Coordenadas 725

Fecha de subida 31 de agosto de 2017

Fecha de realización agosto 2017

-
-
744 m
-2 m
0
3,8
7,5
15,02 km

Vista 301 veces, descargada 12 veces

cerca de Boca del Valle, Canarias (España)

Dejaremos el coche en la Gasolinera Disa Balneario II, en la Autovía de San Andrés. Siendo este el punto de inicio y finalización de esta caminata. Partimos dirección Mª Jiménez (El lugar era conocido hasta principios del siglo xx como El Bufadero, hasta que se popularizó el nombre de María Jiménez por una vecina del lugar llamada María Jiménez Ravelo, que tenía una frecuentada fonda en la zona hacia finales del siglo xix. Se encuentra situado en el litoral sur del macizo de Anaga, a lo largo de los márgenes del barranco del Bufadero, a 4 kilómetros del centro de la ciudad y a una altitud media de 30 msnm. Incluye los núcleos urbanos de María Jiménez y Dos Barrancos, así como los enclaves rurales de Valle Brosque, Valle Crispín y Valle Grande, situados en la parte alta del barrio y que son conocidos con el nombre genérico de Los Valles. Accederemos por la calle San Juan Evangelista, continuaremos por la calle Mª Jiménez, para seguir por la calle El Bufadero. Cruzaremos un pequeño puente y seguiremos a la izquierda hacia Valle Grande. Pasaremos las Casas del Cabo y llegaremos a la altura del guachinche La Cochinera. A continuación seguiremos por una pista de tierra que acaba en las puertas de una antigua cochinera, hoy abandonada. La bordearemos por la izquierda y ascenderemos por un sendero sin señalizar, con algunos tramos algo difusos, aproximadamente durante 1,200 kilómetros hasta enlazar con el canal de catalanes, por el que transitaremos durante 1 km, para salirnos a la altura de la Hoya del Cilantro. Predominan en esta zona los cardonales, tabaibas, inciensos y jazmines. Seguiremos a la izquierda dirección Los Catalanes: (un pequeño caserío agrícola con huertas en bancales dedicadas sobre todo al cultivo de la papa, de construcciones dispersas por las laderas del valle. Posee una ermita bajo la advocación de San José Obrero y una plaza pública y su nombre se debe probablemente al asentamiento de pobladores procedentes de Cataluña tras la conquista de la isla en el siglo xv). En esta ocasión no nos pararemos en este caserío sino que pasaremos por un sendero que nos lleva paralelo al mismo, y nos dirigimos hacia la Fortaleza. Una desviación nos lleva a la fuente los Berros y justo, detrás esta se encuentra la Galería los Brezos (datos de la misma en: http://www.aguastenerife.org/9_OCAS/Fichas/2016/0202312.pdf). Resumiendo mucho: Una galería de agua es un túnel excavado bajo tierra, con una sola boca de entrada, llamada Bocamina, con el objetivo de encontrar bolsas de agua. Los grupos de trabajo se dividían en cuadrillas: dos – tres personas que trabajaban en varios turnos, de lunes a sábado. La primera cuadrilla se encargaba de avanzar por la galería, mientras que la segunda “piña“ (como también eran conocidos estos grupos de trabajo) sacaba los escombros y limpiaba (escalichar). Si la mina de agua contaba con un maestro cantero con experiencia, se podía avanzar un par de metros por jornada, si todo salía bien. Los útiles que se manejaban en las minas estaban compuestos por picos, palas, martillos, mazas de hierro (que por su dimensión podían ser mandarrias o marrones), vagonetas, lámparas de carburo (emitían una llama muy luminosa con la quema del gas acetileno, producido por la reacción del agua con el carburo de calcio), pernos, explosivos, etc. La persona encargada de colocar los explosivos eran los “cabuqueros“ o maestros canteros, quienes salían los últimos de la mina, después de colocar los explosivos, y eran los primeros en entrar después de la detonación; se les consideraban los verdaderos artífices de los trabajos en la mina. Dentro de las minas el agua llegaba por la pantorrilla, sin calzado adecuado y con un calor insoportable, por lo que muchos trabajaban en camisetas y pantalón corto. Este trabajo se compaginaba con las tareas del campo para complementar el jornal que se llevaba a casa. También se utilizaban motores para impulsar el agua, que se recogía en las zonas más bajas, hacia las zonas de cultivo. El material explosivo estaba controlado, en todo momento, por la Guardia Civil; el encargado tenía que firmar en el libro de registro para disponer de estos materiales. Nada que decir de las condiciones laborales de esa época (1.940 – 1.960), sencillamente, no existían. En la isla de Tenerife hay censadas o “emboquilladas“ más de 1000 galerías, con una longitud total que supera los 1.600 kilómetros de longitud. Tras el paso por la fuente Los Berros, enlazaremos con el PR TF 2 (Taborno – Pico el Inglés – Valleseco) que nos llevará hasta Valleseco. Seguiremos el Camino de los Naranjos Agrios, La Quebrada, Avda. Virgen del Valle, Avda. Nuestra Sra. del Carmen y, tras 500 mts por la Autovía de San Andrés, estaremos en el punto donde iniciamos de la ruta.
Una ruta relativamente fácil, con algún tramo poco definido y senda estrecha en la zona del canal de los catalanes, por lo que se requiere precaución y cuidado con el vértigo. Aunque el la fuente los berros y a lo largo del PR TF 2 hay varios puntos donde repostar agua, no está de más ir bien previsto, sombrero y bastón. No recomendable en época de lluvias.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta