-
-
600 m
488 m
0
17
34
68,0 km

Vista 913 veces, descargada 19 veces

cerca de Opera, Madrid (España)

Es una ruta exigente, pues, aunque el perfil sea descendente, en los últimos kilómetros hay algo de subida. Yendo bien preparado, no hay mayor problema que el de la cantidad de horas precisas para hacerlo andando, máxime de una tacada, como es este caso.

Me basé en la ruta subida aquí por afar: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2637621 pues esto no lo hubiese conseguido sin esta ayuda.

En el Km 11,500, hay que coger el sendero que hay la izquierda, ahí me metí en un pequeño escollo, pues tuve que andar por encima de una tubería de hormigón para retomar el camino adecuadamente, eso sí, sin problema alguno.

Quizá le pase a todo senderista, pero a mí las ruinas de antiguas viviendas y lugares de asentamientos, me producen cierta tristeza; por otra parte, pienso en que, quizá, de estar aún ahí la gente, este camino no podría transitarlo, es como si tratara de compensarlo. Esto viene a colación por los restos de una cuadra de caballos que hay en el Km 15, por ejemplo, aunque toda la senda, como tantas otras, está salpicada aquí y allá con esos residuos condenados a la desaparición total.

Curiosas cuevas en un mente las que hay en 15,800, casi parecen puestos de vigilancia, por estar en la cima de éste. A lo largo del camino se ven muchas, incluso al ras del suelo, algunas bastante grandecitas, casi como viviendas, con una entrada pequeña, entre maleza.

Más o menos desde el Km 19,000, comienzan a verse claramente los restos de cristales de yeso -perdón por mi ignorancia si no se trata de ese mineral, pero así me lo pareció-.

En el Km 24,000 tenemos ya lo típico: el "Prohibido el paso". Con el celo que tienen para unas cosas los políticos, qué poco para otras. El caso es que se salta y se prosigue, pero no debería estar, una cosa es prohibir el paso a vehículos motorizados y, otra, a todo el mundo.

Observo en el 25,800 que hay un monte que está desgajado, como si fuese a caerse. Luego voy viendo que hay más a lo largo de muchos kilómetros, y, en el 28,800 el camino se interrumpe y hay que empezar a saltar como las cabras: un buen trozo de monte se había caído, no sé cuándo, pero no hará mucho tiempo.

Me gustaría saber más sobre la historia de lo que se ve en los caminos, como una caseta abandonada en el Km 29,100, cerca de una represa del Canal de Isabel II que hay a pocos metros de ella. No sé si es un puesto de vigía de los años cincuenta, pero tiene ese aire.

Hay una iglesia abandonada con rosetón de madera sin cristales ya, en el 37,800.

El 45,600 nos regala la vista la presencia de un peculiar cortijo ganadero con aires andaluces: avestruces, cervatillo, bueyes... además de sus novillos y toros, claro.

En el 46,400 un árbol de porte majestuoso sigue en pie, muerto. Qué magnífico ejemplar. Disculpad mi poco ojo para las plantas, siempre digo que no diferencio una lechuga de una sequoia gigante xD

Había leído sobre la vigilancia de las cosechas, normal si roban tu trabajo, pero en el Km 49,270 hay un sillón en las ramas de un árbol, con tablas y reglas haciendo de soporte, resulta curioso.

Y, en el Km 49,600, se acabaron las gracias: el camino está claramente cortado y sin señalizar. Durante varios kilómetros, me encuentro con las cosechas hasta un canal de agua -afortunadamente, estaba seco- sin camino por parte alguna, el GPS del iPad no concuerda con el plano en ocasiones y toca dar rodeos y meterse incluso casi campo a través, para acabar saliendo a la carretera a Titulcia.

A diferencia del recorrido que ha subido afar aquí, y siguiendo su indicación, me desvío por la anterior rotonda, entrando a Titulcia en el 53,000 por un antiguo puente de hierro exquisito en su forma y conservación. Ya en esta localidad, veo una vía pecuaria, pero no me fío que sea de la Senda Real y la ignoro, tratando de retomar las indicaciones del GPS. En el mapa parece más el recorrido de un borracho, os aseguro que no hice esas tonterías, pero así queda registrado por estos artefactos demoníacos xD

Al salir de ahí, vuelta a la carretera, para que, en el 54,460, al entrar en la vía pecuaria, veo las anheladas franjas blanca y roja, el indicado de una senda de Gran Recorrido (G. R.). "A buenas horas", me dije. Habían sido cinco kilómetros a la deriva, donde me salvó el recorrido subido aquí por los ciclistas del Proyecto Red MTB 2012.

Aprovecho para agradecer enormemente la labor de Ecologistas en Acción en su labor en pro de la apertura y recuerdo de esta senda, y sólo reprochar, pero en el sentido más amable posible, que se dé por abierta cuando queda un agujero de esta dimensión. No sé si cuando pasaron ellos esto no ocurría, pero habría que denunciar a quien no respete estos pasos. Por otra parte, adquirí sus dos planos -el de la Senda de Merinas y el de la GR-124 a Manzanares el Real-, pero sirve mucho más si ponen un archivo KML, KMZ, GPS, TCX o similar, aunque sea bajo pago. Cuando uno está sólo por ahí, se echa de menos una pormenorización exhaustiva del recorrido para poder llevar cabo la tarea, pues, sinceramente, me agota más un contratiempo que diez kilómetros más de marcha -que son dos horas de camino-.

El resto del camino se me hizo muy cansado, pero apreté los labios, redoblé energías -yendo cuesta arriba hice tiempos de llano- y, en el 65,000, caminando por la larga carretera recta flanqueada por dos filas de enormes árboles, esbocé la anhelada sonrisa que indica el final de la consecución de mi mayor reto en marcha.

Como homenaje a quienes dejaron el valioso archivo aquí, atravesé el patio del palacio como lo hicieron ellos y, además, no paré el GPS, entre otras cosas, porque no me dio la gana, hasta el Km 68,000. Aún había que seguir andando el kilómetro y pico hasta la estación de Aranjuez, osea que...

Sé que hay retos más difíciles, y que se hacen en menos tiempo, pero éste es mío, es mi escalada al Everest particular.

Muchas gracias a los que han hecho posible este camino y a los que me han apoyado para hacerlo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta