Tiempo en movimiento  3 horas 14 minutos

Tiempo  3 horas 34 minutos

Coordenadas 2587

Fecha de subida 6 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
344 m
16 m
0
3,8
7,7
15,31 km

Vista 49 veces, descargada 1 veces

cerca de Nerja, Andalucía (España)

Un paseo mañanero hacia las montañas, sin tocar el coche, de puerta a puerta.
Iniciamos el camino por el camino de servicio paralelo al río Chillar sobre tres kms.
Una vez pasado bajo el viaducto "río Chillar" de la autovía vemos a nuestra izquierda el desemboque del río Higuerón, seco como el ojo de un tuerto, (a este no le roban gran parte del agua como al Chillar... a este se la roban toda, toda)
Giramos entonces a la izquierda por el cauce seco del Higuerón, pasaremos por multitud de caserios, que a sabiendas que el río no trae casi nunca agua, utilizan el lecho seco como camino habitual.
En un ratillo nos saldrá por nuestra izquierda un camino muy empinado, que tomamos, para ascender a La Molineta, una pequeña urbanización entorno a este antiguo molino en el filo del precipicio.
Seguimos subiendo hasta salir a la carretera y entrar a la población de Frigiliana, que la atravezamos completa por calles y miradores al filo del tajo del Higuerón.
En un ratillo llegamos a la plaza del Ingenio para tomar inmediatamente por un callejón el descenso muy acusado, de nuevo al cauce del río.
Ya en el cauce tenemos varias opciones a nuestra izquierda.... seguir la acequia... seguir el camino hacia el Batán... seguir hasta el Pinarillo espeso, ó hacia los Cahorros altos del Higuerón.
Nada de eso, hoy mas cómodo... giramos a nuestra derecha y por el cauce seco, pedregoso y frondoso vamos a recorrer en bajada los dos kms escasos de los Cahorros bajos del Higuerón.
A veces entre piedras, a veces por vereditas por las orillas llegamos en poco rato a los Cahorros.
Enormes moles de piedras movidas y amontonadas en equilibrio imposible que el empuje del agua en su día arrastro y amontonó. O sigues el cauce del rio y vas saltando o metiéndote por los huecos y grietas.... una parte la hago, otra parte no me arriesgo y las paso por las pasarelas habilitadas.
Llegamos al tramo final formado por cahorros de paredes verticales de entre dos y tres metros de anchura.
Un espectáculo bonito digno de contemplarse.
Llegado al cruce que dejé hace un rato, El de la subida a La Molineta, yo continuo recto por el lecho seco y pedregoso que en 5 kms aprox. me llevará de nuevo a la puerta de mi casa.
Hasta la próxima chicos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta