-
-
1.614 m
811 m
0
3,6
7,2
14,34 km

Vista 29 veces, descargada 2 veces

cerca de Fuente del Ciervo, Andalucía (España)

Nada mejor que una clásica del montañismo jiennense para despedir un invierno que nos ha regalado una tardía nevada y abundantes precipitaciones. Aparcamos el coche en un anchurón cerca de un depósito de agua y, aprovechando las generosas lluvias de los últimos meses, decidimos dar un pequeño rodeo para visitar la cercana Cola de Caballo, un modesto, pero elegante salto que hacen las aguas del arroyo de la Cueva.
Tras esta corta vuelta en la que, además, disfrutamos de abundantes orquídeas silvestres y de buenas vistas de nuestro objetivo, llegamos a la Fuente del Palo. Una breve parada para tomar de un trago de agua directamente del caño y tomamos la pista que, paralela al Arroyo de la Cueva, enfila hacia la visible cicatriz de la Cantera del Jabalcuz. Poco después de la cantera, la pista comienza a ascender en cerradas curvas hacia el Puerto del Viento, pero nosotros la dejamos "atrochando" por pequeñas sendas que, por tramos de fuerte pendiente, nos hacen ganar altura rápidamente hasta situarnos en la cresta W del Jabalcuz (aproximadamente a la cota de 1310 m).
De aquí en adelante solamente nos resta seguir en dirección E hasta la cumbre caminando en paralelo a una valla metálica que cierra la vertiente Sur del Jabalcuz. Este último tramo es el de mayor ambiente de esta ascensión con impresionantes vistas a La Pandera y Mágina vestidas de blanco, mientras que al NE Jaén destaca bajo un tímido sol que no podemos sino envidiar bajo la espesa capa de nubes y el gélido aire en el que nos encontramos envueltos.
La cumbre nos recibe con un frío intenso y un fuerte viento que está a punto de desequilibrarnos en varias ocasiones. En estas condiciones que, emulando a un viejo amigo, definimos de cuasi himaláyicas, optamos por la retirada más segura y que consiste en seguir, salvo en dos escasos tramos, la pista forestal hasta el Puerto del Viento.
Desde el puerto, tomamos tramos de sendas (dirección W) que nos sirven para recortar el largo zigzagueo de la pista forestal que sube desde el Megatín hasta encontrarnos de nuevo con el Arroyo de la Cueva en una especie de área recreativa semiabandonada. Volvemos a la pista forestal y tras un pequeño desvío para asomarnos a los recortados perfiles de la cantera desde arriba, seguimos descendiendo sin salirnos del camino principal hasta dar con la "trocha" por la que subimos unas horas antes. Ya solamente nos queda desandar nuestros pasos hasta la Fuente del Palo. Desde allí, seguimos el camino asfaltado que nos devuelve al coche.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta