Tiempo en movimiento  2 horas 43 minutos

Tiempo  4 horas 5 minutos

Coordenadas 1980

Fecha de subida 4 de noviembre de 2018

Fecha de realización noviembre 2018

-
-
1.692 m
1.329 m
0
2,8
5,6
11,15 km

Vista 406 veces, descargada 11 veces

cerca de Las Dehesas, Madrid (España)

"Las noches de Cercedilla
las llevo en mi soledad.
Y son la última linde
que yo quisiera mirar".

(Luis Rosales)

*****
Los versos de Luis Rosales (1910-1992) y del premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre (1898-1984) acompañarán al caminante que se anime a emprender esta ruta de los poetas, un itinerario de gran belleza que ata paisaje, cultura e historia alrededor de los bosques del valle madrileño de la Fuenfría, en el municipio de Cercedilla.

Se trata de una entretenida caminata de 11 kilómetros, por la ladera oeste del macizo de Siete Picos, desde la carretera de las dehesas (M-966) hasta la preciosa pradera de Navarrulaque (con una imponente vista alpina de Siete Picos), para visitar luego el reloj de sol de Camilo José Cela, aquietarse en los miradores de los poetas Vicente Aleixandre y Luis Rosales (cuyos poemas perviven impresos en un par de rocas), refrescarse en la Ducha de los Alemanes (salto de agua) y regresar por un pasillo con mucho pasado: el puente del Descalzo, construido en época de Felipe V, y la calzada romana de la Fuenfría.

Es un itinerario sin complicaciones técnicas, que se completa en unas cuatro horas, según lo que se apacigüe cada cual en los oteaderos, campas y riachuelos mencionados, pues tentaciones ofrecen muchas.

EN SENTIDO CONTRARIO
Para evitar el tráfico humano de subida, se opta por seguir la ruta en la orientación contraria a la habitual: de este a oeste (opuesta a las agujas del reloj). Así, toca negociar primeramente el ascenso por una senda más pronunciada, muy bien señalizada con puntos rojos en los árboles, que trepa haciendo zetas por la llamada ladera de las Berceas, en el flanco oriental de Siete Picos.

El mayor esfuerzo se hará en la primera hora de pateo, lo que cuesta alcanzar la carretera de la República, a cuya cota se encuentran los lugares a visitar. A la célebre pista también se la llama camino Puricceli, por el nombre de la empresa que inició las obras de este proyecto, que pretendía unir Madrid con Segovia, por el puerto de la Fuenfría, durante la II República, y que dio al traste el inicio de la guerra civil. Una vez en ella, todo el trayecto es un cómodo paseo.

Quien prefiera suavizar el resuello inicial de subida puede emprender el camino en el sentido tradicional, perdiendo soledades y dejando una bajada más abrupta para el final. La opción aquí descrita exige salvar los 330 metros de desnivel en unos 2,8 kilómetros. La otra y más recurrente, en unos 5. En cualquier caso, es una subida asequible y fácil. Basta con tomar aire cuando el corazón lo pida, disfrutando en cada pausa del silencioso y hermoso bosque de pinos silvestres. Tal es la serenidad que sólo nos topamos con dos personas en el ascenso, y ambas bajaban: un senderista y un ciclista de montaña. Y eso que era un domingo otoñal con buen tiempo.

INICIO: POR LA CASA FORESTAL
La ruta empieza en los aparcamientos de las dehesas de Cercedilla. En nuestro caso, en el estacionamiento de la parte superior 'H', a la altura del célebre restaurante Casa Cirilo, situado enfrente, unos 200 metros más abajo, y al que se llega atravesando una bonita pradera.

Enfilamos por la orilla de la carretera M-966 en dirección sur y pasada Casa Cirilo, como si volviéramos a Cercedilla (ojo, porque en coche o andando desde el pueblo venimos en sentido contrario), y a la altura del paso de cebra situado a unos 150 metros del establecimiento hostelero, se coge a izquierda la pista que en 50 metros nos deja ante la puerta verja de la Casa Forestal de las Dehesas, donde un letro de la Comunidad de Madrid dice: 'Base de retén' (señalizado en el mapa track con la bandera 1).

PUENTE DEL ARROYO
La pista gira a derecha 90 grados y desciende ligeramente. Pasados 100 metros, cruce de caminos: giramos a izquierda, también en 90 grados, y damos con una pequeña campa arbórea. Cogemos el ramal de la izquierda (bandera 2), que nos deja en el puente de madera que salva el arroyo de la Venta (bandera 3).

A la izquierda del puente vemos una cancela: pasamos por ella. Es en este punto cuando empieza la ascensión y ponemos cara al sendero de las zetas, que pica para arriba y, al principio, comparte ruta con otro sendero: por eso en los troncos de los pinos vemos dos círculos, uno rojo (el nuestro) y otro azul. Estos dos itinerarios se separan (bandera 4) un poco más arriba: nuestro camino es el que sigue trepando a izquierda.

Esta senda zigzagueante, ya se ha dicho al principio, está muy bien señalizada, con marcas muy visibles cada poco tiempo. Y en cada bifurcación donde surja una posible duda, cruces rojas niegan visualmente el rumbo al caminante, que ha de seguir los círculos encarnados.

FUENTE DEL POCITO
Superada la cuarta zeta, la pendiente se suaviza y el trazado es rectilíneo: a nuestra izquierda, asoman dos de las cumbres guadarramistas más singulares: La Peñota (1944 m) y Peña El Águila (2008 m), unidas por el collado de Cerromalejo, y que forman la ladera oeste del valle de la Fuenfría (nosotros vamos por la este). Pronto llegamos a la fuente del Pocito (bandera 5 y 57 minutos de marcha), a la que se accede por unas escaleras labradas en el camino. Su caño está seco. Y en la parte superior, la del sendero, hay unos bancos para el reposo y la contemplación.

En otros 20 minutos alcanzamos la carretera de la República (bandera 6 y 1.18 horas): la subida está prácticamente completada y hay trasiego de senderistas y ciclistas. La cogemos a derecha, pero en lugar de dirigirnos directamente a los dos miradores, situados al borde de la pista a unos 500 metros, optamos por visitar primero la pradera de Navarrulaque, atrochando por la ladera.

LA PRADERA
Así, a unos 50 metros de nuestra salida a pista, surgen a izquierda dos senderos paralelos que pican en vertical. Enfilamos cualquiera de los dos (bandera 7): se trata de una cuesta brevísima, pues en menos de cinco minutos vislumbramos el refugio fuente de la pradera de Navarrulaque (bandera 8), tras el cual se abre la hermosísima campa, de belleza alpina, y en la que cohabitan pinos y grandes rocas aisladas y desperdigadas. Para quien esto escribe, uno de los entornos más fabulosos de la sierra de Guadarrama. Y desde donde se obtiene una panorámica soberbia del escarpado flanco sur de Siete Picos, con la alineación de todos sus picachos, desde el más oriental y alto (Somontano, 2.138 m) al más occidental, achaparrado y apartado (pico Majalasna, 1.934 m).

Es la pradera un lugar para el sosiego y el relajamiento. Un par de mujeres almuerzan sobre una de sus rocas. Una pareja se fotografía aquí y allá. Otros se acercan hasta el cruce de caminos donde se erige un poste informativo con las diferentes posibilidades de rutas: 'Collado Ventoso 2,7 km / Camorritos 1,8 km / Mirador de los Poetas 800 m y Las Dehesas 6 km / Puerto de la Fuenfría [sin distancia señalizada]'.

EL RELOJ DE SOL DE CELA
La carretera de la República, que viene del puerto de la Fuenfría desde el norte, flanquea la parte oeste de la pradera. Cogemos la pista en dirección sur y en apenas 200-300 metros encontramos a derecha el reloj de sol de Camilo José Cela, construido en 1995 (bandera 10).

Una inscripción en piedra explica el homenaje: "A Cela, caminante de la sierra de Guadarrama antes que Nobel". Fue el autor de 'La colmena' o 'La familia de Pascual Duarte' un paseante empedernido que plasmó sus correrías andariegas en libros como 'Viaje a la Alcarria', 'Del Miño al Bidasoa' o 'Judíos, moros y cristianos'.

MIRADOR VICENTE ALEIXANDRE
Continuamos el paseo por la carretera de la República o camino Puricceli y en apenas 400 metros, a izquierda, vemos un roquedo coronado por un oteadero. Es el mirador de Vicente Aleixandre (bandera 11), poeta de la generación del 27 al que se concedió el premio Nobel en 1977. Encaramados al peñasco, al que se accede sin complicación, vemos al este (izquierda) Siete Picos, la Bola del Mundo (2.258 m), La Maliciosa (2.227 m) o la cuerda de las Cabrillas. Al oeste, La Peñota y Peña El Águila.

LUIS ROSALES
De la carretera de la República, y nada más bajar del mirador, sale también a izquierda el senderillo, señalizado sobre una roca, al otro mirador: el de Luis Rosales, situado a unos 200 metros. Es este balcón mucho más impresionante, pues se asoma al abismo de las dehesas y el pueblo de Cercedilla (bandera 12 y kilómetro 5,10 de la ruta), desde una roca amplia donde descansan varias personas, algunas recostadas.

Un poema breve del autor de 'La casa encendida' escrito sobre piedra y otro más extenso, 'El pozo ciego', sobre una placa, recuerdan al bardo. La primera composición dice así: "Las noches de Cercedilla / las llevo en mi soledad. / Y son la última linde /que yo quisiera mirar". A la derecha del mirador, a unos 30 metros y en serrana soledad, se erige un geodésico, que nadie visita y no es mal lugar para almorzar en abandono retiro.

De retorno a la carretera de la República, descendemos en sentido norte (bandera 13), al principio con vistas a izquierda de La Peñota y Peña El Águila. La pista nos devuelve al punto de intersección (bandera 7) con el sendero que cogimos antes para subir a la pradera de Navarrulaque (ahora a nuestra derecha) y a continuación con el desvío al sendero de las zetas por el que ascendimos desde las dehesas (ahora a nuestra izquierda y antes bandera 6). Llevamos 6,10 kilómetros recorridos.

EL DESCANSADERO DE GONZÁLEZ BERNÁLDEZ
La pista se embosca y al pinar se le añaden robles que amarillean por el otoño. A la altura del kilómetro 7, se puede subir escuetamente por la ladera del camino 15 metros para sentarse en el descansadero de González Bernáldez (1933-1992), catedrático, ecólogo y Premio Nacional de Medio Ambiente en 1988 (bandera 14). Se trata de una roca labrada en forma de sofá que recuerda a uno de los pioneros de la ecología terrestre en España.

DUCHA DE LOS ALEMANES
A la altura del kilómetro 8 nos cruzamos con el arroyo de la Navazuela. Justo antes de atravesar el puente, a derecha, sale el sendero (bandera 15) que lleva al salto de agua conocido como la Ducha de los Alemanes, a escasos 300 metros de subida (señalizado con letrero). Mientras ascendemos, el cauce del riachuelo se hermosea a nuestra izquierda.

Cuidado con no confundirse porque, antes de la pequeña cascada que buscamos, hay otro chorro, a 150 metros del desvío; o sea, a mitad de camino. Otros 150 metros más arriba nos topamos con nuestro salto de agua, de dos metros de altura y llamado así, al parecer, por las duchas que se daban en ella los primeros montañeros de la sierra, algunos del país germano (bandera 16). En la parte superior se ha erigido un puentecito de madera para salvar el arroyo que luego se precipita por entre las rocas: merece la pena visitarlo.

LA CALZADA ROMANA
De vuelta al camino Puricceli, sólo queda seguir el descenso suave, atravesando primero el puente del arroyo de la Fuenfría (bandera 17). Después topamos con la pradera de Corralitos (bandera 18), cruce de caminos donde confluyen vías históricas como la calzada romana, que seguiremos, la calzada borbónica, el camino Schmid y la carretera de la República por la que venimos.

Tomamos, pues, a izquierda la pedregosa calzada romana que, tras superar una cancela, nos sitúa en el puente del Descalzo (bandera 19), en forma de S y levantado en época de Felipe V (siglo XVIII), que también salva el arroyo de la Fuenfría, ahora en una cota inferior. Es esta pasarela recorrido del camino de Santiago. De aquí a los aparcamientos de las dehesas donde iniciamos la marcha, apenas un suspiro, entre hermosa arboleda para finalizar en la fuente de Majavilán (bandera 20), a orillas de la carretera M-966.
Waypoint

1. Base retén: casa forestal de las Dehesas

Intersección

2. Izquierda

Puente

3. Puente arroyo de la Venta y cancela izquierda

Intersección

4. Izquierda: senda puntos rojos

fuente

5. Fuente del Pocito (sin agua, 57 min)

Intersección

6. Cruce con pista (1.18 h)

Intersección

7. Izquierda: subir por sendero

árbol

8. Pradera de Navarrulaque

panoramica

9. Pradera de Navarrulaque

Waypoint

10. Reloj de sol de Cela

panoramica

11. Mirador de Vicente Aleixandre

panoramica

12. Mirador de Luis Rosales

panoramica

13. Pista y vista

Waypoint

14. El descanso de González Bernáldez

Intersección

15. Desvío Ducha de los Alemanes

Cascada

16. Ducha de los Alemanes

Puente

17. Puente arroyo de la Fuenfría

árbol

18. Pradera de Corralitos

Puente

19. Puente del Descalzo

fuente

20. Fuente de Majavilán

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta