Tiempo  3 horas 44 minutos

Coordenadas 612

Fecha de subida 9 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
917 m
802 m
0
3,2
6,4
12,83 km

Vista 2852 veces, descargada 61 veces

cerca de El Vellón, Madrid (España)

Longitud: 12 kilómetros.
Tiempo total: 3 horas 44 minutos.
Tiempo en movimiento: 3 horas 12 minutos.
Desnivel acumulado de subida: 250 metros.
Índice IBP: 39.

Ya conocía esta zona, en concreto la atalaya de El Vellón y la zona de los Quebraones, sin duda la que tiene más atractivo paisajístico. En esta ocasión recorro de nuevo la zona visitando de nuevo la atalaya de El Vellón, la ermita de San Blas y la atalaya de Venturada que se encuentra muy cerca del pueblo con este mismo nombre. Es una ruta sin complicaciones y sencilla, pero ante la ausencia de sombras deberemos tener precaución en el verano.

Comenzamos dirigiéndonos en primer lugar a la atalaya de El Vellón por un buen camino por la zona de las Caleras, camino que dejaremos cuando veamos la fuente seca del Cercón. Así nos acercarnos ya a la primera atalaya por una senda un poco sinuosa al principio. Forma parte del grupo de atalayas de la Sierra Norte de Madrid que se agrupan sobre los pasos naturales entre Somosierra y Guadarrama controlando el acceso a Torrelaguna, Talamanca del Jarama y el Alto Valle del Manzanares. Nos recreamos un poco la vista y seguimos nuestro camino.

Cruzo la carretera y en un primer momento intenté ir directamente había el camino que había visto en el mapa, pero lo que no sabía es que existe un arroyo que impide ese trayecto, por lo que tuve que retroceder y continuar unos metros por la parte exterior del guardarraíl de la carretera, por lo que no existe ningún peligro. En un momento determinado veo una fuente y me dirijo hacia ella, por lo que ya continúo una senda poco marcada que me lleva al camino que quería coger inicialmente.

Así llegamos hasta la ermita de San Blas, de la que no he encontrado ninguna referencia para añadir a este texto.

Continuamos hacia nuestro último objetivo de hoy, la atalaya de Venturada, visible desde la N-I, atalaya que forma parte de un conjunto en el que se incluyen las torres de El Berrueco, El Vellón, Arrebatacapas (Torrelaguna) y Torrelodones. Realizamos la ida y la vuelta por el camino de la dehesa del Vellón, aunque inicialmente mi idea era ir hacia el arroyo del Monte y volver por el camino anterior, pero a pesar de la sencillez de la ruta las piernas de un compañero del grupo se mostraban hoy un poco pesadas y hay que hacer caso a nuestro cuerpo, por lo que decidimos acortar un poco la ruta. Esta atalaya se encuentra en peor estado que la de El Vellón, pero las vistas son mucho más amplias, observando el embalse de Pedrezuela o el Vellón al fondo. Además la cercana presencia de árboles te anima a sentarte y contemplar un rato el paisaje.

Nos dirigimos hacia el punto de partida y al entrar en el pueblo vemos una Picota que fue construida en el siglo XVI. En ella aparece una inscripción que dice “Esta obra mando hacer el honrado Pedro de Frías que Dios haya en el año de 1552”. Se cree que en ella eran expuestos los reos para su castigo y escarnio.

En el pueblo de El Vellón finalizamos la marcha de hoy y aquí podemos contemplar la Plaza Mayor donde se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial de la Asunción, de cuyo edificio original del siglo XV y XVI se conservan la capilla Mayor, las portadas y la sacristía ya que gran parte del edificio se deterioró tras un incendio que tuvo lugar en el S.XVIII.

Atalaya de Venturada.

“La atalaya de Venturada es claramente visible desde la actual Carretera Nacional I, especialmente viniendo desde el norte. Es una torre de planta circular, cuyos muros al exterior forman un perfil ligeramente escalonado en tres cuerpos. Su altura total se acerca a 9 metros; cabe destacar que, en todo el perímetro de la base hay un pequeño escalón a modo de zócalo.
Las atalayas son torres emplazadas en lugares de destacado valor estratégico, generalmente en líneas de frontera más o menos estabilizadas, o asociadas a caminos de cierta entidad (aprovechando, muchas veces, las cuencas de los ríos) transitables por caravanas y contingentes de soldados. No es habitual que aparezcan aisladas, sino que funcionan a modo de eslabones de una cadena; cuando no existe conexión aparente con otras fortificaciones es por desaparición de algunas de ellas.
Su ubicación suele ser en cerros elevados o en extensas llanuras, que permiten un gran campo de dominio visual y la conexión óptica con las atalayas más próximas, así, la atalaya de Venturada forma parte de un conjunto en el que se incluyen las torres de El Berrueco, El Vellón, Arrebatacapas (Torrelaguna), Torrelodones... Todas ellas, diseminadas a lo largo y ancho de la geografía madrileña tuvieron un importante cometido: la vigilancia desde sus emplazamientos estratégicos ante cualquier intento de invasión.”

Atalaya de El Vellón.

“La atalaya de El Vellón es una de las atalayas defensivas árabes de la Sierra de Madrid. Con el nombre de atalayas se hace referencia a un conjunto de torres que controlaban el paso a las vías de comunicación y valles habitados en época islámica.

El conjunto de atalayas de la Sierra de Madrid forma parte de un sistema defensivo y organizador de un territorio determinado que conocemos por las fuentes como Marca media del Al-Andalus, y que durante el emirato y califato cordobés constituyó la frontera entre árabes y cristianos. No en vano, el término Jarama deriva de un vocablo bereber que significa río de frontera o de nadie. Estas atalayas fueron construidas entre los siglos IX, durante el emirato de Muhamed I de Córdoba, y X, en la época de Abd al-Rahman III.

El grupo de atalayas de la Sierra Norte de Madrid se agrupa sobre los pasos naturales entre Somosierra y Guadarrama controlando el acceso a Torrelaguna, Talamanca del Jarama y el Alto Valle del Manzanares en torno al paso de los Puertos de Navacerrada, Fuenfría y Alto de León, es decir, controlando los tres pasos del Sistema Central: la calzada romana de Talamanca del Jarama, la calzada del Puerto de Fuenfría, que aún hoy une Cercedilla y Segovia, y el paso a través de Somosierra, que según algunos autores, pudo ser utilizado por Tariq en el proceso de conquista del año 711.

Existe una línea más al sur formada por un grupo del que aún se mantienen las atalayas de Torrelodones y de Hoyo de Manzanares. La segunda línea se sitúa algo más al norte formando el grupo que mejor se ha conservado y lo constituyen las atalayas de El Berrueco, Arrebatacapas, Venturada y El Vellón, completadas por la desaparecida de El Molar.”
Waypoint

Caleriza de las Marañas.

Waypoint

Fuente del Cercón.

Waypoint

Atalaya de El Vellón.

Waypoint

Carretera.

Waypoint

Desvío pilón.

Waypoint

Ermita de San Blas.

Waypoint

Camino de la dehesa.

Waypoint

Atalaya de Venturada.

Waypoint

Picota.

4 comentarios

  • Foto de zafiro67

    zafiro67 30-abr-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Hola.
    Está bien ver las 2 atalayas en la misma ruta, las vistas mejores desde la de Venturada.
    Un saludo.

  • Foto de Rocaviva

    Rocaviva 30-abr-2017

    Hola.
    Una vez que se conoce la zona, para mi gusto combinaría en una misma ruta las 2 atalayas y la zona de los Quebraones.
    Gracias por tus comentarios y valoración,
    Saludos.

  • casa22 11-mar-2019

    Bonitas vistas desde la atalaya al lado de la nacional I.

  • Foto de Rocaviva

    Rocaviva 11-mar-2019

    Hola Casa22.
    Tengo pendiente una ruta resumen de las 2 que hecho aquí, ya te contaré.
    Saludos.

Si quieres, puedes o esta ruta