Tiempo  6 horas 26 minutos

Coordenadas 1367

Fecha de subida 11 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.785 m
1.085 m
0
4,5
9,0
17,94 km

Vista 179 veces, descargada 10 veces

cerca de Lozoya, Madrid (España)


Marcha realizada el domingo 10 de marzo de 2019
Hacía tiempo que no nos acercábamos hasta el Valle del Lozoya, a pesar de que ya van siendo muy pocos los rincones que del valle nos falta por patear. Hoy hemos venido hasta el pueblo que recibe el nombre del valle en el que se encuentra y del río que lo configura. Tras dejar el coche en el aparcamiento que hay a la izquierda, nada más entrar al pueblo, cruzamos el mismo arroyo del Palancar, que a lo largo de la marcha de hoy también tendremos que vadear en su curso más alto, sin puente alguno, aunque eso sí con la diversión que siempre conlleva el hacerlo sin mojarse ni caerse.

Dejamos atrás el aparcamiento y cogemos por la izquierda la misma carretera M-604 por la que hemos llegado hasta Lozoya. Dicha carretera la llevamos tan sólo durante unos pocos metros, puesto que ésta se desvía por la izquierda y con un puente que salva el arroyo del Palancar se dirige hacia Rascafría y el puerto de Cotos; y nosotros seguimos de frente por la M-637 que sube hacia el Puerto de Navafría y la vertiente segoviana. Por dicha carretera aún continuaremos durante ochocientos y pico metros más, para acabar dejándola en una cerrada curva a la izquierda, y así poder enlazar con lo que según el Google Maps sería el camino de la Butierra y según el mapa del gps se trata del camino del Carretero. Sea cual sea, por dicho camino/pista de tierra, acabamos dejando atrás las últimas casas de esta pequeña urbanización de Lozoya.

La pendiente se va haciendo cada vez más acentuada, y el calor que para nada es normal en la época que nos encontramos, nos recomiendan que nos tomemos las cosas con calma, pues aún tenemos por delante bastantes kilómetros y desnivel hasta el Puerto de Navafría. Al kilómetro y cuarto desde que dejamos la carretera al puerto nos vamos aproximando a un par de explotaciones ganaderas, que se encuentran justo a la altura de un magnífico mirador, no sólo hacia el embalse y el pueblo del que venimos, sino también de buena parte de la cuerda de Hontanares y algo más allá de vertiente norte y cumbres nevadas de la Cuerda Larga.

A los dos kilómetros, desde el collado anterior, Collado del Aguado, y más o menos a la altura del Sestillón de la Gutierra el camino se bifurca por la derecha, salvando el arroyo del Carretero y dirigiéndose hacia el pueblo de Navarredonda; y por la izquierda que es por donde tiramos nosotros, hacia el Cerro de las Polvorosas y el Cancho del Guijo, bajo el que pasaremos tras poco más de dos kilómetros desde el citado cruce.

Hace tan sólo unos trescientos metros que hemos dejado la pista que traíamos, para coger por la derecha una senda que tras pasar por este espectacular canchal se dirige al área recreativa de Peña Alta. A destacar que unos ochenta-noventa metros después de pasar dicho canchal hay que poner atención en una bifurcación con hitos de piedra. Y es que mientras que un camino sube para arriba, pensamos que buscando conectar con la pista Horizontal, nosotros debemos coger el que por la izquierda y bajando un poquito continúa en dirección a Peña Alta y el Puerto de Navafría. A los ochocientos metros desde la citada bifurcación, y tras haber salvado algún que otro vado de los muchos cursos de agua producto del deshielo, incluido el mismo arroyo de la Fuensanta, que kilómetros más abajo pasará por la ermita del mismo nombre, acabamos llegando hasta la citada área, que se encuentra a muy pocos metros de la carretera que sube al puerto.

Aunque por carretera se está tan sólo a unos seis minutos (cuatro kilómetros y medio) del Puerto de Navafría, nosotros continuamos gastando botas, y hay que destacar que este corto tramo que viene a continuación hay que hacerlo con un poco de intuición y el gps en mano para no desorientarse. Y es que el único y aparente camino que sube desde Peña Alta, no es precisamente el que nosotros queremos seguir para llegar hasta el puerto; y de ahí que una vez hecho este tramo un tanto errático y conectamos con una amplia senda, en cuatrocientos metros más acabamos saliendo hasta un cortafuegos. Aunque por este también se puede llegar al puerto, habiendo salido primero a la pista Horizontal y alargando algo el recorrido, nosotros hemos preferido coger una senda, que justo al otro lado de dicho cortafuegos y de una manera más cómoda e incluso corta, en novecientos metros más, con cierta pendiente, sobre todo en el último tramo, se planta en el Puerto de Navafría.

Tras recuperar las fuerzas y saciar el apetito en el puerto, cruzamos la carretera M-637 y por el otro lado salvamos, primero una cerca de madera y poco después una cerca metálica con puerta, para rápidamente conectar con el camino, que pasa muy cerca del área recreativa de las Lagunillas. Como ya se comentaba antes, las temperaturas son tan altas para la época y el deshielo tan fuerte, que en este tramo son un par de vados de algún que otro arroyo intermitente los que hay que salvar.

Hasta que un poco más adelante y tras una fuerte bajada llegamos a la segunda área recreativa, en este caso del Mirador. Aquí, al igual que en la anterior, se encuentran unos cuantos coches aparcados y varias familias que disfrutan de tiempo primaveral que está haciendo. Ni que decir tiene, que lo del “Mirador” casi seguro sea por las buenas vistas que de toda la cuerda de Peña el Cuervo y macizo del Nevero se tienen.

Cruzamos el área de aparcamiento y bajamos por un par de tramos de escaleras, para llegar hasta una cerca metálica, de la que hay que soltar una rudimentaria cancela/puerta de esas destartaladas y con alambre de espino, que tanto abundan en la Sierra de Guadarrama y que hay que manejar con cierto cuidado. Pasada dicha alambrada, enlazamos con un corto tramo de cortafuegos, continuación en realidad de la fuerte bajada anterior, que en unos cuatrocientos metros nos acaba sacando a una pista, que no habrá que coger, ya que nada más salir a ella y por la izquierda habrá que tomar una senda, que muy pronto buscará la misma vaguada del arroyo del Palancar, que no sólo habrá que vadear en una ocasión y haciendo equilibrios sobre las rocas,

si no que además llevaremos todo el tiempo muy cerca, durante los próximos cuatro kilómetros y medio, justo hasta el mismo aparcamiento del pueblo de Lozoya, por el que justo al lado pasa el citado arroyo.
Intersección

b. abandono de la M-637

Waypoint

c. inicio del camino del Carretero

Intersección

d. pequeño atajo a la pista

Intersección

g. cruce con pista por la derecha hacia Navarredonda

Intersección

i. cruce con senda hacia la Horizontal por el Ventoso

Intersección

j. inicio de sendero hacia Peña Alta

Intersección

n. conexión con senda hacia cortafuegos

Intersección

o. conexión con senda al puerto tras el cortafuegos

Intersección

r. conexión con senda de bajada

Waypoint

z. por la Cerrada del Hoyo

Picnic

u. aparcamiento y área del Mirador

Avituallamiento

m. Vado del Arroyo de la Fuensanta y área de Peña Alta

Río

s. vado de arroyo intermitente en Majalvir

Camino sin salida

h. cancela vehículos

Puerta

q. cerca de madera junto al puerto

Waypoint

ñ. cortafuegos

Intersección

f. camino por la derecha hacia vaguada del arroyo del Carretero

Intersección

w. conexión con senda de bajada hacia arroyo del Palancar

foto

e. mirador en Collado del Aguado

parquing

a. aparcamiento

Intersección

v. fin de cortafuegos y cruce con pista

foto

y. pradera y mirador hacia cuerda el Nevero

Collado de montaña

p. Puerto de Navafría

Waypoint

l. roquedo/canchal bajo el Cancho del Guijo

Waypoint

k. primer tramo de senda

Puerta

t. torno en cerca metálica

Río

x. vado del arroyo del Palancar

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta