Tiempo  5 horas 32 minutos

Coordenadas 3164

Fecha de subida 15 de noviembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

-
-
2.100 m
1.765 m
0
4,6
9,3
18,56 km

Vista 195 veces, descargada 9 veces

cerca de Lozoya, Madrid (España)

Subimos a los Montes Carpetanos desde el Puerto de Navafría (1.774) hacia Peña del Buitre (2.104) y Reajo Alto (2.099).

Partiendo del pequeño parking del puerto cruzamos la barrera y tomamos la pista cortafuegos que asciende entre el pinar, paralela al límite entre Segovia y Madrid, con la alambrada a nuestra derecha. Subiremos, pues, por el lado segoviano. Esta frontera va a ser nuestra referencia constante hasta alcanzar las cotas más altas de nuestra ruta.
Va a ser un sube y baja que nos llevará al Alto de la Pinarilla (1.867), Pico del Reventón (1.925) y, tras pasar un portillo (2.070), al amplio cordal alomado y romo de los Reajos.

Pasamos por el Reajo Capón (2.099) y sus restos de construcciones guerracivilistas; es normal, las vistas desde este estratégico punto dominan en días claros como hoy todo el Valle de Lozoya y ampliamente la Sierra de Guadarrama.
Buscamos de nuevo el camino que transcurre entre piornos y enebros y alcanzamos una lagunilla de anfibios protegida por una cerca de madera. Siguiendo la ruta alcanzamos otra construcción de piedra, esta vez redonda, que podría ser también de la Guerra Civil -¡hay tantas!- o un simple toril. Llegamos a la Peña del Buitre (2.104) y sus vistas complementarias sobre el otro lado de la sierra, la llanada segoviana y el cordal hacia Somosierra.
Descendemos en dirección al límite interprovincial nuevamente y descubrimos los restos de animales muertos y quizás devorados por los buitres que dan nombre a la zona, en lo que debe ser un muladar.
Salimos del camino, entre el piornal, hasta encontrar el geodésico del Reajo Alto (2.099) y sus magníficas vistas.
Reanudamos la ruta hasta encontrar un muro de piedra que marca el límite municipal, entre Lozoya y Navarredonda y San Mamés; giramos y con dicho muro paralelo a nuestra derecha comenzamos un abrupto descenso por un amplio cortafuegos. Alcanzamos así, a la derecha, la puerta de la pista llamada Camino Horizontal, que tomaremos sin más dificultad que los aproximadamente 7 kilómetros que nos separan de nuestro punto de partida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta