Tiempo en movimiento  3 horas 22 minutos

Tiempo  6 horas 59 minutos

Coordenadas 1933

Fecha de subida 20 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

-
-
1.743 m
1.324 m
0
2,9
5,8
11,62 km

Vista 73 veces, descargada 2 veces

cerca de Las Dehesas, Madrid (España)

Ayer hicimos una ruta corta pero muy bonita con nieve, fuimos once personas: Arantxa, Sandra, Yolanda y dos chicas que se llaman como la patrona de los montañeros: Nieves, Ángel, Javi, Jati y José.
Empezamos en el Cirilo tomando un café para entrar en calor y subimos hasta la pradera de Corralitos, tomamos la carretera de la República hasta un puente, donde se coge un senda a la izquierda que lleva a la ducha de los Alemanes, continuamos la ruta hacia arriba por la senda que va pegada al arroyo de la Navazuela hasta enlazar otra vez con la carretera de la República, seguimos la carretera hacia la derecha hasta la pradera de Aurrulaque, comimos allí y luego continuamos hasta los miradores de los poetas, siento que esto no se grabara porque se me bloqueó la aplicación, pero no tiene perdida.
Después de las vistas continuamos bajando por la carretera de la Republica hasta el coche, optamos por esta vía, ya que estaba todo muy nevado y había hielo.
Creo que hablo por todos cuando digo que pasamos un día estupendo y muy emotivo, ya que en la pradera de Corralitos Fernando nos contó el origen de la creación de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara y lo que influyó en su vida y en la de todos los que nos sentimos amigos de la montaña, pero quien ha sabido expresar ese espíritu como nadie ha sido Sandra la más joven del grupo y futura periodista, os dejo sus sentimientos plasmados en este escrito que nos ha cedido para que lo publiquemos en Wikiloc y que nos ha emocionado a todos:

“Los periódicos nada dicen de la vida silenciosa de los millones de hombres sin historia que a todas horas del día y en todos los países del globo se levantan a una orden del sol y van a sus campos a proseguir la oscura y silenciosa labor cotidiana y eterna
Miguel de Unamuno, En torno al casticismo
A mí, que me gusta situar las cosas, en la región exacta, darles un significado, proveerlas de una historia
María Sánchez, Cuaderno de Campo.
Decía Unamuno que la intrahistoria es todo aquello que ocurre y no se publica en los periódicos. Lo cotidiano. Lo que no recibe la atención mediática. Las historias de las gentes, que sirven de decorado para la historia oficial.
La intrahistoria reúne las experiencias y la memoria de un lugar. La memoria local.
Forman parte de esta intrahistoria los relatos, y también leyendas, que hablan sobre el pasado de la sierra de Guadarrama.
Pisamos la tierra que los romanos pisaron primero. Cruzamos los caminos que 12 hombres cautivados por la montaña salvaje -llamados inicialmente el club de los 12- profanaron primero. Esos hombres tienen una historia. La (intra)historia de esos hombres es la (intra)historia de los caminos que ahora nosotros recorremos.
Forma parte de esa intrahistoria la de otro grupo de amigos a los que la montaña de Guadarrama también sedujo. Esos amigos decidieron dejar una huella en la acendrada montaña. Enterraron cada uno un objeto para simbolizar su pasión por el senderismo y su respeto por el medio que los acogió.
Hoy nosotros prohijamos la afición de aquellos amigos -y de muchos más que han dejado sus huellas- y desenterramos las historias de cada rincón.
Somos afortunados de contar en nuestro grupo con uno de aquellos amigos que comenzaron a recorrer estas rutas y parajes. Fernando Blanco descubre a cada rincón de nuestras rutas las historias de los que pisaron primero.
Mantenemos viva la historia a cada paso que damos. Somos (intra) historia viva. Cada huella que dejamos es una brizna de (intra)historia., La inmaculada rosa que tuve la suerte de depositar este sábado -20 de enero de 2018- en la Pradera de Corralillos será una prueba de nuestro paso. El tiempo la borrará, como nos borrará a nosotros algún día, seres efímeros y perecederos, quedaremos vivos entonces en esa intrahistoria. Ya formamos parte de las entrañas de las montañas y el bosque”, Sandra D.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta