-
-
1.070 m
576 m
0
3,7
7,5
14,97 km

Vista 138 veces, descargada 3 veces

cerca de Peramola, Catalunya (España)

CÓMO LLEGAR: El inicio de esta excursión se encuentra junto a las instalaciones del Hotel Can Boix, tm de Peramola (Lleida). Una vez superada la población de Oliana, en breve pasaremos un puente sobre el río Segre donde abandonaremos la C-14 (a nuestra izquierda) y seguiremos por la LV-5118 en dirección a Peramola, durante unos dos km hasta encontrar el desvío al hotel, dejaremos el vehículo en un pequeño aparcamiento situado en las inmediaciones.

08.50 h: El sendero que vamos a seguir se inicia justo detrás del hotel, así que cruzamos las instalaciones y apenas unos metros después llegamos al primer cruce del día (Font Viva). Al tratarse de una circular podríamos seguir cualquiera de los dos sentidos ya que confluyen en este punto, nosotros seguiremos por el sendero de la izquierda, dejando Sant Honorat para la vuelta.

El camino va ganando altura poco a poco. Está muy bien marcado en todos los cruces por lo que la orientación es bastante sencilla, ya que los ramales son numerosos. La ruta del Corb es nuestra referencia.

09:45 h: Llegamos a un cruce marcado con un gran panel informativo, el sendero rodea por completo Les Moles del Corb. Nosotros visitaremos la Casa y el Corral del Corb y volveremos sobre nuestros pasos para subir hasta Sant Salvador (10.50 h), diminuta iglesia románica en la parte alta de este espectacular y vertical macizo de conglomerado que nos regala unas vistas de infarto de la parte del recorrido que nos queda por hacer. El descenso se realiza por el mismo lugar.

El Corb está dividido en dos pequeños sectores, el que acabamos de visitar, donde se sitúa l'Agulla del Corb y el de La Roca del Corb, al que se accede tras unos pocos minutos de camino en dirección al Coll de Mur.

11.15 h: El sendero que permite ascender a La Roca, es muy discreto, se encuentra en un pequeño rincón, en la umbría, señalizado con un pequeño hito. Nos pueden ayudar como referencia, unos pinos de tronco retorcido en espiral y un resalte excavado por el agua.

11.30 h: Cima de la Roca del Corb, a la que hemos llegado superando sus verticales murallas, ayudados por unas cadenas que facilitan el acceso.

El entorno es absolutamente espectacular, estamos realmente sorprendidos. Valle de Oliana/Peramola, Cadí, Montsec, Serra d'Aubenç... y en primer término Sant Honorat, al que nos dirigiremos a continuación.

Volvemos al camino y continuamos en dirección al Coll de Mur que separa los dos pequeños macizos de Sant Honorat y Les Moles del Corb y al que llegamos a las 12.15 h. El sendero continúa a media ladera siguiendo el contorno de este reino de roca viva esculpido por el agua.

Superado el barranco de Sant Honorat, por el que baja un poquito de agua de las últimas lluvias, el camino se allana y se hace más cómodo. Se orienta hacia levante y la vegetación cambia radicalmente. Pasados unos minutos hemos de estar atentos a un pequeño hito que marca un desvío, a nuestra derecha, en ligero descenso y que termina enlazando con el camino de vuelta hacia Can Boix (el sendero parecía continuar recto pero terminó desapareciendo, al menos eso nos pasó a nosotros...).

13.45 h: Cruce señalizado. Continuamos ascendiendo para ir a buscar la ermita de Sant Honorat y la cima de la montaña.

La construcción está totalmente en ruinas y carece de cualquier interés, pero el esfuerzo queda totalmente compensado por las increíbles vistas que tendremos desde la cumbre.

Recomiendo recorrer el altiplano de uno a otro extremo, son apenas unos pocos minutos por terreno llano que nos permitirán disfrutar de este espectacular paraje.
El descenso se realiza por el mismo lugar hasta llegar al cruce anteriormente mencionado. Desde este punto, no queda más que seguir el camino que lleva al Barranc de la Font Viva y al aparcamiento al que llegamos 16.00 h.

Comparto el camino con Toni y Xavi, tremendos montañeros.

EN RESUMEN: Una excursión espléndida a un rincón mágico del Prepirineo de Lleida.

La dificultad es baja en general. Tal vez después de lluvias, los pasos por la roca desnuda y la zona de las cadenas puedan presentar riesgo de caída, en los tramos más aéreos.

Han sido unas siete horas, a ritmo muy tranquilo, disfrutando de un paisaje que invita a recorrerlo sosegadamente, sin prisas.

Saludos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta