Descarga

Distancia

9,03 km

Desnivel positivo

541 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

126 m

Altitud máxima

3.765 m

Trailrank

50 5

Altitud mínima

3.299 m

Tipo de ruta

Solo ida

Tiempo

5 horas 7 minutos

Coordenadas

1314

Fecha de subida

7 de abril de 2016

Fecha de realización

febrero 2016
  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
Sé el primero en aplaudir
2 comentarios
 
Comparte
-
-
3.765 m
3.299 m
9,03 km

Vista 4657 veces, descargada 33 veces

cerca de Següencoma, La Paz (Bolivia)

Caminata realizada a un valle muy lindo y conocido, Achocalla valle situado entre las ciudades de La Paz y El Alto. Achocalla es un valle que goza de un clima templado, de lagunas y lugares de paseo para el fin de semana. Habitado desde el periodo formativo (pre tiwanacota) conserva todavía vestigios culturales como terrazas, chupares y hasta petroglifos. Su principal atractivo es la laguna Pacajes, donde existe una numerosa cantidad de oferta de comida y paseos tanto en bote como caballo o moto. Pero que en los últimos años se popularizo tanto que llego a niveles de contaminación que son constantemente atendidos por sus autoridades
Con la llegada de la carretera Mallasilla-Molino Andino, se sustituyo el simpático camino rural por la carretera asfaltada que posee un tránsito continuo, haciendo que la posibilidad de caminar no se atractiva y hasta un poco peligrosa. Es por lo que se tomo un recorrido alternativo desde el barrio de Mallasilla hasta la laguna Pacajes.
La caminata se realizo un soleado día de Febrero, se partió de la plaza Humbolt en la calle 8 de Calacoto. De aquí se toma cualquier minibús que vaya al barrio de Mallasilla (2 bolivianos por persona) Una vez en el barrio de Mallasilla uno se baja en el desvió al “club de golf”. La caminata comienza descendiendo la calle empedrada hasta llegar a la carretera que conduce a la ciudad de El Alto. Hay que caminar dos kilómetros aproximadamente por la carretera hasta llegar al desvió del camino de tierra que nos conducirá a Achocalla. Tener en cuenta que esta caminata no existe ninguna tienda (excepto a la llegada) ni rio de agua potable así que llevar suficiente líquido y algo para merendar en el camino.
A los pocos metro de la caminata uno se encuentra con un rio que bajada desde Achocalla, este no es muy caudaloso así que se lo puede vadear tranquilamente, de aquí comienza un ascenso constante a un valle altamente erosionado en el cual da la impresión de estar caminando por otro planeta por las curiosas formaciones geológicas que a uno le rodean. La caminata continúa entrando y saliendo de pequeñas quebradas y planicies cultivadas hasta volver a cruzar de nuevo el rio en la parte más alta donde se encuentra una chancadora de arena. De aquí se hace una pequeña subida y detrás del cerro se encuentra una pequeña laguna de una belleza singular. En esta laguna paramos a comer algo, por estar “escondida” no poseía ninguna contaminación humana existía una pareja de patos junto a su polluelo, un par de gaviotas y mientras comíamos vimos un liebre escaparse del perro de unos pastores. La calma y la naturaleza viva de esa laguna me cautivo totalmente. Terminamos de comer guardamos todo y continuamos la segunda parte de la caminata, se cruza una quebrada mas y de ahí ya se abre el valle de Achocalla mucho más verde con abundante agua grandes planicies cultivadas de diferentes hortalizas y mirando hacia nuestras espaldas la imponente cordillera de Los Andes con el Illimani y el Mururata como vigilantes, a un costado un pequeña vista de la zona sur de La Paz. La caminata continúo el ascenso, esta vez ya poblado cruzándonos de rato en rato con pastores junto a sus vacas o caballos. Mientras más se sube existen más canales de agua y más población, hasta llegar de nuevo a la carretera. De ahí en adelante son un par de kilometro que uno tiene que caminar hasta llegar a la laguna Pacajes. Una vez que llegamos a Laguna estaba un poco llena así que decidimos retornar a La Paz ahí hay trasporte que va hasta la Ceja del Alto (4 bolivianos) pero nosotros decidimos volver a la carretera y tomar un transporte que nos retornara a Mallasilla, por la hora (cerca a las 7 de la noche) no conseguimos minibús así que tomamos un taxi que por 15 bs nos llevo de retorno a Mallasilla.
La caminata fue una experiencia muy linda por recorrer esos hermosos parajes muy cerca de la ciudad, si “el valle de la luna” es un destino turístico clásico en la ciudad, esta caminata es como andar por un constante valle de la luna rodeado de fauna y flora, casi en su estado natural. Tener la precaución de no ensuciar ni contaminar que por excepción de los escombros dejados por camioneros irresponsables todo está muy natural.
Es recomendable llevar el gps porque existe una cantidad de bifurcaciones en todo el recorrido lo cual hace muy fácil perderse.
Intersección

Desvio Club de Golf

Aqui comienza una bajada empedrada
Intersección

Desvio camino tierra

Aqui comienza el camino alternativo a Achocalla
Río

Rio

Río

Rio 2

Lago

Laguna 'escondida' en Achocalla

Laguna muy linda y poco conocida
Puente

Puente natural sobre riachuelo

Intersección

Desvió Kañuma

Desvió para salir cerca a la laguna Pacajes, si uno sigue recto puede salir a la carretera a la altura de la escuela de Kañuma
Waypoint

Laguna Pacajes

Laguna de Achocalla muy conocida
Intersección

Retome carretera

2 comentarios

  • Saileedpaz.bo 1 jun. 2018

    Hola amigo, bien detallada tu información felicidades, y gracias por darte tiempo de escribir, ojalá hubieras subido fotos.

  • Saileedpaz.bo 1 jun. 2018

    Mil perdones ya viene las fotos.

Si quieres, puedes o esta ruta