Tiempo  13 horas 12 minutos

Coordenadas 5224

Fecha de subida 21 de julio de 2014

Fecha de realización julio 2014

-
-
2.188 m
1.276 m
0
8,2
16
32,81 km

Vista 1417 veces, descargada 98 veces

cerca de La Riera, Castilla y León (España)

La ruta parte de Torre de Babia y recorre algunas de las cumbres más altas de la zona fronteriza entre La Babia y Somiedo. Saliendo de Torre de Babia por el camino que nos lleva hasta la Laguna de Las Verdes, lo abandonamos poco después de pasar una fuente a la izquierda, para tomar un camino, no muy claro en sus inicios, que nos subirá hasta la Majada de Vega Vieja. Seguiremos la senda que se marca entre la muria de piedra y la cabaña hasta llegar a una pradera prácticamente llana, que deberemos atravesar. Si nos fijamos bien, a la parte opuesta del punto por el que llegamos, se ve un hito de piedras que nos marca el inicio de un nuevo repecho que nos separa de la base del Montihuero en su lado suroriental. Yo lo superé dirigiéndome algo a la derecha, puesto que sería por esta parte por la que atacaría la primera cumbre de la jornada. Superado el repecho, llegamos a una zona de pradera mucho menos pendiente, salpicada de alguna escoba; desde aquí nos dirigiremos hacia la base de un espolón del Montihuero que veremos frente a nosotros, por donde encontraremos una senda que nos llevará a la canal por donde ascenderemos. Esta canal está recorrida de abajo a arriba por un canchal muy incómodo, por lo que ascenderemos por el lado izquierdo, hasta llegar a un punto en el que se abre; aquí giraremos a la izquierda para dirigirnos a lo que parece un collado que se forma en medio del espolón que baja. En este punto pasamos al otro lado del espolón para seguir ascendiendo por un terreno algo menos inclinado que en la canal hasta aparecer en una casi llanura que precede a la cima, que veremos al fondo. Nos odemos encaminar hacia ella por el borde noreste para ver las caídas de la peña hacia la zona de la majada Las Verdes. Siguiendo una senda, y aunque no la sigamos, coronamos fácilmente el Montihuero. Desde aquí iremos cresteando sin mayor dificultad, pasando por El Picón y Peñaredonda. Entre el Montihuero y El Picón, dependiendo por donde pasemos, nos encontraremos un tramo de bajada entre rocas, que puede requerir echar en algún momento las manos, aunque solo sea para mantener el equilibrio o, si pasamos más a nuestra izquierda, por una zona mucho más cómoda, que es la que señala este track.
Para pasar de Peñaredonda a Peña Salgueiro tenemos varias opciones; tirarnos poco después de pasar la cumbre hacia la depresión que las separa, llegando hasta el Collado Las Malvosinas y desde él subir por una ladera salpicada de piedra, o bien seguir por la cresta de la Peñaredonda para bajar enfrente del extremo SE de Peña Salgueiro. Hay ruta para subir tanto por la izquierda como por la derecha, que es por donde marca este track. Tras una corta ascensión llegaremos a una zona mucho menos inclinada, para ver al fondo la silueta inconfundible de un ser extraño que vive en la cumbre de Peña Salgueiro. Para pasar a la Peña Los Años empezaremos dando al vuelta por donde vinimos, pero pronto nos hemos de tirar a nuestra izquierda para bajar en dirección al Collado Las Malvosinas. De la que descendemos al collado podremos estudiar la mejor manera de superar la panda que baja de la P. Los Años, que bien puede ser dirigirnos hacia una depresión que nos irá subiendo hacia la cumbre. Desde ella iremos cresteando o casi, hasta llegar a la Punta la Sierra. Desde aquí podremos contemplar buena parte de la ruta que nos espera y las cumbres que ya hemos hecho desde que pasamos el Montihuero. A unos 50 m. al NO de la cumbre, siguiendo por la cresta, veremos un buen lugar para descender hacia el collado de la fuente del Corisco; no hay un camino predeterminado, así que bajaremos por cualquiera de las trazas que surcan la ladera. Una vez en el collado, si nos hiciese falta agua, podemos dirigirnos unos 150m. hacia el norte hasta la fuente el Corisco. Si no es el caso,mantendremos dirección E para subir hasta la Peña Chana. En la subida podremos seguir cualquiera de las sendas que existen y que a media altura se arriman a uno de los crestones rocosos que bajan, llegando después a la característica zona casi llana de la cima, que contrasta con las caídas que hay hacia el norte y el este. El descenso lo haremos por el mismo sitio de la subida y una vez en la base iremos rodeando la peña en el sentido de las agujas del reloj, hasta asomarnos a los Puertos de Covalancha, que nos sorprenderán con su hermosura y su llanura. Desde aquí podremos tomar una ruta elevada, por la falda de la Peña Chana, hasta llegar al Collado de la Cueña, o bien podremos bajar a los puertos para arrimarnos al cauce del río Sil, primero, y luego seguir aguas arriba al arroyo Cebolledo hasta que toma una clara dirección norte, cuando nosotros empezaremos a subir por la falda de La Cervata, en su extremo sur, acercándonos a un resalte rocoso, que libraremos girando a la derecha, para encaminarnos luego a la cresta, que seguiremos hasta llegar a la cima. De La Cervata pasamos a Peña Orniz bajando al collado que las separa y volviendo a subir. Hacia el oeste, las aguas van a Sil y hacia el este acabarán en el Duero. Bajamos de Orniz por donde subimos, pero antes de llegar al collado tiramos hacia el este, a coger una senda que va paralela a la Muria Brava, hasta llegar a la laguna Congosto. Continuamos bajando, sin una traza concreta, por la panda que queda entre la estrechura que excava un regato contra la Muria Brava y el cauce del río Congosto. Al llegar a una zona casi llana, pero estrecha, cruzaremos el regato de la izquierda para arrimarnos a las paredes del Pico Blanco y empezar a subir hacia el collado Congosto. En este momento podemos decidir si subir arrimados al cresterío de la izquierda o por el centro del valle. Casi arriba, no será necesario que lleguemos a pasar por el collado, sino que tiraremos por su derecha, encarando ya la falda herbosa del Calabazosa, para dirigirnos a un paso de roca, bien visible desde lejos, por el que subiremos y girar a nuestra derecha casi 180º para continuar hasta la cumbre, por un terreno a veces bastante inclinado. Bajamos por el mismo lugar de subida hasta las inmediaciones del collado Congosto, para continuar rodeando la cresta sur de la peña y dirigirnos al collado Solarco, desde donde ascenderemos a la peña del mismo nombre sin mayor complicación. Para bajar lo haremos por el mismo sitio, hasta la mitad de ladera, girando 90º a nuestra izquierda para continuar el descenso por zonas de tierra pelada y el surco que va excavando un pequeño torrente. En el fondo del valle nos encontraremos con un camino bien marcado, paralelo al río La Majúa y al poco con una portilla, coincidiendo con la parte más estrecha del valle, entre las estribaciones de la Peña Congosto y de a Peña Solarco. Superado este punto, contnúa el camino en suave descenso hasta encontrarse con la pista que nos llega por la izquierda del collado Queixeiro. Giramos a la derecha para bajar hacia el río y cruzarlo por un puente, justo para ver una pequeña cascada. A partir de aquí seguiremos la pista, que nos llevará hasta Torre de Babia, pero si, ya que estamos por aquí, queremos conocer la laguna La Recoleta, seguiremos el track y caminaremos en dirección al rellano que se extiende justo al sur del collado que separa La Cervata de la Peña Congosto. Una opción más cómoda que la del track es continuar por la pista hasta haber superado una alambrada y llegado a un cruce. Por la izquierda llegaríamos al pueblo de Robledo, luego de pasar por Michos Prietos, el Alto de La Collada y el Alto del Cuerno. Por la derecha iremos hacia la laguna, que veremos al pie de una ladera pedregosa, que se encuentra muy colmatada y, al menos en verano, con nula superficie de agua libre, pues está totalmente cubierta de vegetación palustre. Para volver a la pista, la mejor opción es continuar al lado de la ladera hasta encontrarnos con una construcción ganadera,y seguir el camino que nace a su lado. Pista adelante, llegará un momento en que se una con la que baja de la laguna Las Verdes, y de aquí a Torre de Babia ya no nos queda nada.
Apenas queda un cercado de piedra de lo que fue. La cabaña es de bloque de hormigón y desentona en un paisaje en el que abunda la piedra.
Sube por el contrafuerte sureste de la montaña. Como mejor se sube es por la izquierda. Cerrado abajo se abre en la parte superior al llegar a una colladina.
En la parte superior de la canal. Desde ella ya vemos el último tramo de subida, antes de aparecer en la planicie que precede a la cumbre.
Segunda máxima altura del día. Su cumbre se sitúa al noroeste de una casi llanura, que contrasta con lo abrupto de su cara norte, a cuyos pies se sitúa la laguna de Las Verdes.
Cumbre menor situada entre el Montihuero y Peña Redonda, con una excelente vista sobre la canal que sube desde la laguna de Las Verdes.
Ignoro la razón del nombre de esta cumbre, alargada, y con su ladera sur tremendamente escarpada.
La Peña Salgueiro, con su doble cima en lo alargado de su forma, nos depara una sorpresa al acercarnos a su cumbre, sorpresa que es aún mayor si tenemos niebla.
Forma, junto con Punta la Sierra, una montaña alargada. Separa el cresterío que va del Montihuero a Peña Salgueiro, del que empieza en Peña Chana y termina en la Peña Congosto.
El extremo de la minicadena que forma con la Peña Los Años. Por suladera norte se puede bajar al Collado de la fuente Corisco.
Alude su nombre a la particularidad de tener una cumbre plana, por otra parte nada raro en la zona. La manera más sencilla de subir es por su ladera oeste.
Zona amplia y de gran belleza. La primera vez que la vi, desde las inmediaciones de la Majada Calderones, me dejó con la boca abierta.
Llegando desde los puertos de Cuetalbo, la subida la empezaremos por la cresta sureste, dirigiéndonos a unos resaltes rocosos muy evidentes.
Cumbre en forma de C, con enorme contraste entre sus cara sur y norte. El collado que forma con la Peña Orniz separa las aguas del Sil y las del arroyo de la Majúa, que acabarán en el Duero.
Máxima altura de la zona, se encuentra en la frontera entre la Babia y Somiedo.
Nace entre Peña Orniz y La Cervata, cayendo al este, y en su zona más alta cuenta con la laguna Congosto, que en invierno queda sepultada por la nieve.
Como muchas de las montañas de esta zona, tiene una cumbre alargada y un gran contraste ente una ladera muy abrupta y otra más transitable. Es la gran bisagra entre el valle Congosto y el valle Valverde, que baja hasta Torrestío.
Entre la Calabazosa y la Peña Solarco, es el punto de acceso más cómodo a esta última.
Entre la Peña Calabazosa y Morronegro. Aislada por collados y valles.
Cierra la parte superior del valle Congosto y se sitúa en La Foz, la parte más estrecha entre las estribaciones de la Peña Solarco y la Peña Congosto
El río de la Majúa, poco después de su paso por La Foz, formada entre la Peña Congosto y la Peña Solarco, forma unas cascadas de gran belleza.
Se encuentra en los estadios finales de colmatación.

1 comentario

  • Foto de raitanín

    raitanín 23-ago-2014

    Debido a que el día que se realizó la ruta hizo un tiempo bastante malo, con lluvia y niebla, además de las pocas fotos hechas, se han utilizado fotografías de otras excursiones por la zona.

Si quieres, puedes o esta ruta