Tiempo en movimiento  3 horas 29 minutos

Tiempo  4 horas 50 minutos

Coordenadas 2473

Fecha de subida 30 de enero de 2020

Fecha de realización enero 2020

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
528 m
340 m
0
3,5
7,1
14,1 km

Vista 100 veces, descargada 8 veces

cerca de Navajas, Valencia (España)

Bellísima ruta acompañando al río Palancia desde el embalse del Regajo (ubicado en el municipio de Jérica), por la ruta del agua y las fuentes que atraviesa el municipio de Navajas, hasta el puente de Martinete (ya en el término municipal de Segorbe).
Navajas es una muy bonita población situada en el curso medio del Palancia. Fundada en época de los árabes, fue conquistada por Jaime I y cedida al Obispo de Segorbe, para después pasar -entre otros- a manos de los Condes de Cirat y del Marqués de Dos Aguas. A partir del siglo XVIII inició un notable crecimiento relacionado con la construcción de un buen número de grandes mansiones utilizadas como residencia de verano por algunas de las familias más adineradas de Valencia. En el centro de la población hay una plaza donde está plantado un olmo de considerables dimensiones desde 1636.
Al norte de Navajas se encuentra el embalse del Regajo, con capacidad para 6 hm3, que ocupa una superficie de 82 hectáreas y fue acabado de construir en 1959. Hoy, tras las recientes lluvias, está casi lleno y desagua una buena cantidad de agua por el aliviadero, como se puede ver en las fotos, lo que confiere un buen caudal al río Palancia, cuyo curso seguiremos en la mayoría del resto de la ruta.
El río Palancia nace en la Sierra del Toro, provincia de Castellón, cerca del límite con Teruel, y tras un recorrido de unos 85 km. desemboca en el mar entre los términos de Sagunto y Canet. Poca agua aporta al mar habitualmente, porque al pasar por Sot de Ferrer su caudal es desviado hacia la Acequia Mayor de Sagunto, dejando el cauce del río prácticamente seco (a pesar de que ahora Sagunto recibe su aporte de agua desde el Júcar). El agua del Palancia es excelente hasta que llega a Bejís, pero luego comienza a recibir vertidos de diversas poblaciones, y la calidad del agua empeora notablemente. En el curso del río hay dos embalses (el del Regajo, por el que pasamos hoy, y el de Algar, de capacidad similar), ambos con historias de problemas que han llevado a reducir oficialmente la capacidad de la presa del Regajo hasta los 4,90 hm3, y han valido para que el embalse de Algar sea conocido como el de los despropósitos (que, eso si, han costado una millonada mientras el embalse sigue inutilizado, y probablemente no lo sea nunca). Les suena la historia del embalse de Isbert en el río Girona?. Pues esa era de hace muchos años, pero la de Algar es muy reciente, y de vez en cuando sigue habiendo alguna propuesta para volver a meter un puñado de millones más en un lugar donde la elevada permeabilidad del suelo impide que pueda cumplir una función de retención de agua. Si quiere más datos consulte las hemerotecas, la cosa es para llorar aunque a algunos les haga troncharse de risa.
El punto de partida de la ruta a pie está en la Estación del tren en Navajas. Hemos llegado ahí por la A-23, desde Valencia, que abandonamos en la salida de Navajas, para dirigirnos hacia la Urbanización Altomira y la Estación.
Comenzamos a andar en dirección oeste, para llegar a una calle por la que giramos a la izquierda, pasando bajo un puente del ferrocarril, y seguimos recto subiendo en dirección a la Torre de Altomira, una bonita torre cilíndrica del siglo XI (restaurada). Poco más adelante encontraremos un puente sobre la Vía Verde de Ojos Negros, que hemos utilizado anteriormente aunque esta vez preferimos seguir el itinerario descrito por Juane Alemany (6682495) para llegar hasta el Embalse del Regajo. Nada más pasar el puente deberíamos tomar la pista no asfaltada por la derecha, pero en su lugar seguimos recto por un sendero escasamente marcado que sube hacia una repisa de roca, donde ya giramos a la derecha para llegar más adelante a la misma pista que no hemos querido coger antes (y que es el camino más fácil). Seguimos ascendiendo por la pista, para girar a la izquierda en el primer cruce (si se gira aquí a la derecha se llega a la vía verde, que ya no tiene pérdida hasta el embalse); en el siguiente cruce escogeremos la pista/sendero que sale por la derecha, iniciando un progresivo ascenso hacia la partida de Altomira, en su mayoría entre campos de cultivo, para luego seguir hacia las partidas de Martinete y La Dehesa por una bonita senda entre los árboles de un agradable bosque de pinos. En mi opinión esta senda es más bonita que la vía verde y, desde luego, hay muchos menos ciclistas recorriéndola.
Al final de La Dehesa cruzamos de nuevo la vía verde, y nos acercamos a un brazo lateral del embalse, que hoy parece casi lleno, en un día soleado con excelente visibilidad. Pasamos bajo un puente sobre el que cruza la vía férrea de Teruel a Valencia, y giramos a la derecha por un sendero próximo al borde del agua, que en pocos minutos sube a la altura de la vía férrea (donde vemos gran número de traviesas de tren de doble ancho, aunque las que están en uso no parecen muy viejas), y de aquí alcanza la pista asfaltada que recorre la cima de la presa del embalse. Desde aquí tenemos excelentes vistas del embalse, pero también de la presa, que descarga ahora gran cantidad de agua a través del aliviadero central. En las cercanías se ven varios cormoranes tomando el sol, uno de los cuales tiene las alas ampliamente abiertas, produciendo una sorprendente sombra. El río, que lleva bastante agua, inicia un poco más adelante, tras pasar bajo un puente de la carretera a Caudiel y antes de llegar a Los Baños, su recorrido por el término de Navajas.
Nosotros tendremos que bajar hasta el nivel del cauce, así que cruzamos la presa y un área recreativa situada un poco mas adelante (y donde vemos una ardilla jugando entre los pinos, continuando por la carretera un corto trecho hasta llegar a Los Ángeles, donde giramos a la derecha para descender por una pista hacia Los Baños.
Aquí encontramos un precioso puente medieval, con un gran arco central y un suelo empedrado. Aquí empieza, en propiedad, la ruta del agua de Navajas. Por el lateral del puente encontramos unas escaleras que nos permiten bajar hacia el río en el lugar donde hay una salida de agua de un molino, y se inicia una plataforma en el lateral izquierdo del cañón del río, con una cadena quitamiedos instalada, para evitar visitas al río en caso de resbalar. La plataforma desaparece, pero continuamos por un sendero que acompaña a una tubería, y que abandonamos por un momento al llegar a una estación de aforos, que encontramos pasado El Martinete, para luego volver al sendero subiendo unos 10 metros por la ladera del cañón, en un trazado bien visible en el track. Por aquí seguimos, sin dificultad, hasta alcanzar la Fuente de la Salud. Aquí iniciamos la ruta de las fuentes de Navajas, y algo más adelante encontraremos un puente por el que pasamos al lado derecho de río, para seguir una calle en ascenso que nos lleva por Navajas, bajo unos notables acantilados artificiales (la versión local de las casas colgadas, algunas de las cuales no parecen ofrecer gran seguridad), donde se aprecian las entradas de algunas cuevas, que suponemos en desuso actualmente. Seguimos rodeando Navajas por la pista que bordea el cauce del río, para pasar por un túnel natural y por varias fuentes (del Lugar, la Peña, Nuestra Señora de la Luz y del Hierro), antes de alcanzar un notable lugar: una escalera que da acceso al Mirador Paraiso, desde donde nos cae una buena cantidad de agua por la cascada del Tío Juan.
Siguiendo adelante pasaremos por una nueva fuente, la de Mosén Miquel, y poco después llegamos al área del Salto de la Novia, con la notable cascada del Brazal, de unos 30 metros de altura. Este es un lugar bellísimo, sobre todo cuando la cascada tiene mucha agua, como ocurre hoy, y el río tiene un notable caudal. Toda la ruta del agua es muy bonita, pero esta zona lo es aún más. Una de las cosas que más llama la atención es el relieve de las paredes del cañón, con numerosas cuevas e irregularidades en las paredes de roca arenisca, que ya empezamos a ver en Navajas.
Anteriormente hemos continuado la ruta siguiendo por un sendero paralelo al cauce del río hasta las cercanías de Segorbe, pero esta vez tenemos la idea de hacer la vuelta por Navajas. En los mapas hemos identificado dos sendas paralelas al río, una a cada lado, pero no existe lugar donde sea posible cruzar el río, menos aún con el elevado caudal que hoy lleva. La alternativa que escogimos fue utilizar el sendero que sigue la ribera izquierda del río, que poco más adelante se bifurca: el sendero de la izquierda asciende por la ladera y algo más adelante está el punto donde comienza el sendero de la ruta del reloj (que nosotros no seguiremos), continuando hasta cruzar un antiguo canal, actualmente en desuso. que desciende por la ladera hasta llegar a las cercanías del río. A la derecha de los restos del canal se ve un sendero bien definido, que desciende hacia la senda de la ribera al lado de la pared del canal hasta llegar a un lugar donde el canal parece haberse quebrado; hasta aquí el sendero es fácil, sin problemas significativos; los últimos metros hasta llegar a la senda de la ribera, por el contrario, son algo más complicados: aunque el desnivel a salvar no llega a los 10 metros, el terreno es muy blando y el agarre es escaso, a pesar de lo cual pudimos salvarlo sin problemas con apoyos de manos para aumentar la estabilidad. Salvado este obstáculo, la senda no presenta problemas hasta llegar al puente sobre el Palancia (puente de Martinete), donde daremos la vuelta, para regresar hacia Navajas por la senda de la ribera. Hay un lugar donde hay unas cadenas derribadas, pero no hemos visto signos de prohibición, además de que la senda por la que pasamos es un camino antiguo.
Tras alcanzar Navajas, atravesamos la población para llegar a la Estación, donde hemos dejado estacionado el coche, y finaliza la ruta.
En conjunto una ruta excelente, donde la ruta del agua y las fuentes son la parte más destacada, pero el embalse del Regajo, el camino de acceso al embalse y la población de Navajas justifican también una visita. Con una longitud media-larga y un desnivel moderado es una ruta con algunas limitaciones para senderistas sin experiencia o con limitaciones físicas, que sin embargo puede gustar sobremanera a los senderistas en buena forma. A pesar de que hay un buen número de fuentes en el camino, el agua que vierten no está tratada, por lo que nosotros preferimos llevar nuestra propia agua, en cantidad suficiente. Algo de comida, bastones y buen calzado son recomendaciones generales aplicables. Si decide seguir la ruta que presentamos tenga especial cuidado en la bajada al lado del canal hacia la senda de la ribera, en lo que consideramos único punto complicado de la ruta; una alternativa más tranquila (que recomendamos a los senderistas con menos experiencia) es hacer ida y vuelta por la senda de ribera.
Waypoint

Waypoint

Waypoint

Comienzo sendero

foto

Torre Altomira

foto

Recto

foto

Foto

Waypoint

Derecha

Waypoint

Izquierda

Waypoint

Derecha

Waypoint

Izquierda

foto

Vía Verde

Waypoint

Derecha

Waypoint

Embalse

Waypoint

Presa

foto

Foto

Waypoint

Derecha

Waypoint

Derecha. Bajada hacia Fuente de los Baños.

Puente

Puente de Los Baños

Waypoint

Río Palancia y puente de Los Baños

Waypoint

Estrechos

Waypoint

Estación de aforos

Waypoint

Subida a sendero superior

Waypoint

Fuente

Waypoint

Puente y Navajas

Waypoint

Cuevas y edificaciones

Waypoint

Izquierda

Waypoint

Waypoint

Waypoint

Túnel en el sendero

Waypoint

Fuente, puente con tubos para paso del agua.

Waypoint

Fuentes

Waypoint

Mirador y cascada del Tío Juan

Waypoint

Fuente de Mosén Miguel

Waypoint

Cascada del Brazal y Salto de la novia

El nombre del Salto de la Novia corresponde a la zona del río a la que acudían las doncellas casaderas de la zona para predecir si iban a ser felices en su matrimonio, por el contrastado método de saltar el río de un lado a otro; una moza falló en el salto y se cayó al río, al ver que se estaba ahogando el novio se tiró al agua para rescatarla y ambos acabaron ahogándose. Aunque muchas personas parecen creer que la cascada es el Salto de la Novia, eso no es así, siendo su verdadero nombre el de Cascada del Brazal.
Waypoint

Inicio del sendero de ribera y de la ruta del reloj

foto

Canal abandonado y sendero de bajada a su derecha

Waypoint

Sendero de bajada

foto

Alcornoque y sendero de ribera.

Puente

Waypoint

7 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 31-ene-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta

  • Julio Gomez de insausti 31-ene-2020

    Excelente ruta

  • César Argilés 03-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Si además el día acompaña.....,espectacular ruta ,abundante agua,nunca había contemplado el velo de novia de navajas con esa elegante caida....Mañana deliciosa,terminada con buena comida en el café Valenciano,sito en la plaza del Olmo

  • sofia salas 04-feb-2020

    Preciosa ruta como todas en las que hace su presencia el agua y en este caso en casi todas sus modalidades: río, saltos, cascadas, fuentes, destacando la del Hierro, con 12 caños. Tampoco se queda atrás la majestad del olmo y el alcornoque en primer plano ni las laderas y paredes del cañón. Muy bonitas también las fotos con aves acuáticas y muy simpática la ardilla.
    Eduardo, muchísimas gracias por mostrárnosla y como siempre por tus inestimables comentarios

  • javeadeverano 05-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta, aunque yo no he pasado por el canal.

  • luis.perecruz 06-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta de agua.

  • Ricardo Jose 18-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Itinerario de agua muy bueno

Si quieres, puedes o esta ruta