Tiempo  5 horas 56 minutos

Coordenadas 1058

Fecha de subida 18 de marzo de 2013

Fecha de realización marzo 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.508 m
1.110 m
0
4,8
9,6
19,17 km

Vista 4650 veces, descargada 93 veces

cerca de Montejo de la Sierra, Madrid (España)



Marcha realizada el sábado 16 de marzo de 2013
Al llegar al pueblo de Montejo de la Sierra cae agua nieve y los cordales montañosos que rodean el pueblo se encuentran tapados por nubes de nieve, más que de agua. A las diez y veinte empezamos a caminar en una mañana, en la que según avanza el día, se va tornando cada vez más oscura y sombría en cuanto a lo meteorológico.

Caminamos un par de minutos por la carretera en dirección a la salida hacia el Hayedo de Montejo, para justo en las últimas casas y calle de la derecha bajar por una calleja, bastante embarrada por cierto. Llevamos rumbo este, y en una primera curva a la derecha hemos pasado muy fácilmente, por su correspondiente puente, el río de la Madre. Este mismo río habrá que volverlo a pasar a la vuelta, pero con más dificultades, ya que viene muy crecido y su paso normal está totalmente anegado, dejando como única opción un puentecillo abandonado y en desuso que ofrece muy poca confianza. Seguimos hacia la zona de los Llanos, por pistas para el ganado que se encuentran hechas un auténtico patatal. El motivo no es otro que el tránsito de máquinas y coches de los ganaderos de la zona. La tierra está muy húmeda y en algunos tramos las rodadas se hunden en la tierra varios centímetros. A la ermita llegamos en poco más de media hora, tras recorrer los dos primeros kilómetros de los casi veinte que pensamos hacer en el día de hoy. La ermita tiene una amplia zona y siempre es un buen sitio para reponer fuerzas, antes de continuar la marcha. Desde la ermita, siempre con rumbo este, en un kilómetro y medio más estamos en la zona de las Cabezas, que se encuentran a su vez un kilómetro antes de llegar a Monte Negro. A los cuatrocientos metros, ahora con dirección sur, cruzamos el arroyo Nazaret, para continuar por la misma senda y en ochocientos metros más llegar hasta la carretera que sube desde Prádena hasta el puerto de la Puebla. Por la carretera hay que andar poco más de trescientos metros, antes de salirse en la primera curva y así coger una pista que haciendo un par de zetas a izquierda y derecha se dirige hacia Peña Morenilla y la pista que nosotros queremos tomar. Esta vieja y bonita pista se construyó durante la GCE, y en su momento se la llamó: la Pared de Prádena. Dicha pista, por encontrarse por encima de los mil quinientos metros, suele estar nevada en esta época del año, y transcurre, por mitad de la ladera oeste de una cuerda que va desde el collado de la Tiesa hasta Peña Parda, pasando por la Peña del Cuervo y Peña el Águila. Al llegar a la segunda zeta, una marca de cruce que en realidad es un atajo hacia la misma carretera, supone el inicio del tramo de pista, propiamente dicho, casi horizontal, con una longitud de unos tres kilómetros aproximadamente, y que todo el tiempo, supone un mirador privilegiado de toda la Dehesa Boyal y algunos de los pueblos de esta vertiente. Como la pista se corta y finaliza sin llegar a ningún sitio, hay que abandonarla trescientos metros antes de que esto ocurra. Para ello, se coge un senderito que saliendo por la derecha baja poco más de medio kilómetro, salvando un desnivel de ciento cincuenta metros, antes de conectar con la pista de abajo. Nada más conectar con dicha pista, una prueba más de la fratricida y absurda contienda que tuvo lugar en buena parte de la sierra. Se trata de la posición “Díaz Montero”, uno de los cuatro o cinco fortines republicanos de ladrillo macizo y hormigón que hay en esta zona de los Rasos. La pista que seguimos en realidad se trata del cordel de las Coronillas o camino de las Suertes, y que recorremos durante más de un kilómetro, para acabar dejándola por la derecha, tras tomar la Cañada de las Merinas, según reza en varios letreros informativos. En realidad, dicha cañada aparece en los mapas como cordel de la Cabezada, y que rodea por el lateral este una buena parte de la Dehesa Boyal. Nada más pasar una de las señalizaciones que indican dicha dehesa, pasamos el arroyo de los Santillos, que como el resto de los que hemos visto viene de lo más crecidito. A poco más de medio kilómetro más adelante volvemos a cruzar la misma carretera de por la mañana, aunque en esta ocasión mucho más cerca de Prádena del Rincón, que del puerto de la Puebla. Ya estamos muy cerca de Montejo, pero también queda a nuestra derecha la laguna Salmoral, que en esta ocasión no visitaremos, puesto que pasamos por la zona de los Palacios para dirigirnos hacia Prado Valladar y los Llanos, que por cierto rebosaban de pastos verdes con grupos de vacas y caballos, que parecían estar a sus anchas.
16-MAR-13 12:37:35
16-MAR-13 14:03:11
16-MAR-13 11:48:27
16-MAR-13 15:07:46
16-MAR-13 15:13:38
16-MAR-13 11:06:40
16-MAR-13 14:05:44
16-MAR-13 12:07:14
16-MAR-13 16:06:51
16-MAR-13 14:57:08

4 comentarios

  • Foto de Pedro Solé

    Pedro Solé 10-nov-2016

    Gracias por la ruta, Sextante. Tiene buenas vistas y, en un día fresco y soleado como el de hoy, resulta muy agradable. Sólo un comentario: el "puente en mal estado" ahora está en perfecto estado, parece que lo han restaurado.

  • Foto de sextante

    sextante 11-nov-2016

    Gracias a ti, Pedro, por la puntualización. Creo que este tipo de actualizaciones nos vienen bien a todos.
    Un saludo

  • jmunozlopez60 19-nov-2017

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Muy bien explicada la ruta

  • Foto de sextante

    sextante 20-nov-2017

    Gracias jmunozlopez60 por tu comentario y valoración.
    Un saludo

Si quieres, puedes o esta ruta