Tiempo  5 horas 48 minutos

Coordenadas 691

Fecha de subida 13 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
1.127 m
904 m
0
3,6
7,1
14,28 km

Vista 780 veces, descargada 31 veces

cerca de Navalafuente, Madrid (España)

Empezamos la ruta justo en el Monumento al Senderista que hay en Navalafuente. Atravesamos el pueblo y cogemos el camino que hay a la derecha de la Iglesia de San Bartolomé. Llegamos al Arroyo de Gargüera, lo cruzamos por el puente y tomamos el camino de la derecha. El de la izquierda lleva a la cascada, pero será por el que volvamos, así tomamos el de la derecha. No abandonamos el camino, el cual nos lleva a la M-631. Atravesamos la misma, con cuidado porque hay una curva cerca, y vemos al otro lado un pequeño sendero. Este sendero discurre paralelo al Arroyo de Albalá. Durante unos minutos la vegetación es frondosísima y el avance resulta dificultoso. El sendero se aleja del arroyo para dar a una carretera de tierra justo en la cantera de granito de los Navazales. El sol empieza a apretar y la falta de sombra aumenta el calor. Seguimos unos minutos por la carretera, atravesando la cantera. La abandonamos para seguir por un camino que vuelve a ir paralelo al Arroyo de Albalá. Más adelante tenemos que cruzar este arroyo ya que la senda lo atraviesa. Un poco más allá vemos un antiguo puente de granito. Llegamos a un descampado donde hay un pilón del que mana un gran chorro de agua. Desde aquí nos dirigimos al Molino Cimero. Es una ¿reconstrucción? realmente penosa. Abajo se puede ver la piedra y la rueda del molino. Seguimos por el sendero para llegar de nuevo al camino. Éste vuelve a desaparecer y continuamos por una torrentera por la que deben bajar las aguas. Sin abandonar este sendero llegamos a una pista justo al lado de la vía del tren. Cogemos esta pista que nos lleva a la M-610 justo a la entrada de Valdemanco. Nos adentramos en el pueblo para aliviarnos del calor en la sombre de una terraza de un bar. Aquí disfrutamos de un par de cervezas durante media hora.

Una vez repuestos, iniciamos la vuelta. Esta vez atravesamos la vía del tren por un túnel bajo la misma. Nada más cruzar el túnel cogemos el camino de la derecha. Este es el camino de Guadalix. Las nubes que vienen de la sierra nos proporcionan sombra durante gran parte del camino. Pasamos por otra cantera, y un poco más allá volvemos a atravesar la M-631. El camino desaparece al llegar a la depuradora de Bustarviejo. Seguimos por un casi imperceptible sendero que va al lado del Arroyo de la Gargüera. Subimos a un repecho y a continuación vamos descendiendo por un cañón que nos lleva a El Cancho, donde podemos disfrutar de la espectacularidad de sus cascadas, aún con bastante agua. Paramos para almorzar justo al pie de las cascadas. Después de reponer fuerzas iniciamos el regreso y antes de darnos cuenta ya estamos de vuelta en Navalafuente.

Una ruta interesante, pero no recomendada para estos calurosos días.

Hora Inicio: 06/11/2016 09:58

Hora Fin: 06/11/2016 15:46

Distancia recorrida: 14,3 km (05:48)

Tiempo en movimiento: 04:01

Velocidad media: 2,46 km/h

Vel. en Mov.: 3,55 km/h

Velocidad Máxima: 16,26km/h

Altura Mínima: 903 m

Altura Máxima: 1127 m

Velocidad Ascenso: 151,9 m/h

Velocidad Descenso: -88,4 m/h

Ganancia Altitud: 284 m

Pérdida Altitud: -282 m

Tiempo Ascenso: 01:52

Tiempo Descenso: 03:11

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta