Tiempo en movimiento  2 horas 15 minutos

Tiempo  2 horas 37 minutos

Coordenadas 1753

Fecha de subida 17 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
605 m
526 m
0
2,5
5,1
10,16 km

Vista 29 veces, descargada 2 veces

cerca de Mendívil, Navarra (España)

Saliendo de Mendívil, nos vamos a acercar a las Encinas de Olóriz, a la Ermita de San Gregorio, al lavadero de Orícin, a la Fuente del Yesal de Solchaga, y a la Fuente de la Chopera de Mendívil.

Un paseo muy agradable, en el que lo único incómodo son los dos tramos de recorrido que vamos junto a la autopista, por el ruido de los coches. De todos modos no todo es malo, ya que durante un tramo, el camino que llevamos es una cañada. La Cañada Real de Valdorva a Andía. Lamentablemente, y salvo algunos tramos, casi toda ella está perdida.

En Mendívil hay sitio para aparcar, y después de ver un poco el pueblo, salimos por el camino de Solchaga hasta llegar a la autopista.
Aquí tomaremos el sendero de la izquierda, que paralelo a la autopista nos lleva al siguiente puente que la cruza, más al norte.

Cruzamos, y atravesando un bosquete de robles, llegamos a las encinas monumentales de Olóriz. Están declaradas Monumento Natural MN-44, y son 7 ejemplares de encino de gran porte que están en el linte de una pieza, y que son las reliquias de lo que este bosque tuvo que ser en tiempos.
Sendero, sombra, vistas a la Peña de Unzué, este es uno de los tramos más bonitos del recorrido.
Al finalizar la zona de las encinas, el sendero atraviesa una galería de encinas y boj francamente curiosas. He oído en algún sitio que cuando vienen niños le llaman "La senda de los Elefantes".

Una vez atravesada la carretera, llegamos a la Ermita de San Gregorio, recientemente restaurada, junto al lavadero de Orícin, que está a unos pocos metros de distancia.

Volvemos sobre nuestros pasos, y bordeando la pieza donde están las encinas monumentales, pero por el otro lado, llegamos a otro de los puntos fuertes del día. Un bosquete de robles de bastante porte, situado al lado del Barranco del Zidacos, y que aporta sombra y frescura en los días cálidos.
El bosquete tiene una longitud de unos 350 m.

Saliendo de los robles, y por un viejo camino entre dos sembrados, en el que la hierba nos llega más arriba de las rodillas, llegamos al Encino de Solchaga y a la fuente del Yesal.
El Encino de Solchaga está enfermo y tiene la mitad de las ramas secas.
La Fuente del Yesal, de aguas extremadamente blandas, está a unos 15 m del encino, bajando por un pequeño acantilado.

De aquí tomamos el camino principal que nos lleva directos a Mendívil, y una vez allí pasamos por la Fuente de la Chopera. Un bonito paraje con mucha sombra situado al lado del puente que cruza el Barranco del Cidacos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta