fortaleza como la conocemos ahora, fue reconstruida por Juan Pacheco, primer Marqués de Villena, aun podemos ver su escudo de armas en las paredes de la torre. Consta de tres plantas, la primera es donde se situaba la sala de la tropa, la segunda era la planta del Alcaide (planta noble) y también el acceso a la torre, la tercera era la sala de bastimento donde se guardaba el armamento en tiempos de guerra y a su vez se usaba como comedor (aun está el horno de tahona) la terraza rodeada de almenas llegó a contar con hasta tres piezas de artillería, como curiosidad comentar que hay un agujero que comunica con la planta de bastimento a través del cual se pasaba munición en tiempos de guerra y otro que comunica con el aljibe del sótano donde se recogía agua de lluvia. El sótano cuenta con un aljibe, se uso también como almacén de víveres y como prisión hasta primeros del Siglo XIX. En el patio de armas también hubo una almazara y un molino harinero. Actualmente el aljibe situado en el patio interior está ocupado por una exposición fotográfica permanente sobre los trabajos de reconstrucción del castillo. El recinto del castillo, estaba amurallado. Fuera de los muros aun podemos observar dos aljibes de epoca prehistorica. La ermita de Santa Mª de Gracia, antigua patrona de Jumilla, situada probablemente sobre una mezquita, completa el conjunto defensivo.
Camino acceso al castillo
Monte de silueta característica para el pueblo de Jumilla.
La Plaza del Rollo está situada en la Avenida de Yecla y es punto de partida de la Calle Cánovas del Castillo. Justo al lado podemos encontrar la Oficina de Turismo de Jumilla y el Jardín de la Plaza del Rollo, más conocido como Jardín del Caracol.
Oficina de Turismo de Jumilla

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta