• Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)
  • Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)
  • Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)
  • Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)
  • Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)
  • Foto de Mina de La Jayona hasta Ciudad Romana de Regina Fuente del Arco Casas de Reina (Badajoz)

Tiempo  3 horas 15 minutos

Coordenadas 168

Fecha de subida 31 de marzo de 2018

Fecha de realización abril 2013

-
-
874 m
538 m
0
3,7
7,4
14,86 km

Vista 509 veces, descargada 10 veces

cerca de La Jayona, Extremadura (España)

La ruta comienza junto al parking de la Mina de la Jayona, (imprescindible su visita) y después de subir unos metros por carretera asfaltada llegaremos a la zona de recepción de dicha Mina, declarada desde septiembre de 1997 como Monumento Natural de Extremadura (se pueden visitar cuatro de los once niveles con los que cuenta, previa visita concertada. Continuaremos ascendiendo hasta la parte más alta de la mina por tramos de escalones, rodeados de un paisaje de gran riqueza natural, tanto a nivel de vegetación como de fauna, y dejando a uno y otro lado los accesos a los distintos niveles de la Mina.
La Mina La Jayona es una antigua mina de hierro situada en la sierra del mismo nombre, en el término municipal de Fuente del Arco. El origen de la mina se inicia con la llegada de los romanos y ha estado en explotación en distintas fases hasta su cierre definitivo en el año 1921. Desde su cierre estuvo abandonada, sirviendo simplemente como lugar de pastoreo para el ganado de la zona y desde finales del siglo XX se recuperó para uso recreativo, primero de forma espontánea y después como valor turístico.

Una vez que lleguemos a la zona más alta, y desde su parte norte, saldremos por una cancela para tomar el “Camino de los Veneros”, el cual nos llevará en un recorrido de unos 2 km aproximadamente, en ligera bajada, entre olivares y zonas calizas, hasta una nueva cancela, que tiene habilitada un “paso de hombre”, y continuando por pista durante unos 200 m. llegaremos al paraje donde se encuentra la ermita de la Virgen del Ara, otra de las “joyas” de esta ruta, y también dentro del término de Fuente del Arco. Durante este pequeño tramo podremos disfrutar de unas excelentes vistas de la Sierra de la Jayona, estribaciones de Sierra Morena, con el pueblo de Reina al fondo, aún muy lejano, y con el camarín y las paredes blancas de la ermita apareciendo entre el manto verde del bosque mediterráneo que rodea este entorno. La ermita de la Virgen del Ara, considerada por algunos como la “Capilla Sixtina de la Baja Extremadura”, es un edificio que consta de una sola nave con bóveda de cañón decorada con pinturas al fresco, además tiene adosado un camarín de planta octogonal de estilo renacentista, en cuyo interior se apoya el retablo mayor de la iglesia, de estilo barroco.

Desde este punto parten dos variantes, la primera es la que sigue la ruta, dejando a la derecha la ermita, y bajando hasta el Rivera del Ara, donde nos encontramos con la vegetación propia de este tipo de entornos: chopos, sauces, olmos… atravesaremos la rivera y después de recorrer un kilómetro aproximadamente, abandonamos el camino que sigue en línea recta para girar hacia la derecha, pasando de nuevo por otra cancela. A partir de aquí el camino continua con una subida progresiva, en zig-zag, entre encinas y jaras durante cuatro kilómetros, buscando la conexión con el Cordel del Pencón, a partir del cual iremos caminando entre un mar de jaras, donde si tenemos la suerte de realizar la ruta en el período de floración, este tramo se convertirá en todo un espectáculo visual. Durante este último tramo siempre hemos ido dejando a la derecha una línea de alta tensión y el arroyo de la Judía.

Llegamos a las minas de San Antonio, donde abandonaremos el cordel, justo a la altura de un cruce de cuatro caminos, donde tendremos que girar a la izquierda, entrando en la zona conocida como “Huerta Pérez”, y al pasar una cancela, con una casa y recinto para el ganado a nuestra derecha, abandonamos el camino para girar ligeramente a nuestra derecha, y continuar por una senda que transita junto a una pared de piedra que tendremos a nuestra derecha, en una bonita zona entre alcornoques y encinas. Seguiremos por esta senda o “Trocha de Fuente del Arco a Trasierra”, hasta que encontremos una alambrada prolongación de la pared de piedra, donde tendremos que girar a la derecha, para unos metros después, cruzar un arroyo, pasado el cual nos encontraremos con las ruinas de la “Huerta de la Alcornocosa”.

Continuaremos por esta senda con el arroyo a nuestra izquierda, dentro en unos de los enclaves naturales más bonitos de la ruta, en un estrechamiento natural, rodeados de una vegetación exuberante y en plena primavera con un explosión de colorido debido a la floración. Cruzaremos de nuevo el arroyo que quedaba a nuestra izquierda, y tras una pequeña subida continuaremos por antiguos caminos flanqueados por paredes de piedra, con unas vistas mucho más amplias, hasta llegar a un cruce. En este punto llevaremos recorrido unos 10 km desde que empezamos, y aquí, en lugar de seguir rectos, tendremos que girar hacia la derecha, por el “camino de Paniagua”, en un tramo en subida, por antiguos callejones, que nos llevará hasta la localidad de Reina, pudiendo contemplar desde varios puntos de este recorrido, la maltrecha pero a la vez portentosa, orgullosa y altiba, silueta de la Alcazaba de Reina recortada sobre el horizonte, a los pies de la cual se sitúa localidad de Reina.

Reina nos recibe en el barrio de la “Peñalta”, donde encontramos el pilar “de arriba”, que refrescará la subida a la alcazaba, situada ésta a 825 metros de altitud. Haremos un pequeño zig-zag, derecha e izquierda, para tomar un callejón que en ligera subida nos sacará a la parte trasera de esta localidad, donde siguiendo las indicaciones, continuaremos por una senda que sale a la izquierda, que en una subida pronunciada nos llevará a las puerta de entrada de la Alcazaba.
Esta ardua subida para algunos, se verá recompensada por las magníficas vistas de las que podremos disfrutar, siendo testigos desde la línea divisoria que supone esta Sierra de Reina, del contraste entre paisajes: a nuestra derecha, “La Campiña”, y a nuestra izquierda, un paisaje de sierras, son las estribaciones de Sierra Morena y el P.N. de la Sierra Norte de Sevilla.

La alcazaba, situada a unos 825 m. de altura, es una obra de origen árabe, fabricada con adobe y hormigón de barro y cal, y está declarada Monumento Histórico Artístico. El recinto murado que se conserva es de la época almohade (siglo XII), con diversas restauraciones posteriores. Entre ellas las realizadas por el Maestre de la Orden de Santiago don Alonso Cárdenas (siglo XV) y otras en los años 1515 y 1575; de planta cuadrangular, se reforzaba con 15 torres rectangulares, dos de ellas albarranas, entre las que destaca la del Homenaje, y defendía a otro recinto interior del que sólo quedan escasos restos. En el interior del recinto de la alcazaba se conserva una ermita del siglo XV, cuyos orígenes pueden encontrarse en la época visigoda y en donde se venera a la Virgen de las Nieves, patrona de Reina.

Desde la alcazaba iniciaremos la bajada por un camino empedrado, totalmente restaurado, hacia Reina, llegando a ésta por el extremo opuesto por el que entramos, disfrutando siempre de unas amplias vistas, tanto de “La Campiña Sur”, como de Reina.

Al llegar a las primeras casas del pueblo, giraremos hacia la izquierda para buscar la salida de la localidad, continuando en dirección a “La Campiña”, caminando entre callejones y vetustos caminos delimitados por paredes de piedra, la alcazaba siembre a nuestra izquierda, en las alturas, mientras frente a nosotros ya tendremos las vistas de nuestro siguiente objetivo, Regina Turdulorum, "FINAL DE NUESTRA RUTA", aunque primero tendremos que llegar en ligera bajada hasta la carretera entre Llerena a Fuente del Arco, que tomaremos a la izquierda, continuando unos metros por ella antes de girar a la derecha, y después de un pequeño tramo asfaltado llegaremos hasta las ruinas del antiguo municipio romano de Regina Turdulorum, cuyo mayor apogeo histórico se dio en época de la dominación romana, sobre el siglo I, en el que llegó a ser una importante ciudad, cuyo vestigio más significativo de entre todo lo excavado hasta ahora es su teatro, con capacidad para 800 personas, conservando casi perfectamente elementos como la cávea, orchestra y scena, pero además, podemos ver también otros elementros significativos como el Foro y algunas viviendas excavadas recientemente y final de nuestra ruta.
ASTOLL.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta