-
-
166 m
-39 m
0
1,3
2,6
5,14 km

Vista 2590 veces, descargada 21 veces

cerca de Santoña, Cantabria (España)


Montehano es un monte cónico de 187 metros de alto con una base de 850 metros de diámetro de media. Situado en el término municipal de Escalante, emergiendo de las marismas, ha atraído la atención del hombre desde la prehistoria.
El nombre Hano podría derivar de anus-i (anillo, aro). Dicho topónimo se extiende por diversos lugares de Cantabria que guardan en común una forma circular. Otra posible acepción es fanum-i (templo, lugar sagrado). La religión de los antiguos cántabros confería un carácter sagrado a los árboles y bosques (ahora nuestra religión es arrasar y cementar, dicho sea de paso). En Montehano confluía un bosque rico y frondoso con una forma cónica casi perfecta que sin duda atrajo a los habitantes de estas tierras antes de la romanización.
La cima de Montehano alberga los restos de un recinto medieval, aunque no sería descabellado que éstas se asentasen sobre los vestigios de una pequeña fortificación cántabra. Se conocen hasta tres montes cercanos (Laredo-Seña) con estructuras y restos arqueológicos que se corresponden con poblados cántabros pre-romanos. La cuestión está oscurecida en el Monte Buciero, donde a día de hoy el conocimiento histórico salta del año 5.500 antes de nuestra era a la ocupación romana en el entorno de la Iglesia de Sta María de Puerto, ya en los siglos I a IV de nuestra era, a excepción de unos fragmentos cerámicos aparecidos en la Cueva de la Hiedra los cuales serían el único puente entre ambas épocas.
Montehano, en su pequeña extensión, es todo un compendio de leyendas (el supuesto tesoro en un subterráneo del castillo medieval, el supuesto faro que ocupó su cumbre), despropósitos sangrantes (una cantera que dejó el monte temblando y una explotación que ya no extrae roca, pero sigue contaminando en medio de una reserva natural, sin que nadie mueva un dedo), dos cuevas con ocupación prehistórica, un convento plagado de historia situado a sus pies...

...y un búnker paralizado en la bruma del tiempo desde el verano atroz de 1937 El búnker de Montehano aprovecha la formación rocosa en un punto orientado al suroeste. Un grueso muro salpicado de troneras irregulares que cierra una oquedad natural creando un habitáculo resguardadoLa sección de techo inicial se ha desplomado. El lugar siempre me produce una sensación extraña, de tiempo detenido y escalofrío imposible de contener. Es fácil imaginar a aquellos hombres tomándose un descanso sentados entre estas piedras extrañamente vivas. El silencio gobierna hoy en el búnker de Montehano. Las troneras sin ametralladoras. El búnker sin enemigos a los que abatir. El encinar cegándole los ojos y zarandeándose con pequeños crujidos. Sobrecoge y al mismo tiempo te sientes tranquilo, el visitante se siente intimidado y sólo puede contemplar estos vestigios con silencio y respeto
  • Foto de BUNKER
Fondo
  • Foto de INICIO
Calle
  • Foto de MONTEHANO(ruinas)
Fondo

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta