Tiempo  6 horas 53 minutos

Coordenadas 1243

Fecha de subida 20 de febrero de 2017

Fecha de realización febrero 2017

-
-
139 m
9 m
0
5,1
10
20,47 km

Vista 1427 veces, descargada 32 veces

cerca de Além Rio, Beja (Portugal)

Tiempo en movimiento: 5 h 38'.

Realicé el itinerario en sentido antihorario.

Dejamos nuestro vehículo en un amplio aparcamiento cerca del castillo de la localidad y, ya a pie, tomamos un sendero que aboca a una casa que rodeamos.

Un corto tramo de cortafuegos y accedemos a un camino que desciende al primer afluente. Aquí he de hacer un inciso en la explicación de la ruta: He calificado el trayecto como difícil porque hay que cruzar el río mojándose necesariamente pues el puente que lo salvaba lo destruyó otrora la bravura de la corriente. Yo lo crucé por los restos del puente. Hay que descalzarse y remangarse hasta muy arriba los pantalones, pero se pasa sin grandes apuros.

Remontamos y buscamos la compañía de un arroyo intermitente. Aquí existen pasos de animales que nos van guiando entre la escasa maleza.

Llegamos a una carretera a la altura de la perrera municipal, la cruzamos y atajamos hacia otra carretera, la IC27, que es la que procede del sur y que yo tomé muy cerca de la frontera lusa con Ayamonte.

Cruzamos la carretera y transitamos próximos a ella para evitar el asfalto hasta un puente que salva el segundo afluente del Guadiana.

A partir de aquí yo tuve que ir improvisando: No dispuse de mapa topográfico de Portugal y tracé el recorrido por la ribera izquierda de este cauce, desconociendo sus angosturas hasta encontrarme presencialmente con él. A veces remonté, otras fui más arrojado... Vosotros podéis seguir o no mis pasos, pero apunto que este paseo, más o menos ribereño, lo disfruté mucho.

También he de advertir que cuando llegué a la localización "CARRIL" decidí no acometer los siguientes meandros, pero me arrepentí y regresé. De ahí que veáis un trazado dudoso en el track y que debéis ahorraros. No pude modificar esos puntos al no disponer de mapa topográfico de la tierra hermana. Así pues descendí de nuevo hacia la ribera, pero no acompañé a algunos meandros.

Tras meterme sin querer en un bajo jaral sí que descendí de nuevo a la ribera por una veredilla y remonté por un sendero antiguo.

Llegamos ahora a un viñedo protegido por una alambrada que hemos de salvar. Accedemos a un camino que nos lleva a unas dependencias abandonadas y abandonamos la finca ya acompañando al Río Guadiana.

Un apacible camino y un postrera senda que lo ataja nos lleva de nuevo a la carretera, por la que culminamos este interesante paseo que espero disfrutéis.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta