Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  53 minutos

Coordenadas 388

Fecha de subida 12 de octubre de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
1.054 m
990 m
0
0,8
1,6
3,14 km

Vista 551 veces, descargada 21 veces

cerca de El Parrizoso, Andalucía (España)

Sencilla y corta ruta que nos llevará a conocer y disfrutar de unas de las visiones más impactantes de la geografía jiennense como es la perspectiva desde la altura de los sinuosos meandros del Río Valdearazo en su confluencia con las serenas aguas del Embalse del Quiebrajano en un espectáculo kárstico y de color que le dan un embrujo único. Toca disfrutar desde un balcón privilegiado en uno de los enclaves más recónditos y maravillosos de Valdepeñas de Jaen y de la Sierra Sur.
Partiendo del Puerto de Pitillos, con el Cerro homónimo al frente, tomamos un sendero que bordea su ladera oeste bajo unos cortados alternando pinar y bosque autóctono mediterráneo en dirección norte, avanzando de forma muy cómoda con el embalse del Quiebrajano apareciendo esporádicamente entre la frondosidad. Tendremos como referencia el Peñón de Montoro, una prominencia rocosa que resalta sobre el bosque y que el sendero pasa entre éste y la escarpada ladera del Cerro Pitillos. El último tramo de sendero a partir de este punto evidencia una antigua senda con bastante solera como atestiguan sus recios muros de piedra seca que le dan sustento a esta vieja vereda que antaño ascendía a la cumbre de este cerro, donde existen restos de uno antiguo atalaya o puesto de vigilancia, y que actualmente los arrastres rocosas prácticamente han sepultado. El sendero finaliza junto a una arista rocosa a la que nos asomamos y nos sorprenderán las vistas tan inolvidables que desde ahí se divisan puesto que nos encontraremos justo sobre la Vegueta de los Frailes y las Colas del Quiebrajano, meandros del Río Valdearazo en su desembocadura en el embalse que están rodeados de infinidad de formaciones kársticas o “pitillos” (de ahí el nombre del cerro y del barranco) que encajonan estas aguas de increíble azul celeste que las caracterizan en un serpenteo que conforma una imagen que quedará grabada e idealizada para los privilegiados que hayan podido contemplar alguna vez este capricho natural. Por supuesto que hay que destacar también las vistas hacia la Piedra del Palo y el resto del Embalse del Quiebrajano pero el magnetismo de este abismo celeste se impone en forma de apoteosis visual.
Volvemos sobre nuestros pasos por el mismo sendero que hemos traído desde el Puerto de Pitillos.
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de MIRADOR NATURAL SOBRE LAS COLAS DEL QUIEBRAJANO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PEÑÓN DE MONTORO
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS
  • Foto de PUERTO DE PITILLOS

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta